miércoles, 5 de marzo de 2008

PLAZA DE VOCES


En una mala noche salió este largo poema cuyo titulo es "Dos mil hijos".
No lo pongo entero porque aburriría a las ovejas,
es la historia de cualquier dictadura-dictador, sin nombre, solo faltaría...


(...)

La plaza de las voces se ha callado,
es silencio… grito ahogado.
El balcón… se relajó
cuando aquel hijo de puta sonrió.
Sonrió, si… sonrió
como si un peso maldito
se quitara de encima.

Mil muertos, ellos no regresarán
pero, a buen seguro, dos mil hijos te encontrarán.
No lucharan con chasquidos de fusil
que es tu juego y valentía.
Se olvidarán de ti…
¡quién te lo diría!
No pensaste en su mejor arma,
el olvido, la indeferencia mata.
No cogieron fusiles para vencerte,
no, tan solo pensaron y pasaron de ti.
No hay miedo, ellos no te temen porque aman.

Que aburrido ¿verdad?
No tienes capacidad alguna,
ni palabras, ni cien perros
con órdenes que cumplir.
Así es la venganza de dos mil hijos.

No existen las fieras sin jaulas,
no hay buitres sin carroña,
no hay sangre que asesinar.
Tan solo vida
mirando hacia delante.

Caíste dictadura
y contigo tu secuaz.
Caíste como castigo.


= = =


Chechu Arroyo
copyright Chechu Arroyo ©

10 comentarios:

Malena dijo...

A veces mil ilusiones hacen más que mil fusiles. A veces.

Un beso.

Lucía dijo...

Tan solo vida mirando hacia adelante-)

Y así debe ser. Dos mil hijos con ganas de Paz.

¡Ojalá no se olvide nunca!
Besos, como siempre.

Santy Martínez dijo...

He llegoda hasta aqui por un caminillo de enlaces, ha merecido el viaje.
Un poema muy positivo y alentador, muy buena la tercera estrofa.

Saludos

Santy

Moony dijo...

Y una mirada siempre e futuro abriendo el horizonte.
¿Dos mil hijos? creo que muchos más desean vivir en paz.

Un paso atrás, ni para coger impulso :)

besos.

Amanecer dijo...

Siempre mirando al futuro y adelante.

Besos y muchos màs.

Caminarsingluten dijo...

Nunca nos gustaron los dictados y mucho menos los dictadores, sean cual sean sus nombres, sean cual sean sus posiciones.

Pero por el contrario este trozo de poesía nos ha encantado..

Un abrazo

Sandra Garrido dijo...

Cerca de los días electorales este poema es muy acertado, hoy podemos opinar, hoy tenemos dercho a ir a las urnas. Hoy me puedo penar la rayahacía al lado que quiera sin esconderme.... hoy vivo en una democracia gracias a la sangre de mis abuelos.

UN fuerte abrazo

Shikilla dijo...

Me encanta tu poema y la fuerza que tiene, siempre hay que levantar la voz contra la dictadura, contra los dictadores, contra aquéllos que, a cualquier precio quieren mermar nuestra libertad.

La paz es un tesoro que hay que preservar siempre, por nosotros y por nuestros hijos; Nadie tiene derecho a robarnos esa paz y mucho menos a subastarla al mejor postor.

Tampoco nadie tiene derecho de hacer callar nuestra voz.

Un abrazo

Chechu Arroyo dijo...

Vivamos para y por la democracia.
Un beso a todos.

Monica Alvarez dijo...

Hola Chechu:
En Chile cumplimos hoy 18 años de democracia pero las heridas aun están abiertas. Tendremos que esperar a la tercera generación para que podamos mirar hacia adelante y sanar lo que muchos estamos esperando:LA ESPERANZA EN UN FUTURO MEJOR.
un abrazo