jueves, 26 de noviembre de 2009

DICEN (leyenda de Adelina)


Dicen que nadie lo ha visto,
que todo lo esconde,
que habla contigo y no le respondes.

Dicen las viejas del pueblo
que baja de montes
y se baña en ríos que nadan tu nombre.

Dicen los bosques del castro
que enciende hogueras
para iluminar tu rastro.

Dicen que nadie lo siente
tan solo él es alma
de tanta simiente.

Dicen que anida en el tronco
de un nogal cualquiera
al pasar tu potro.

Dicen, amables viajeras,
que es la comparsa
de todas las sierras.

Te he visto, Adelina,
por mucho que digan las voces siniestras,
responderle al canto en ríos sin nombre,
agarrar la tea que alumbra tu rastro,
acariciar tu vientre a lomos del potro
por sierras del castro.

Te he visto, Adelina,
tomarle la mano
al guiño de encuentros…
alfombrar los pastos
gozando su cuerpo.

Y ese niño albino
que corre la era
con el palo en fuego
haciendo del juego
hablar a tu pueblo…
Te he visto, Adelina,
besarle sus besos.


Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

28 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

Queridos/as amigos/as:
De todos es conocido que Asturias tiene cientos de leyendas... Esta no lo es.
Conocí a esta mujer muy anciana ya. Soltera, tuvo un hijo albino que desapareció un buen día de la aldea. Decían que el color de su piel, de su pelo, fue la causa. Las gentes del pueblo diría yo... Ella enloqueció, paseaba por los caminos llamándole y decían que le respondía una voz de hombre susurrando amor.

anabel dijo...

T´u nos has contado esa historia dandole la forma de una leyenda celta, de las que circulan por algunos pueblos y aldeas asturianas y gallegas, como si de un trovador ambulante se tratara.

Gracias por compartir la historia de Adelina.

Un abrazo.

Paloma dijo...

Caramba Jesús, impresionada con la belleza que le has transmitido a la historia. ¡¡Felicidades!!

Besos.

Lembranza dijo...

OH, Tu poema me recuerda a laa historia de una mujer "Maria Soliña" que fue juzgada como bruxa, por santa inquisición, le quitaron los bienes, que era realmente lo que querian. Fue tal el tormento de lo interrogatorios que dijo ser lo que ellos querian, unha bruxa. Carlos Nuñez tiene una bonita canción sobre ella. Precioso poema sobre personas incomprendidas.

Jesús Arroyo dijo...

Anabel:
"Trovador en vida,
de vida,
cantarín de sueños..."
Ya me gustaría, ya.
Besos.

Paloma:
Es que Adelina causaba sensación. Ver sus ojos mirando a la nada y a un todo al mismo tiempo, sus pasos lentos y su voz siempre susurrando... Vamos, que de niño yo me acojonaba.
Un beso, guapa.

Lembranza:
Como tantas mujeres señaladas como brujas que, por gusto y gracia (desgracia) de una inquisición llamada santa, daban pasaporte por cualquier detalle.
Cuanto sabe España de esto, ¿verdad?
Un beso.

Jesús Arroyo dijo...

Lembranza:
Supongo que es la canción de Luar Na Lubree ¿no?. Coincide que en esta canción hablan de Cangas y Adelina nació en una aldea del concejo Cangas del Narcea.
Besos de nuevo.

Sara dijo...

Jesússsssssssssssss! nada más que comencé a leer, me trasladé con la imaginación a cualquier precioso bosque de Asturias( tú esto siempre lo consigues con tu tinta jajajja, el que imagine ¡digo!), pensando en sus leyendas...y resulta, que es un hecho cierto del que tú has hecho un bellisimo poema, que me ha llegado al corazón, porque lo haces desde el corazón...
Dicen.... ¡y yo lo vi!
Igual...que vi a ese gnomo debajo de mi setita, se que personas como tú, también son capaces de verlos.
Te dejo un abrazo inmenso de leyendas e historias asturleonesas.

Malena dijo...

Mi querido Jesús: Es una preciosidad este poema. Me pasa contigo lo que a tí te pasa con Elsa, que todos los poemas tienen algo que calan bien hondo.

Mil besos y mil rosas.

Lembranza dijo...

Coinciden en que hay dos mujeres que sufren, las consecuencias de la avaricia de los hombres.
Es un poema de celso Emilio Ferreiro, también lo canta Carlos Nuñez y luar Na Lubree.
Es preciosa al igual que la tuya

gaia56 dijo...

¡Qué buen ritmo! y que bonita leyenda.
Un beso.

Gala dijo...

Quien mejor que tu para narrar una leyenda de esa forma.
Genial.

Un beso

La Solateras dijo...

Te devuelvo la visita, Jesús, y me encuentro con este sorprendente e inquietante poema. Seguiré visitándote.

miralunas dijo...

que hondo se siente asi como lo cuentas, jesus!

Sakkarah dijo...

Que bonita...

Me ha gustado la historia...

Un beso.

Terly dijo...

