miércoles, 29 de octubre de 2008

ARRUGÁNDOSE DE TIEMPO


¿Por qué te han dejado, viejo,
apartado de los mundos de mis días?
Es solo tu cuerpo el que pierde dignidad
arrugándose de tiempos,
dando paso a la juventud valiente e insegura.
Dame viejo tu existencia, ese ayer…
tu ayer repleto de vivencias
que debemos aprender
y solo ellas, con el presente,
se llaman sabiduría.
.
Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

25 comentarios:

Noray dijo...

¡Qué gran verdad!
Parece que el presente debiera ser sólo para los jóvenes, a los viejos los dejamos relegados a sus recuerdos. Eso sólo pasa en la sociedad occidental, tan falta de valores.

Un abrazo

Terly dijo...

¡Triste la vejez y las arrugas y la soledad! No hacemos de nuevo niños pero ya no están nuestros padres para cuidarnos.
Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Noray:
Efectivamente. En Asia esto no ocurre. Los ancianos guardan su esencia entre los suyos. Tenemos tanto que respetar, porque saber... ¡sabemos!
Abrazos.

Terly:
Cada arruga es una marca que la sabiduría entrega a la vida.
Un abrazo.

SOL dijo...

Uy JESUS !!! Muy buenos dias para mi ... la verdad se me cae una lagrima con este post.. recuerdo hace mucho tiempo tenia la obsesión de hacer algo por los abuelos de mi País.. supongo que los de los todos los países estan en las mismas condiciones.. despues de tanto trabajar tienen al final de sus dias... poco para disfrutrar, mucho para gastar y muy poco buen trato de parte de la sociedad que los trata como desechos!!! Es triste pero es asi .. aunque me duela y me cuesten lagrimas de tristeza...!!! Ellos que trabajaron toda su vida.. ellos que quizas tengan la mala suerte de caer en la alguna enfermedad q los aleje del mundo.. a ellos mis respetos.. porque aprende de ellos con sus historias mil veces contadas... mil veces vividas.. pero que tan bien les hace decir... cuando yo era joven....!!! Como me enternecen ... como los amo .. y cuando sabiduria mal empleada en ellos porque creo que en ninguna sociedad se les da el lugar que MERECEN!!! Estoy triste por eso .. no lo puedo remediar... pero supongo que la vida .. no deberia ser asi!!! Un beso amigo!!! Que pases un lindo jueves!!! Y que siempr tengamos una linda palabra para nuestros abuelos!!! ELLOS SE LO MERECEN.... Me emociono este post y te agradezco que me hayas dado la posiblidad de hacerlo!!! Eso significa que soy sensible a las cosas que debo ser...

Anónimo dijo...

Los tiempos han cambiado tanto...¿ o la gente en su pensamiento?
Creo que habría que hacer una campaña para concienciar a los jóvenes.
Saludos

Sibyla dijo...

La sabiduría suele ir siempre de la mano de la experiencia, y para tener experiencia uno tiene que haber vivido...y cuando se viven muchos años, llegan la vejez y las arrugas, aprendamos a valorar no sólo la juventud lozana, sino también las canas.

Un abrazo:)

Mónica dijo...

Hola Jesús
Ojalá todo el mundo pensara así, entonces dejarían de tratar a la tercera edad (que yo me pregunto... cual es la segunda?) como un objeto despreciable que dejará una herencia cuando rompa.

Yo de vieja quiero ser vieja
Un besazo enorme

Tesa dijo...

La vejez me produce la misma ternura que los niños, por diferentes razones.

El que acaba el camino y se ha dejado la piel tersa en su lucha por avanzar y el que lo inicia y todavía no sabe qué le espera.

Me pongo al día, en varios momentos, pequeños descansos que me tomo para leer lo que vas publicando.

Siento mucho dolor y rabia por los que abusan de cualquiera, pero me resulta incomprensible que se atrevan con un niño.

Volviendo a tu poema, las arrugas son los huellas de la vida, cada una guarda miles de historias.

Esa moda de quitarse la arrugas... Parecen muñecas y muñecos recauchutados, un horror.

No como el viejito de tu foto, muy guapo.

Besos, Jesús.

Lucía dijo...

Si se aprendiera a valorar todo lo que encierran esas manos arrugadas, esos ojos marchitos de ilusiones, pero cargados de experiencias.
El mejor legado sus recuerdos...
Volvamos a respetar a esos seres que llamamos:¡ viejos!
¿O la vejez sólo está en el alma?
besazos miles.

Jesús Arroyo dijo...

Sol:
Les debemos tanto...
Besos.

