miércoles, 27 de agosto de 2008

POCHITA BAJO PALIO

Esta foto es antigua, de hace dos veranos...
Los toldos (fijos) que se ven ya no existen.
Unos cuantos veraneantes se decían propietarios de los mismos,
por lo que la anchura de playa (de arena) quedaba dividida.
La razón "humana" se impuso y tuvieron que quitarlos.
Ahora, esta playa,es de todos y para todos.

Este capítulo de "Pochita bajo palio" se lo dedico a Enrique y Elena. Espero que os guste.


=====================


Hola amigos:

Se terminaron las vacaciones. Ahora tendré que esperar hasta Noviembre para volver, entre otros sitios, a mi Mediterráneo querido.

¿De que me ha servido este tiempo de descanso? Para tres cosas. La primera, para descansar entre los míos, tanto familia como amigos. La segunda, para leer y releer algunos libros. La tercera, como ya no pesco, para tomar algunas notas sobre mis próximas historias. Cortos relatos que iré colgando en este blog según maduren.

Para ir entrando en ambiente, puedo deciros que Pochita es el apodo cariñoso que se le ha puesto a una maravillosa mujer, dueña de sus casas, de su marido y de tantas cosas más...

===============================

Pochita es noble, no porque sea buena persona, sino porque es parte de la cada vez más corta aristocracia de este país que es España. Ella es Dueñas de Silla por parte de padre y Bloques Blancos y Arenales del Azahar por parte de madre. Condesa de la Media Concha por parte de abuelo, ya que su madre, Doña Pocha, renunció al título nobiliario una noche de parranda.


Reside en la madrileña calle Ferraz, en un pisito duplex de 990 metros cuadrados por planta, aunque, normalmente, la encontraremos a caballo entre su Marbella paterna y su materna Oropesa del Mar porque Sevilla no la pisa ya que es tierra de su marido.


Posee, sí, sí, posee una familia bastante normal entre los últimos aristócratas y los primeros "Borja-Maris", estirpe social, esta última, superior al "nuevo-rico" y mucho más pijos... Su marido, Alfonso Enrique Sintoldo Muñoz es Coronel de Artillería, Pasó a la reserva voluntaria o a la jubilación amañada con cuarenta y seis años, cuando, por cambio gubernamental, se agarró un cabreo de trueno, al no servir los enchufes para ascender al generalato y tener que pasar por los exámenes pertinentes. Desde entonces, se le terminaron los galones en el bar de oficiales, las estrellas en el casino y las ordenes en su casa.


De este matrimonio nacieron cinco hijos, cuatro hermosas damas y un varón:


Del primer parto nació Giralda Sintoldo y Dueñas de Silla. Del segundo Maria Luisa Sintoldo y Dueñas de Silla. En el tercer parto, el único varón y futuro Conde, Fonsito, al que quitaron el título porque, al no aguantar a mamá y volverse hippie una semana santa en Ibiza, nadie supo más de él. En cuarto lugar Triana Sintoldo y Dueñas de Silla y por último, Maestranza Sintoldo y Dueñas de Silla futura Condesa de la Media Concha.
Los nombres de las nenas ha sido todo lo conseguido por el Conde consorte, Don Alfonso Enrique Sintoldo en recuerdo a su Sevilla natal.

Continuará....

Madrid, siete de septiembre del dos mil siete.

P.D. Cualquier parecido con la realidad... ¿será pura coincidencia? ¡Será pura coincidencia!


Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

9 comentarios:

Terly dijo...

Si te apetece, en mi blog tengo premios "a elegir", si alguno es de tu agrado, como en los autoservicios, sírvete tú mismo y gracias anticipadas por tu visita.
Un abrazo.

Sara dijo...

Que gustazo leerte amigo!!!hasta de la aristocracia hablas con elegancia y buen gusto...será casualidad????jajajaja.
Tienes todo un estilazo!!!

Un abrazo

Malena dijo...

¡Ay Jesús! Aquí no vale aquello de cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Desgraciadamente existen muchas Doñas así y que han parido a mucho Borja Mari con su Porsche y sus "o sea".

También tienen hijos que dan de lado a la aristocracia haciéndose los snobs, pero siguen perteneciendo a la misma camada.

Afortunadamente, también hay personas normales.

Espero ese continuará.

Un beso.

Amanecer dijo...

No es pura coincidencia...Sino una realidad:D

Definitivamente, tus historias, poemas, tiene la magia de transportarme, y adentrarme en ellas. Ademàs de disfrutarlas a tope.
Esperarè la continuaciòn!!

Besos y muchos màs.

María Narro dijo...

vale, pura coincidencia.
¡ojalá!

un besazo.

Sibyla dijo...

Hola Jesús!
Esyupendo relato de las pochitas "cursis".

Esperamos continuación, ya sabes, lo prometido es deuda...

Un abrazo:)

Lucía dijo...

Seguiré con atención, la evolución en la vida de "Pochita" y su familia.
besazo.

Jesús Arroyo dijo...

Hola amigas/o:

Gracias por "la carta a elegir" Terly. Me pasaré cuando tenga un rato.

Deciros que tengo a mi madre pelín pachuchilla. Se rompió la cadera la semana pasada y con 81 años...

Bueno, seguiremos con Pochita en cuanto pueda ¿vale?

Abrazos, besos y besos mil.

Supermamá dijo...

Mis mejores deseos de recuperación para tu madre Jesús, y claro que esperaremos lo que haga falta para ese CONTINUARÁ...

Un fuerte abrazo amigo mío...
bss