lunes, 5 de noviembre de 2007

DEJADLE IR


No veo la oscuridad siendo ciego
porque ella es solo del cretino.
De aquel engreído dominante
que sentencia sin razón alguna.
Dadle paz al necio inquisidor
y no se sentirá libre
porque su libertad son las alas cortadas
del prójimo penitente.
Matando al alma tolerante
se siente pájaro cantor
y su desamparo es la jaula
de una sociedad plural.
Dejadle ir, dejadle marchar
ya que sin su embarrada pisada
hará mas humano al humano
más sano al demente hermano.
Dejadle ir, abridle el camino
con alfombra de terciopelo rojo
porque sentirá que acude
al lugar que nadie acude
a rubricar la cobardía del inepto.
Dejadle ir, dejadle
y aplaudid su gallardía
Dejadle ir… dejadle,
que seguiré siendo el ciego
que ve en la libre oscuridad.
Dejadle ir… dejadle.


= = =


Chechu Arroyo
copyright Chechu Arroyo ©

4 comentarios:

María Narro dijo...

tiene mucha fuerza tu poema y te atrapa la primera frase:
No veo la oscuridad siendo ciego...

Es la primera vez que entro en tu blog, pero me temo que no será la última.

Un beso.

Chechu Arroyo dijo...

María:

Que ilusión ver a una nueva persona que te dice lo que siente respecto a lo que uno escribe.

Gracias. En cuanto pueda estaré en tu blog.

Miguel Schweiz dijo...

Magnífico Checho. Fuerza que empuja a reflexionar y además poesía viva, abierta...
Un abrazo

Chechu Arroyo dijo...

Andamos todo el día reflexionando sobre lo que nos rodea. A veces, damos en el clavo, otras, nos perdemos en el desierto de la vida.

Gracias Miguel.