lunes, 20 de abril de 2009

A VECES...

Este es un poema del 2004, cuando una pregunta no tenía respuesta. Ya todo pasó.


A veces me duele tanto…
que el silencio es mi quejido
y esta lágrima derrama
el duelo de mi dolor.

A veces me duele tanto…
que los ojos son lamentos
y mis oídos los gritos
de esta trágica canción.

A veces me duele tanto…
que mis manos ya no escriben
porque los dedos son garfios,
no plumas de la razón.

A veces me duele tanto…
que el veneno de mi sangre
riega por todas mis venas
matándome el corazón.

A veces me duele tanto…
que no saco ni un suspiro,
ni siento que mis amores
sean mi gran afición.

A veces me duele tanto…
que cortarme en mil pedazos
o volar de la ventana
sería mi salvación.

A veces me duele tanto…
que… no puedo más vida mía
y siento que te estoy dando
amargura y exclusión.
.
Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

16 comentarios:

Malena dijo...

A veces las cosas pueden dolernos de tal manera que parece que nuestra alma no las podrá soportar, pero incluso en esos momentos, lo que damos a las personas que amamos son tan esperadas y tan valoradas que se convierten en un gran tesoro, por eso cuando llegan no debemos de negarnos a seguir dando. Aunque sea algo muy pequeño, una sonrisa, se recibe como lluvia en el desierto.

Me has emocionado, Jesús.

Besos y rosas.

P.D/ Que nunca lleguen a tí esos momentos.

DAISY dijo...

jesús de mi vida y de mi corazón!! cuando te pones alegre no hay quien te gane, jeje!! bueno quería pasar a desearte mucha suerte mañana, besos!!

Noray dijo...

A veces me duele tanto...
que me duele hasta el dolor.

Un abrazo

Terly dijo...

A veces, querido Jesús, el dolor es tan fuerte, tan intenso, que no se siente el dolor.
Un abrazo.

impersonem dijo...

Si ya pasó, ya forma parte de la experiencia, a veces las cosas duelen mucho... aunque normalmente son éstas las que más nos enseñan.

Abrazos.

SOL dijo...

Que suerte que todo eso ya paso Jesus...
De todas maneras el escrito es maravilloso, a veces... cuando nos sentimos asi... todo nos resulta imposible...
Bellisimo!!!
Besotes llenos de luz para ti!!!
Pasa un hermoso dia!!!

Lucía dijo...

A veces me duele tanto...

Cortarme en mil pedazos, o la ventana serían la solución, pero... a veces me duele tanto que a la vida sólo me sujeta tu amor...

Jo, no vale poner los pelos como escarpias ni hacer que los ojos se nublen.
Besazos mil y otros mil más.

Emilio dijo...

Como siempre, Jesús, emocionando al personal.

Un abrazo, amigo.

Shikilla dijo...

Menos mal que solo es a veces, que no guardamos memoria del dolor, y que siempre podemos decir que el dolor nos hace sentir vivos, malo si no nos doliera nada.

Un abrazo

Sakkarah dijo...

Es que el amor, a veces duele...

Pero todo se cura.

Un beso muy grande.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Duro, triste, precioso, jesús; estupenda la composición de repetir el verso.
Buen día

Jesús Arroyo dijo...

Malena:
Como dice un gran amigo mio... Dios aprieta y ahoga, lo que ocurre es que luego te resucita. Pues este dolor es igual, aprieta, ahoga y a los tres dias... resucitas.
Besos.

Daisy:
Momentos... ¡ya sabes!
Besos cien, gracias.

Noray:
Muy bueno, muy bueno.
Un abrazo.

Terly:
Te aseguro que este si le sientes, jeje. Bueno, lo importante es que siempre se pasa.
Un abrazo, amiguete.

Impersonem:
Nos enseña a saber como llega ¡cierto!
Un abrazo.

Sol:
Es como las marejadas,. Crees que naufragas pero el barco sigue flotando.
Un beso.

Lucía:
¿Qué decirte?
Ya sabes que si no fuera por las personas que son...
Besos mil, hoy muy especiales.

Emilio:
Puedo dejarte el hombro... jejeje.
No es para tanto.
Un abrazote.

Shikilla:
¿Qué no guardamos memoria del dolor? Que científico dijo eso, que me lo cargo... jejeje.
Besitos.

Sakkarah:
La vida, con dolor y cicatices, es una gran escuela, lo malo es que cuando estás a punto de doctorarte, llega la guadaña y te dice que ¡a volar!
Besillos.

M.Ángeles:
Si te ha gustado, yo contento.
Besos sin dolor.

Sara dijo...

Que bonitooooooooooooooo!

A veces....yo me he sentido así, tal cual escribes en tu poema, y yo me pregunto:
¿quien a veces no se ha sentido así?
la suerte que yo he tenido, es que he salido reconfortada, más fuerte...y como se, que aún me quedaran veces....de volver a sentirme así, pues pido seguir saliendo vencedora y nunca VENCIDA.
Vendré muchas veces a leer este poema,es más..., me lo guardo cerquita del corazón.
Un lujazo leerte
Besitos

Jesús Arroyo dijo...

Sara:
Sin problema... Si te lo guardas junto al corazón, puedes estar tranquila porque, este dolor, aunque rabioso, no es contagioso (que se sepa) jeje.
Gracias y muchos besos.

Tesa dijo...

Pues espero que de verdad haya pasado.

Nuestra cultura católica ha dignificado el dolor, y el dolor es una putada, que te incapacita, te quita las ganas de vivir.

Hay métodos para eliminarlo, nadie tiene hoy que sufrir un dolor insoportable, que se enteren nuestros médicos, dejemos que la ciencia se cuide de la vida. Y no llamemos vida al sufrimiento inútil.

Un poema en el que se capta el dolor en cada verso.

Besos, Jesús. Mímate.

Jesús Arroyo dijo...

Tesa:
Tienes razón y ¿sabes? El propio dolor te enseña a CREER que cuando has caido es porque la vez anterior te has levantado, por lo tanto, puedes hacerlo siempre.
Un beso gordo.