viernes, 2 de octubre de 2009

AL SUR DE MEDIODÍA


Que despacio veo irse al tren
desde este balcón al sur de mediodía,
será porque va dirección a ninguna parte
y el plomizo cielo se establece.
Sé que no llegará…
como lo saben sus vías,
aun así, un pájaro sin colores le adelanta
anunciando viaje,
a la noche le canta sus paradas,
esas debidas ausencias
al sur de mediodía.
Que despacio…
cien valles, mil montañas
surcadas por diez ríos sin sus aguas.
Que despacio…
desde este balcón al sur de mediodía.


Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

32 comentarios:

SeaSirens dijo...

Ese tren de la vida, que hace recorridos y no espera a nadie en sus paradas, con la hora puesta y tanto y ttantos recorridos al lado de la ventana...

Hermoso el poema.

Un besazo mañanero!

moderato_Dos_josef dijo...

me gusta ver ese tren con la parsimonia que lo desccribes, me gusta relajarme junto a tus palabras de paz.
Un abrazo amigo!

LEON PLATA dijo...

De pronto hallará un fragmento de alma en la estación del sintiempo; tal vez pasará al lado de un teatro abandonado y saludará sus tablas, querrá recorrer alientos, maderas... ternuras silentes. Donde quiera que vaya algún jirón de manigua lo invitará a inventarse nuevos caminos que ennoblecerán aún más su sur.

Gracias por este poema. Un abrazo, si me lo permite.

Mediterráneo dijo...

Estaba en el andén y ví pasar tu tren... paso lo suficientemente despacio para que yo me subiera a él. No sé dónde me lleva, pero mientras viajo en él voy leyendo tus poemas escritos por los vagones. Me gustan!

¡Feliz viaje!

amor y libertad dijo...

justo ya mismo salgo hacia atocha a coger un tren, por cierto (espero que no vaya muy despacio: no dejan fumar)

miralunas dijo...

la cotidianeidad, vertiginosa, me habia bajado de este tren...
vine a ponerme al día y me voy con el alma llena...

buenaventura!

thoti dijo...

.. como se leen tus letras, se escucha, despacio, su traqueteo..

.. saludos, Jesús..

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Impesionante jesús tu poema de hoy, es... de lo más bonito qe te he leído aunque sé que te digo esto mucho pero es que nunca dejas de maravillarme
buen finde

Terly dijo...

Aunque lento, ese tren de la vida siempre parte puntual y cuántas veces llegamos tarde para cogerlo aunque no queramos ir a ninguna parte.
Un abrazo, Jesús.

Sakkarah dijo...

Me aprece bellísima...

Me ha llegado muy dentro.

Muchos besos.

Pedro dijo...

Es el tren de la vida que va haciendo paradas de cinco minutos en cada estación, para que compres algún recuerdo... ¡Pero ojo, si no bajas te quedas sin recuerdos y si bajas pero pierdes el tren, este ya no vuelve a pasar...!

Desconcierto dijo...

Precioso y suave al leerlo

huele a vías de tren...

un saludo

Sara dijo...

Pues desde mi balcón más norteño, me subo a ese vagón que me llevará sin duda, a viajes extraordinarios, de la mano de un asturianín al sur del mediodía, y cuanto más te leo, más disfruto poeta.
gracias por estar aquí
Un abrazote

stella dijo...

Llego a tu blog desde el de Thoti, me he alegrado de llegar y disfrutar de ese viaje y sus paradas
Un abrazo
Stella

Andrea dijo...

Pues me ha transmitido algo de desasosiego al leer que no llegará, que va hacia ninguna parte, como si fuese un tren fantasma. Aún así, la imagen de un pájaro sin colores que le canta sus paradas es preciosa. Un gran abrazo Jesús.

Lucía dijo...

Si es al sur de mediodía, me subo.
El tren de la vida, que a veces no sabemos dónde nos lleva o si llegará, pero si lo anuncia un pájaro de colores cantando paradas...me da confianza.
Precioso, Chechu, precioso.
Besazos mil

Jesús Arroyo dijo...

SeaSirens:
LO importante de este tren, anque no llegue, es que recorre.
Besos.

Moderato:
Lo lento, en muchas ocasiones, es placentero.
Un abrazo.

León:
Y tú me hablas de poema... si las palabras qu me dejas son grandes.
Abrazo.

Mediterráneo:
Donde nos lleve, si nos lleva...
Buen viaje!!

Amor y Libertad:
Lo de fumar es lo de menos, lo importante es recorrer el camino, el viaje... Llegaremos, no llegaremos, pero habrá un recorrido.
Besos.

