jueves, 22 de noviembre de 2007

MAROMA EN PUERTO


No tienes sentido vida
si mi sentido no está en ti.

Enciendo mis ojos a tu futuro
reflejado en su cuerpo adolescente,
marcho acompañando su risa…
Fue fruto de su vientre.

Rocio en mi vida atormentada,
luna en noches de agonía.
Es ella, vida, la que alegra mi vivir,
mediadora de mi juicio en la locura.

Prudencia en la temeridad,
agua en la sed,
tierra firme en mis barrizales,
maroma de amor en puerto.

No tienes sentido vida
si mi sentido no está en ti.


= = =


Chechu Arroyo
copyright Chechu Arroyo ©

9 comentarios:

María Narro dijo...

pero no siempre el sentido de la vida está en el amor, aunque somos humanos ;)

Un beso.

Caminarsingluten dijo...

Que sentido da a tu vida esa persona a la que dedicas este bello poema.

Siempre tenemos que buscar sentido a nuestra vida, aunque en algunos momentos pensemos lo contrario.

Un abrazo,

Ana y Víctor.

Shikilla dijo...

Qué bonito poema, cuánto amor entretejido en el cáñamo de esa maroma.

Un beso

Moony dijo...

La vida siempre tiene sentido. Ya, ya sé que decirlo es muy fácil y sentirlo, otro cantar.
Pero ¿sabes? yo pensé una vez algo parecido a lo que ahora estás pensando tú.
Y soñé.
Y ocurrió el milagro.
El más maravilloso milagro posible.

Por eso, creo que no hay que claudicar.

Un beso.

Chechu Arroyo dijo...

María:
Yo creo que si, que está en el amor. Lo que ocurre es que ese amor no tiene porque ser hacia las personas solamente.

Ana y Victor:
¡Cierto! Hay momentos complicados de verdad, en los que puedes hasta perder el norte...

Shiki:
Lo del "cañamo de esas maroma" me ha llegado al alma.

Moony:
Enamorado de dos grandes amores, este es uno de ellos.

Gracias a todos. Besos mil.

Maribel Sánchez dijo...

El sentido de la vida lo lidiamos cada día y siempre encontramos un motivo para darselo.

Un abrazo.

Chechu Arroyo dijo...

Maribel:
... y que no nos falten. Gracias por estar aquí.

Miguel Schweiz dijo...

Y en definitiva el sentido de la vida sólo puede darlo el Amor y como dices Chechu, completo hacia todo y todos los que nos hacen sentirlo.
Abrazos

Chechu Arroyo dijo...

Miguel:
¡Eso es! Todo a lo que tengamos amor, todo lo que nos de amor y para todos los que compartamos amor.

Un saludo