Una historia triste contada con aires de "meigas" y aderezada con versos ritmicos que le dan aspecto de canción.
Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Sara:
Hasta que he leído tu comentario estaba preocupado. Me habían dicho de visitar al psiquiatra por lo de ver gnomos bajo setas. Me decían que las setas si se veían, pero que los gnomos ni se veían ni existían. ¡Madre mía! ahora tengo que llamar a la seguirdad social y pedir cita para salud mental. No, no para mí, para aquellas personas que dicen que no los ven.
Gracias y besos.
PD. Se conoce que la gente que acostumbramos a caminar por los bosques astures..

Malena:
Pues no se que decirte, porque si te ocurre lo mismo que a mi con Elsa, vamos a tener que hacer un trio poético, ¿te parece? Poético, digo poético.
Besos, guapa.

Lembranza:
Estos cantares tienen tanta sensibilidad... Lo digo por los de ellos, no por Adelina.
Besos.

Gaia:
Habrá que ponerle música. ¿Quién lo hace?
Besos.

Gala:
NO me digas eso que me pongo colorado.
Besos.

Solateras:
Estaremos "conectados" entonces.
Un beso.

Miralunas:
Son parte de ¿mis raíces?
Besos.

Sakkarah:
Por los montes de Asturias, Galicia, Cantabria, País Vasco..., entre sus bosques, bajo sus ríos, hay infinidad de leyendas y realidades que pasan de mano en mano. Lo importante es conocerlas.
Besos.

Terly:
te comento lo mismo que a Gaia. Si alguien quiere ponerle música... ¡vamos a medias! jeje.
Un fuerte abrazo.

Xiomara Beatriz dijo...

Es curioso todos los pueblos tiene leyendas parecidas a esta tan real como tu mismo dices pero igual bailan historias de tristeza… la niebla… los bosques ..los solitarios caminos …el corazon en eterna busqueda de lo perdido ...como siempre sublimente descrito Jesús …besos

Caminarsingluten dijo...

Jesús, alleer tu poesía, nos hemos trasladado a las tierras astur-leonesas, esas que tanto queremos.

Es una bellísma poesía, llena de encanto y tristeza. Pero escrita como tu solo sabes hacer, con amor, con mucho amor.

Pero al leer tu comentario y comprobar que tú conocistes a esa mujer, aún ha sido mas increible la historia.

Un fuerte abrazo.

Ana y Víctor.

Noray dijo...

Hermoso poema, aunque mejor sería llamarlo canción por la musicalidad que derrocha.



Un fuerte abrazo

Elena dijo...

Dicen!!!
Una historia triste que despierta emociones.
Besitos

Lucía dijo...

Preciosa leyenda de Adelina.
Lanzas la pluma y el papel se viste de bellos colores, en forma de letras.
Besazos mil o más

Jesús Arroyo dijo...

Xiomara:
El misterio se pasea por lugares boscosos. A veces se hace ver, otras perdura escondido, hasta que un dia...
Besos.

Pareja:
Y eso, sin billete de autocar, sin coche cama. Adelina no se escondía, por mucho que el pueblo quisiera.
Un fuerte abrazo.

Noray:
Estas historias de pasados suelen salir con ciertas notas escondidas.
Un abrazo.

Elena:
Dicen... escondía en su bosque
al hombre de pensamientos.
Dicen... cantaba su nombre
a ritmo de mil lamentos.
Un beso.

Lucía:
El norte, mi norte...
Besos mil, guapa mía.

Luisa Arellano dijo...

¡Qué triste la historia y qué bellamente nos la has contado!

Me has hecho reflexionar sobre lo ruines y viles que podemos ser los seres humanos ante lo que consideramos diferente. Qué triste.

Jesús Arroyo dijo...

Luisa:
Cierto lo que dices. Ahora no tanto o, tal vez, seamos mas hipócritas. Lo real es eso, que fusilamos todo lo que sea diferentes, aunque ese todo sea una persona. En aquella aldea no terminaron cuando Adelina les dejó.
Allí vive Ignacio, un niño de 45 años que, aún hoy, es señalado. HAce mucho tiempo puse en este blog su poema "Ignacio el lelo".
Un beso, guapa.

Fernando dijo...

Siempre he creído en los gnomos. Me dan mucho más miedo las setas. Llego tarde al encuentro con esta singular poesía, que me atrae mucho por su fondo de paisajes íntimos en los que se esconde ese niño busccado y percibido en varias ocasiones. Ojalá centres la idea permanente del niño. Un abrazo, poesta.

Jesús Arroyo dijo...

Fernando:
... y pobre de aquel que no guarde un niño.
Un abrazo.

Tesa dijo...

Maravillosa la manera en que nos cuentas esta historia rural de superticiones.

Hay lugares de África donde consideran a los albinos portadores de malos augurios y muchos huyen temiendo por sus vidas.

Tiene tu poema aires de romanza de esas que cantaban los bardos por caminos y pueblos.

Un beso, Jesús

Jesús Arroyo dijo...

Tesa:
En África y en tantos lugares de esta España.
Parece que ha salido para ser cantada.
Bueno, ya se verá si alguien se pone con el pentagrama.
Besazos.