viernes, 19 de junio de 2009

SIEMPRE AMASANDO

Para la amiga que encontré un día,
no recuerdo donde, aunque "el donde"
es lo menos importante.

Decía la tarde lágrima
al creer sustentar misericordias
y al abrir lo ojos fuerte
se dio cuenta del sentido…
Hay que derramar lágrimas
para que la tierra perdure,
el verde sea cosecha,
la cosecha se haga pan
y se comparta el mendrugo.

Fundió lágrimas al pan…
Si se endurecen cortezas,
la miga queda por siempre.


Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

11 comentarios:

Nohelia dijo...

Jesus...que grata sorpresa entrar en tu blog y leer tan bellas palabras. Por supuesto que eres bien recibido en mi rincón particular como espero serlo yo en el tuyo.

Un beso afectuoso.

Emilio dijo...

A veces sí que hay que derramar lágrimas para que lo que sembramos dé sus frutos.

No entendí el bicolor, ¿podría explicarse, por favor?

Un fuerte abrazo.
Emilio.

Sara dijo...

Amigoooooooooooooo! por fin por aquí! he estado desaparecida casi una semanita, que fin de curso, ha sido intenso, tanto queno he levantado cabeza entre exámenes, evaluacciones, actas, notas, clausura....¡de vértigo! aún estoy agotada psicologicamente, pero ahora ya comienza el caminito del descanso, aunque aún no he terminado ya es otro ritmo distinto, no tan de "amasar"jejejeje, como tu preciosa entrada, sino más de reflexionar....que bonita palabra la de "amasar" sobre todo si se hace con cariño, aunque a veces sea tan duro amasar....
Un abrazo y ya estaré más por aquí.

Jesús Arroyo dijo...

Nohelia:
Estás en tu casa. Nos leemos.
Besos.

Emilio:
Se ha intentado que todo fuera en negro/verde. Desde lo negro caminar hacia la esperanza (verde). Pero, vamos, es una simpleza. Lo importante es saber "amasar".
Un abrazo, Emilio.

Jesús Arroyo dijo...

Sara:
El resultado, es el resultado de lo amansado. Lo que esperamos.
Un besazo enorme y descansa.

Tesa dijo...

Claro que para tener la oportunidad de llegar a la masa, a "amasar" antes hay que plantar, cuidar, cosechar...

A mí me pasa con el pan como con la vida, que me gusta con miga y compartirlo con a-migas/os.

Sigo por aquí un rato.

Muchos besos, Jesús.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

... sí la miga queda porque es lo que somos.
besotes querido Jesús

DAISY dijo...

hola chechu!! ayy qué curiosidad, no nos vas a decir quien es tu amiga!! bueno... Precioso poema, me ha dado hambre con la miga y el pan. Muchos besos!!

Jesús Arroyo dijo...

Tesa:
veo que no solo "juegas" con las imágenes, con las palabras también compones.
Un besazo.

M.Ángeles:
De interior,siempre de interior...
Besotes para usted, señora mía.

Daisy:
Cotillona, cotillona... jeje. Esto es como el propio pan, guapa mía, que para ver la miga hay que abrir.
Besos cien.

azpeitia dijo...

Poesía sugerente con fuerza y brío de verdades como puños...un abrazo de azpeitia

Jesús Arroyo dijo...

Azpeitia:
Fuerza y brio es lo que se necesita para vivir.
Abrazos.