lunes, 26 de noviembre de 2007

ME LLAMARON LADRÓN


Me llamaron ladrón
por conocer tus secretos.

Me llamaron ladrón
por tener tus madrugadas.

Me llamaron ladrón
las lunas calientes.

Me llamaron ladrón
por ser tú este beso,
por caricias rozando tu vientre,
por ser mío tu pecho.

Me llamaron ladrón
por la agonía de amarte .

Me llamaron ladrón
por robar tu simiente.

Me llamaron ladrón
y yo dije quererte.
.
= = =
.
Chechu Arroyo
copyright Chechu Arroyo ©

4 comentarios:

Mari Carmen dijo...

Muy hermosa tu poesía.

Buenas noches :)

Moony dijo...

Y ¿qué importa lo que nadie diga? sólo nosotros sabemos los por qués, los motivos.
Y, en nuestro corazón, cuando hay un navegante, sólo lo sentimos nosotros.

Hermosas palabras.

Por cierto, yo tampoco sé si al final de este camino, hallaré alguna vez las letras deseadas.

Un abrazo.

Shikilla dijo...

Robar es quedarse con algo que no es nuestro, si alguien te abre su corazón y deja que vuelen sus secretos hacia el tuyo...¿eso es robar?. Eso es amar.

Un abrazo

Chechu Arroyo dijo...

Mari Carmen:
Gracias. Sale, sin más.

Moony:
Gracias a la obligada madurez se aprende a cargar la mochila de nuestra espalda.
Te importan los importantes ¿verdad?

Shiki:
Eso es amar ¡si señora!