miércoles, 10 de septiembre de 2008

EL PAYASO


Está triste el payaso.
Desde mi balcón caían
los soles de mediodía.

Está llorando el payaso.
Se fueron niños corriendo,
la pintura le corría.

Está tumbado el payaso.
Las manos se le quemaron
con gotas del agua fría.

Está muriendo el payaso.
Los mayores se agolpaban
viéndole con su agonía.

Está enterrado el payaso.
En un cerro, viendo lunas
y soles de mediodía.


Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

16 comentarios:

Ignacio Bermejo dijo...

Mi querido amigo: Todo un placer encontrarte, porque entre otras cosas, me encnata tu poesía. En este tema del payaso me encanta como lo tratas. Es una forma muy muy lorquiana, y a mí particularmente me encnata. Sin tengo que ponerte una peguita (con todo mi afán constructivo, para que de esta forma nos ayudemos mutuamente) te diría que de ser mia no emplearía dos veces las palabra mediodía.Incluso menos tendiendo en cuenta que es la palabra que cierra el poema. Por todo lo demás, me parece un poema excelente. Un Fuerte abrazo. Espero no haberte molestado con mi comentario. (Te prometo que lo hago con la mejor intención)

mi despertar dijo...

Tu poema increiblemente hermoso te dejo besos sabrosos

M.Jose dijo...

Hola Jesús, navegando te he encontrado, me alegro de ello.
Buen poema
Un saludo
MJ

Sara dijo...

Que bonito homenaje le haces a una profesión tan linda, además me viene al pelo, hemos tenido telepatía, yo en mi blog hoy hablo de la sonrisa y la alegría, asi es que ...estamos en sintonia, ¡precioso poema! muy bonito...de verdad amigo.

Un abrazo

Miguel Schweiz dijo...

Chechu, como siempre esa mezcla de ternura y de crudeza que sabes conducir con maestría.

Una poesía fuerte que deja demasiados símbolos y señales.

Un fuerte abrazo

Amanecer dijo...

A pesar de sus tristezas y llanto, debiò ser un gran payaso!!

Hermoso y triste poema!!

Besos y muchos màs.

Jesús Arroyo dijo...

Ignacio:
Se agradece tu afán constructivo, ¡claro que sí! y en absoluto me molestas. Se repite con la intención de unir sentidos en primera y última estrofa, aunque tienes razón en señalarlo como repetitivo.
Un abrazo poeta.

Mucha:
Si hay alguna figura a la que he escrito, esa es la del payaso. Me parecen tan grandes...
Un beso.

M.José:
Pasaré por "tu casa".
Gracias.

Sara:
Ahora va a resultar, jeje, que tenemos conexiones mentales. No estaría mal. Me gusta que te guste.
Un beso.

Don Miguel:
Lo de los símbolos y señales me asusta, jejeje.
Fuera de bromas, creo que son maestros en técnicas para el alma y, en muchas ocasiones, solo les vemos como personas pintadas que se ganan la vida en la calle.
A mi me han enseñado tanto.
Un abrazo Miguel.

Amanecer:
¿Qué payaso no es un "gran"?
Un beso.

Tesa dijo...

Chechu, que ya voy viniendo, pero quiero hacerlo con tiempo para leer
todos esos poemas que has publicado en mi larga ausencia.
Y a mí los payasos siempre me han hecho llorar, no a moco tendido, sino mansamente, entre la emoción y la tristeza.

Un abrazo, Chechu.

gaia56 dijo...

Me encantó el ritmo del poema y... su mensaje.

Terly dijo...

El payaso, emblema de la risa, siempre ha inspirado poemas tristes y la verdad es que el tuyo me ha parecido que ha cumplido perfectamente su cometido.
Un abrazo.

Lucía dijo...

Tocando fibras con el poema.
Nada me ha parecido más grande que la figura del "payaso", ni más digna de reconocimiento.
Sorisas regaladas, aún con llantos por dentro.
Grande el poema.
Besazos + 1000

Shikilla dijo...

Me ha gustado tu poema con ese tinte triste para cantar a un personaje que simboliza alegría.

Coincido con Bermejo en el aire lorquiano que tiene, pero no en que es repetitiva la palabra mediodía, yo lo veo como un círculo que se cierra. Los soles del mediodía los traduzco como la continuidad de la vida, de su vida, más allá de la muerte, de su muerte.

Un abrazo

Carver dijo...

Un gran poema. El payaso, ese ser de carne y hueso, que encierra y enseña lo bonito que es vivir con una sonrisa.

Un abrazo

Jesús Arroyo dijo...

Tesa:
Me alegra tu regreso. A mi me ha pasado siempre lo mismo, al ver un payaso por la calle, en un circo, una cuerda se hacía nudo en mi interior. ¡Curioso!
Un beso.

Gaia:
Se hace lo que se puede, aunque salga en un plis plas.
Un beso.

Terly:
Comentarte un poco lo que a Tesa. Como curiosidad te diré que con Emilio Aragón (Miliki) me ha pasado lo contrario. Vestido de payaso nunca me ha entristecido, todo lo contrario. Sin embargo, cuando le veo sin la camiseta roja, fuera de la pista, me parece trsite y lleno de recuerdos.
Un abrazo.

Lucía:
Eso es lo que cuenta el payaso, su fuerza, la posibilidad de cambiar la tristeza interior por la sonrisa.
Besos mil.

Shikilla:
Si lo vemos como "palabra", como "término", efectivamente puede romper. Eso es así ya que, como norma, ha de evitarse, en lo posible, las repeticiones. Pero tienes razón en tu visión porque es el sentido del poema.
Besazos.

Carver:
Es un ser de carne y hueso ¡cierto! pero es más alma que ser.
Abrazos.

Supermamá dijo...

Ya estoy de regreso de mis vacaciones blogueras. De regreso a la cuna del pensamiento para deleitarme con las vibraciones de los sentimientos ajenos.

Precioso poema amiga mío...

bss

Jesús Arroyo dijo...

Supermamá:
"Amiga mío" jejej. Ya se, ya se que el dedito te ha traicionado ¿no? jejeje.
Pues nada, nada, si has llegado de tus vacaciones, ya sabes, ponte a escribir que lo haces tan bonito...
Un beso.