jueves, 24 de julio de 2008

IMPACIENCIA

Descubrir que personas queridas leen las sencillas letras
que uno va creando poco a poco, he de reconocer que... gusta.
Ayer supe (diré el pecado pero nunca el pecador)
que tú, Elena, desde esa orilla del mar Mediterráneo
que tanto nos gusta a los dos, has comenzado a leer este espacio.
Solo darte las gracias por hacerlo.
Por si tienes dudas de si me refiero a tí... "recuerdos a Enrique".
-Besos-
Muero cada día,
cada noche resucito
en tu aurora, en tu seno.
Agarrar si tangible fuera
tu alma, mi miedo.
Me aterra este sudor,
frío sendero
que desciende a los infiernos.
Tú quieres cielos,
yo no los tengo.
Todos los muros tapan universos,
mareas que ahogan,
desiertos que cubren
de arena los cuerpos.
Las almas se quedan
flotando lamentos.
No te marches luna
dejando calores siniestros.

Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

18 comentarios:

Miguel Schweiz dijo...

No, no te marches... pintar sin miedo, no nos queda otra Chechu que pintar la vida, borrando muros y delineando cielos. (Hala, me ha salido en verso... joer, ha sido casualidad, eh)

Un fuerte abrazo

Tesa dijo...

Desasosiego en verso. Que hay que fajarse con la vida y dejar que la impaciencia por ver el sol nos impida disfrutar de la luz de la luna.

Besos, Chechu y que pases un buen verano.

Julio Castelló dijo...

¿Y quién tiene esos cielos que los demás piden? Me han encantado esos versos en particular. Un saludo.

Jesús Arroyo dijo...

Miguel:
Te sale así, por las buenas... ¡artista!

Tesa:
Blanca ¿radiante? ¿Por qué tiene esas manchas?
Un beso.

Julio:
Deben pensar que los hay en algún bolsillo.
Un abrazo.

Sara dijo...

eSO ES LA VIDA...eso es cada día, un morir y un resucitar, la cara y la cruz de una misma moneda y al menos!!! se agradece tener a alguien con quien recorrer este camino, sea maritimo o de desiertos.

Un abrazo amigo

Sibyla dijo...

Elena, sin duda será feliz al leer tu espacio.

Precioso poema, como nos tienes acostumbrados, refleja muy bien la angustia de la impaciencia, que siempre es mala consejera...

Un abrazo Chechu:)

Olga dijo...

Qué preciosidad, qué bien escribes, cuánto me alegro de haber descubierto este blog ^^
enhorabuena
wow
seguiré leyéndote :)
saludos

Jesús Arroyo dijo...

Sara:
Di que sí. Lo importante es ANDAR y contarlo.
Un beso

Sibyla:
La impaciencia nos pega contra muros, aunque, a veces, nos da la fuerza para terminar algo.
Besazos.

Olga:
Tanta "gracia" me va a poner colorado. Me paso por "tu casa" en cuanto pueda.
Un beso.

Mónica dijo...

Por supuestísimo que tienes mi permiso, y no solo eso tambien mi gratitud.

Un saludo,

Jesús Arroyo dijo...

Mónica:
Un placer.

Anónimo dijo...

¡No te marhches a ningun sitio!!
desde casa te comento . Ya termino la playa casi. besazos.
lucia

Lola Bertrand dijo...

Es bello dejar fluir los sentimientos y los sueños. Me gustó leer tu poema.
Abrazos de mar.
Lola

Jesús Arroyo dijo...

Lucía:
Pero seguirán las vacaciones ¿no?

Lola:
Abrazos, de momento, solo de tierra.

Amanecer dijo...

Yo tampoco quisiera que se marchara la luna, pero esta impaciencia, no la deja escucharme.

Seguro que Elena, estarà orgullosa
de confirmar, el gran ser humano que eres.(aunque no te conozco, se que lo eres).

Besos y muchos màs.

Jesús Arroyo dijo...

Amanecer:
Tengo un buen amigo que, a la frase de "es buena persona", siempre contesta: "si, si, si nunca mató a nadie". Pues es lo que me pasa a mi, que nunca he matado a nadie. Sin embargo siempre habrá "algo" por lo que se deja de ser "bueno".

Bufff, que parrafada te he dado, jeje. Muchas gracias por leerme y por tus comentarios. Son importantes.

cynthia dijo...

EL tiempo... los miedos..
los cielos... la luna!!
impaciencia llena de sentimientos.

cariños..

Carver dijo...

Hola Jesús,
Creo que hay tantos universos que no alcanzamos, que mientras queden tus palabras, meceremos esas lunas, dejando atrás los miedos.

Un abrazo

Jesús Arroyo dijo...

Cyntia:
Es que me dio por esas.
Besos.

Carver:
Siempre habrá que asomarse para sentir la luna.
Un abrazo.