jueves, 13 de marzo de 2008

UNA ROSA PARA MAYTE


Sentado en la butaca naranja,
frente a ti, frente al mundo
nació mi vida nueva,
emprendedora nobleza.
Tú me enseñaste a fingir
a callar, a sentir,
a saber, a conocer
el pensamiento del humano,
a reconocer futuro en presente ajeno.
Fuiste matrona y testigo de mis andanzas,
aurora, tormenta y soledad.
Risa y enfado… dejé de hablarte.
Te taché de enemiga
porque te fuiste de mí,
yo a tu lado
acusando al enemigo.
Desconozco si callabas tu cercanía.
Alejé por ello tu imagen de la mía.

Testigos las gemelas
antes de su asesinato,
la verde estatua de libertades,
las selvas y el lujo tailandés,
montañas nevadas del norte, mares del sur,
la arena de copacabana
bajo nuestros descalzos pies...
De regreso al despacho
silenciábamos la evidencia…

Hoy me llega la noticia de tu muerte,
mi cabeza es destierro,
pena recordando alegría,
Vuelvo a tenerte frente a mí,
en tu boca el refrán de la gitana…
¡Hoy vendes! me decías antes de salir
y yo vendía.
¡Hoy vendo! y documentos traía.
No serás maestra del que nace…
nunca más la mía.
Prudencia en el corazón,
reproche ausente,
cólera, mentira,
por callarme la verdad...
verdad dolida.



Chechu Arroyo
copyright Chechu Arroyo ©

11 comentarios:

martona dijo...

Si MAYTE es real, orgullosa tenia que estar de tener un amigo asi.Seguro que no se fue sin saber la verdad, aunque esta fuera callada.
miles de besos.

Chechu Arroyo dijo...

Hola Marmota:
Mayte fue tan real como que estuvo en esta tierra, junto a mí durante años. Hoy, de otra manera, también lo está.
Gracias por leerme.

María Narro dijo...

no sé qué decir Chechu, salvo repetirte el titulo del poema

Una rosa para Mayte, para Ella.

un abrazo.

Moony dijo...

Precioso homenaje a quien se marchó a descubrir estrellas.

No me sale nada más :) se me hizo un nudito en los dedos.

Un beso grande.

Amanecer dijo...

Hermoso poema, y no solo una rosa para Mayte, sino muchas màs.

Besos y muchos màs.

Chechu Arroyo dijo...

María:
Nada, no hay nada que decir, son días de recurdos.
Gracias y un beso.

Moony:
Sï, se marcho y de una forma tan rápida...
Gracias y besos.

Amanecer:
Así sea.
Gracias y besos.

Sandra Garrido dijo...

Chechu...sólo puedo de decirte que te acompaño en tu sentimiento..es la mejor de las rosas que le podías dejar, y el recuerdo..no la olvides nunca así siempre permanecerá a tu lado.

Un beso y un fuerte abrazo

Lucía dijo...

Impacta tanto la noticia ,como la rosa que le ofreces.
Bella rosa, en un alrededor negro.
Estará Chechu, no lo dudes; de otra forma...Pero seguro que en algún momento te dice:¡ Hoy vendes!.
Un beso grande.

Chechu Arroyo dijo...

Sandra:
Es tan dificil definir esto que pasa por dentro. Esta mujer ha pasado por tantos y diferentes capítulos de mi vida que ahora, sin querer saber de ella durante años... ¡no sé!
Besos guapa y gracias.

Chechu Arroyo dijo...

Lucía:
¿Sabes? Ella era un poco así. Recuerdo, cuando la oficina estaba gris porque algún objetivo se perdía, ella se levantaba de su sillón y hacía que terminaramos cumpliendo ese reto impuesto o voluntario. Florecía ella la primera y nos hacía florecer a los mustios.
Un besazo guapi.

Shikilla dijo...

Sentido y bello poema.

Seguro que llega la rosa, la palabra, el sentimiento, una vez que lo has dicho, tu corazón estará más ligero, creo sinceramente que los buenos sentimientos, como ya te he dicho, siempre llegan a su destino.

Un beso