jueves, 3 de septiembre de 2009

¡NO SABE NÁ!


Apenas un mocoso sin pañuelo
tenía mi cartera en su navaja,
bolsillo de mi culo con la raja
del filo acostumbrado de su acero.

No fue solo el herido mi vaquero...
la dignidad de ver humo sin paja
hizo a mis pies subir calle de naja
aunque teñía rojo mi trasero.

Se convirtió en lebrel, cabrón ratero,
mano de sus cartas, falsa baraja,
el as fue mío al encontrar tinaja
que rodara a sus pies por el sendero.

¡Al fin te cojo! dije al descuidero...
y sacando su mano de la faja
dijo…
¡parece usted tener alhaja,
dele, señor, limosnita a este perro!
Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©


17 comentarios:

Malena dijo...

Pienso que es verdad y te ha sucedido, pero eres capaz de convertir un momento de apuro en otro que al leerlo sacas una sonrisa.

Un abrazo.

azpeitia dijo...

Muy original...un abrazo de azpeitia

Lucía dijo...

Espero que no sea verdad.
Al leerlo y no sé por qué, me ha trasladado la mente a ese tiempo del "Lazarillo de tormes".
Quizás por lo pillo de este personaje que nos relatas en tu poesía.
¡¡Precioso, señor mío!!
Besazos miles.

PD: Feliz fin de semana, os recordaré, jejeje.

Terly dijo...

Me cachissss.... ¿También a ti?
A mí me sucedió hace algunos años pero la herida de mi dignidad aún no ha curado.
Por lo menos tú te has desahogado contándolo en verso.
Un abrazo.

Antonio Javier Fuentes Soria dijo...

Genial. Buena poesia y buen humor ¿que más se puede pedir?. Un abrazo, poeta

Emilio dijo...

¿Verdad o invención?
No importa, es espléndido, bien construido y "divertío".

Un abrazo.

Shikilla dijo...

Proliferan los cacos que saben más que los ratones coloraos, pero tú demuestras que, además, el arma del humor es la que vale y deja al ratero eclipsado.

Un abrazo

Sol dijo...

Espero que no sea verdad cielo, y si te ha sucedido la forma en que lo tomaste por suerte fue al menos para reir en un verso!!!
Parece que los hay en todas partes...
Mil besos Jesus, termina bello tu dia!!!

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

¿Te pasó de verdad Jesulin? esramos tocados.
en fin me quedo con los bien que lo has contado
un besote

Merce dijo...

A mí me robaron la cartera hace un par de años, y lo que fastidia, bueno lo que jode, directamente. Sobre todo si tienes que empezar con papeleo de DNI, tarjetas, etc...

Sara dijo...

Si de un momento así...eres capaz de sacar este bello poema, es que eres un total poeta y de eso hace mucho que no tengo ninguna duda. Chapó poeta, Chapó, muy guapa y hasta con punta jajajaja, no sabe ná como tú dices, el pavito ese.
Un abrazote

Jesús Arroyo dijo...

Malena:
Eso creía yo, que al verse en el suelo sintiera apuro el muchahote, jeje.
Un beso, guapa.

Azpeitia:
Original fue el suceso y la manera de terminar, uno, por pena, a su casa y otro a la casa de socorro para curarse puntazo sin faena.
Abrazos.

Lucía:
¡Ojo! con los lugares festivos que moscones con acero albaceteño pueden aparecer, pues esto ocurrio en las fiestas de un pueblo salmantino, jeje.

Terly:
Pero eso es ahora, querido amigo, ya que han pasado muchos años. Prometo que en ese momento... ni verso, ni prosa.
Un abrazote.

Antonio Javier:
Puestos a pedir... que aquel zagal castellano fuera hoy un hombre socialmente estable.
Un abrazo.

Emilio:
Menuda gracia hizo en mis posaderas... Ahora, tras quince años en secreto, es cuando se ha curado, jeje.
Abrazotes, señor.

Shikilla:
Habrá que reirse con accidentes/incidentes como este. Alguno similar hay por los cadernos encajonados.
Besazos.

Sol:
¿No ha pepinos en todos los lugares de este planeta¿ pues raterillos tan listos como este, también.
Besos para tí.

Cantalapiedra:
Ya ves, si se que de aquello salen estos versos, lo mismo le beso en la frente, pero en ese momento...
Besotes para usted, bella dama.

Merce:
¡Claro! Es que tu no tenías un botijo a mano para tirarle y por eso "perdiste" la cartera. Yo la encontré en la mano del picarete y menos mal, porque si no, no hubiera podido pagar el botijo al tendero.
Besazos.

Sara:
Me gusta mucho lo de "guapa" ¡si señora!
Que guapina yem jeje.
Besos guapos.

Supermamá dijo...

Ayer mismo veía un documental de las bandas de chiquillos raterillos que siembran la Gran Vía de Madrid.
Debe ser un mal trago enfrentarse a semejante encrucijada entre la rabia y la ternura por una infancia perdida.

El paso del tiempo lo cura todo??...

Un fuerte abrazo

Jesús Arroyo dijo...

El paso del tiempo cura, fortalece y tiñe el pelo de gris, jeje.
Besos, guapa.

Amanecer dijo...

Eres genial!!
Còmo de algo tan tràgico, logras hacernos sonreìr.

Tus poemas, cada vez son mejores,
Eso no quiere decir que los anteriores no lo fueran,( sino que estos ùltimos, tienen ese algo Especial.

Besos!

Jesús Arroyo dijo...

Amanecer:
"Ese algo especial" lo hacéis vosotras/os que me acompañáis desde...
Besos.

impersonem dijo...

Excelente...

Abrazos.