Miralunas:
Al fin y al cabo, has viajado.
Saludos.

Thoti:
Saludos y abrazos para ti, poeta.

Cantalapiedra:
Mi cara colorada, como cada vez que leo tu cariño.
Un besazo.

Terly:
Pero, estarás conmigo que lo importante es viajar. Si lo hago a tu lado... que dure el viaje lo que quiera.
Abrazos.

Sakkarah:
Me alegra que te guste. Mucho!!
Besos.

Pedro:
Me has puesto en un dilema, amigo Pedro.
Un abrazote.

Desconcierto:
A esa madera vieja, petrificada...
Saludos.

Sara:
El balcón al sur de mediodía está donde pienses... Lo has encontrado.
Un besazo gordo.

Stela:
Gracais por acompañarme en este viaje. Y gracias a Thoti por ser el jefe de estación.
Pasaré por "tu casa".
Besos.

Andrea:
Llegará a ninguna parte. A veces, esa nnguna parte, lo es todo. El pájaro... mientras cante.
Un beso.

Jesús Arroyo dijo...

Lucía:
Es un tren que recorre y recorre y sin parar sigue camino. ¿Te recuerda a añgo?
Besos mil, querida amiga.

MarianGardi dijo...

Jesús, que lento va el tren a veces.
Me ha gustado, algo tiene que me seduec.
Un abrazo

Darilea dijo...

Y con el chacacha del tren se nos pasan los días.
Besitos. :-)

Yeli dijo...

Hermoso tu espacio...
Pasé a saludar y volveré!
Un abrazo desde Miami!
Yeli

Jesús Arroyo dijo...

Marian:
La poesía tiene estas cosas, disgusta o gusta, se rechaza, seduce. Si esto ocurre, en cualquier forma, es que está viva.
Un beso y, en principio, me apunto a Granada. Ya nos dirás.

Jesús Arroyo dijo...

Darilea:
Cierto y obligados estamos a escuchar ese ritmo.
Besos.

Yeli:
Igual para ti desde este rinconcito de España.
Saludos.

Maria Varu dijo...

quizás no llegue
quizás no sepa a que lugar
pero el tren se va
despacio, lento, sin destino
sus vías permanecen fijas
debajo, marcando un camino
aunque sea sin final

besos Jesús

Emilio dijo...

Y tan lento, Jesús, de los madriles al sardinero ¡4 horas y 40 minutos! y el ave dicen que para el 2015 o 20 o 25, quién sabe. El culo del mundo no le interesa a nadie, por mucho Revilla y muchas anchoas (que por cierto, vienen de Marruecos, o de Chile, que las de aquí nos las comimos hace tiempo, y no de hambre precisamente) que reparta por ahí.

Mis saludos, amigo.

Elsa dijo...

Los trenes sin esperanza transitan muchos corazones.
Suerte de quienes se apean y los ven partir...

Hermoso, Jesús.

Mil besos.

Luisa Arellano dijo...

Quizá ese ir a ninguna parte de forma lenta, con un pájaro revoloteando, sea la forma de viaje que nos estamos perdiendo en este mundo revuelto que nos toca vivir.

El poema me transmite desasosiego por lo que tenemos al alcance de los dedos pero que de alguna manera se nos resiste.

Precioso.

Besos

Gala dijo...

Demasiado trenes con dirección a ninguna parte vemos pasar en nuestra vida.

Me ha gustado leerte.

Saludos

Mónica López Bordón dijo...

me encanta ese "Sé que no llegará..." el verso le da un antes y un después al poema, al sur de mediodía, un título bellísimo.

No hay meta ni lugar de llegada, continuar el viaje..

Un beso grande
Mónica

Jesús Arroyo dijo...

Maria:
Se va, poco a poco.. ¿desaparecerá?
Besos.

Emilio:
HOy no se tarda "nada" a ninguna parte. ¿Revilla? ¿el salchichón?
Un abrazo, amigo.

Elsa:
Tenemos que posarnos en la estación. El problema es saber que tren tomar.
Besos.

Luisa:
¡Cierto! Hay cosillas que están tan cerca y no podemos tocarlas.
Besos.

Gala:
Y los que quedan...
Me paso. Besos.

Mónica:
Parece que es lo que mas gusta, el título que, personalmente a mi, me dice tanto.
Un beso.

Malena dijo...

La disyuntiva eterna de saber cual es el tren correcto que debemos tomar. ¿Ese plácido que tan bien describes o el que nos permita llegar pronto a nuestro destino?

Besos.

Jesús Arroyo dijo...

Malena:
Pues llegue rápido o no... casi me quedo con la tranquilidad... ¿no?
Un beso.