Anónimo:
Me gustaría saber quien eres.

En cuanto a tu comentario, oportuno, ¿Y si volvieramos a convivir con ellos? No es fácil, la sociedad te marca ciertas exigencias pero es cuestión de proponérselo.

Sibyla:
¡Cierto! A mi me "hace mucha gracia" eso de "No me sirve porque tiene más de cincuenta años" Si supieran lo que se pierden...
Besos

Mónica:
NO hay termino medio ¿verdad? Yo, con 44, no tengo ni idea en que edad estoy. Supongo que en la segunda, pero ¡ves! normalmente se encasilla lo que no se quiere.
Triste.
Un beso.

Tesa:
Pues sí. Son como niños que siempre te pueden estar enseñando. Lo triste de todo esto es que nos empeñamos en hacer oídos sordos.
Muchos besos.

Lucia:
Me marcaré una chulería porque puedo y debo. Con cierta frecuencia, me acopaño y acompaño a "viejos" de mi localidad. Ya sabes, una cañita con algunos, una charleta en la plaza, etc. Son, como somos todos, tan diferentes, pero siempre con algo en común, las ganas por estar y enseñarte. Aquí se hacen unas jornadas donde los "abueletes" se pasan por los colegios, van con los crios a granjas, huertas, exposiciones de la ciudad... y disfrutan tanto TODOS.
Besos mil.

gloria dijo...

Jesús, soy gloria." Para servirle a usted...jaja"
En serio, ¡ un placer!

Jesús Arroyo dijo...

Gloria:
¡Qué alegría!
¿Para cuando tu blog? Con las cosas que tienes que contar de tus niñas...
Un besazo enorme.

Ondina dijo...

Mirando en el espejo
su cara envejecida
contemplando de cerca
esas manos
tan suyas,tan extrañas...
¿Qué cuerpo es éste
si mi alma
la siento como siempre?

Cuando envejece el cuerpo hay quien piensa que su dueño ya no es la persona ávida de sentir,de aprender,de gozar,de vivir,solo uno mismo que sabe que está vivo se pregunta,de quién es este cuerpo que hoy envuelve lo que soy y siempre he sido.

Precioso tu blog,tu poesía y tis reflexiones.

Un beso

gloria dijo...

¡ uf ! creo jesús que te confundiste, no soy la Gloria que crees, pues no guarda relación mi nombre con el que represento aquí. Te seguiré leyendo.
Un abrazo

Jesús Arroyo dijo...

Ondina:
Estás en tu casa. Gracias.

Gloria:
Siento la confusión.

Malena dijo...

Jesús, la dignidad la tienen siempre nuestras personas mayores, somos nosotros los que no la vemos y les desprendemos de ella.Son pozos de sabiduría andantes, tienes razón.

Un beso.

Amanecer dijo...

Que pobre el alma, de quien deja a un viejo, sin haber aprendido de el, su sabiurìa.
Desgraciadamente, es tan real.

Como siempre, haciendonos reflexionar!

Besos y muchos màs.

Albatros dijo...

Un bello homenaje y unas plabras tan sabias como aquellos a las que van dedicadas.

Un abrazo,
P.

Miguel Schweiz dijo...

Es lo que yo escribo cada día a través de estas letras tuyas Chechu a mis abuelos.

Es tan especial encontrarse en el eco de lo que piensas...

Un fuerte abrazo

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Buenos días Jesús... sin palabras, es una preciosidad. Buen domingo

Jesús Arroyo dijo...

Malena, Amanecer:
Así es!! Lástima de ver lo que vemos.
Besos.

Albatros y Mª Angeles:
Ellos son los bellos.
Besos y abrazos.

Jesús Arroyo dijo...

Miguel:
en eso coincidimos. Tengo páginas y páginas dedicadas a mis abuelos, especialmente a mis abuelas. Me enseñaron tanto...
Un abrazote.

Shikilla dijo...

Sí, es solo el cuerpo el que se desgasta, el que duele, el que se arruga...pero a veces el corazón también se cansa, y entonces es cuando llega la verdadera vejez.

Todos seremos viejos algún día, si tenemos suerte, así que es mejor seguir el refrán que dice: Eres joven, viejo serás, pórtate y así se portarán, (si mal no recuerdo era así)

Jesús Arroyo dijo...

Shikilla:
O algo parecido, jejeje. Tienes toda la razón, además, cuando nos hacemos mayores todo se incrementa... virtudes y defectos.
Besillos otoñales.

Julio Castelló dijo...

Es ya un tópico recordar el dicho africano: cuando un viejo muere, se pierde una biblioteca.