viernes, 23 de abril de 2010

ÚLTIMAS VOLUNTADES (A día de hoy)

Magdalena (J. Romero de Torres)

¡Hasta ahora!
así era, querida.
Hasta ahora pensaba en cenizas,
pero… me he dado cuenta.
Las cenizas sirven para abonar el césped
con la gravedad de que algún perro de lanas,
caprichoso e insumiso en la meada,
blanco, eso sí,
se orine sobre mi cabeza,
y ¡no me da la gana!

Prefiero,
por aquello de la ciencia,
que una bata blanca hurgue mi endolinfa
y cuando descienda al bajo vientre,
el docto científico se marche a comer
y el cambio de turno del laboratorio
haga que aquella doctora,
semejante al cuadro de Romero de Torres,
toque, con delicadeza,
lo que quede de mis criadillas.



Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

32 comentarios:

ALEJANDRO dijo...

Amigo Jesús, lo mejor de las últimas voluntades, igual que lo mejor de los seguros, es que nadie haga uso de ellas. Pero si algo atractivo se "manda" en la última carta,un buen vino, una canción, un viaje, una emoción... es preferible disfrutarlo en vida.

Aunque no te conozco personalmente, te aprecio por lo que veo en tus cuadernos, y como cada cual podemos elegir los versos de un poeta que más nos atraigan en cada momento, elijo estos para tí, con mis mejores deseos:

"Prefiero,(...)
que aquella doctora,
semejante al cuadro de Romero de Torres,
toque, con delicadeza,
lo que quede de tus (mis) criadillas".

Saludos, siempre cordiales.

Alejandro

Sakkarah dijo...

Me ha gustado, porque tiene mucha fuerza...

Un beso.

La Solateras dijo...

Un gran poema, Jesús, lleno de ironía y de sentido del humor... negro, eso sí.

Enhorabuena.

Paloma Corrales dijo...

Sin ninguna metafísica, así rebelándote con ingenio, muy bueno Jesús.

Un beso.

Jorge Torres Daudet dijo...

Me sigue pareciendo estupendo; ya te dije.
Un abrazo.

DAISY dijo...

uyy qué susto al leer el título!! jajaj, muy profundo, eso sí!!! besazos con abrazos que te lo has ganado!! jejej

impersonem dijo...

Ya veo ya veo hacia dónde quieres que avance la "ciencia"... jejeje.

Están bien estas "últimas voluntades"... aunque visto el contenido del paréntesis ¿serán las últimas?...

Abrazos.

Noray dijo...

Totalmente de acuerdo Jesús, salvo en una cosa, el cuadro de Romero de Torres es horrible.


Aunque bien pensado, después de este bocatto di Cardinale (por la Claudia, quede claro) que es la vida que hagan lo que le plazcan a los que aquí se queden. No quiero seguir ejerciendo de director después de muerto.



Un fuerte abrazo

Shikilla dijo...

Rectificar es de sabios, y si la ceniza no era del todo apropiada, estás en tu derecho de elegir la post-mortem que te de la gana.

Un poema irónicamente divertido.

Un beso

Jesús Arroyo dijo...

Alejandro:
Me suena tanto esa frase de los seguros... unos cuantos años trabajando en ellos.
En cuanto a los versos, posiblmente sean los "más satisfactorios" ¿no?.
Un fuerte abrazo.

Sakkarah:
Y yo que trataba de ser sensible...
Besos.

Solateras:
No lo perdamos nunca. Me refiero al humor en la poesía y, claro está, en nuestras vidas.
Besos.

Paloma:
¿Metafísica una vez muertos? Nada, nada.
Besazos.

Jorge:
Tus oídos tuvieron la primicia, jeje.
Abrazotes gordos, tanto como yo.

Daisy:
¿Susto? ¿Por qué? si las últimas voluntades son muy humanas.
Besos setecientos.

Impersonem:
Nunca se sabe. Todo depende de los restos vivos que me queden según avance el tiempo.
Abrazos.

Noray:
Horrible, cierto, pero te pregunto una cosa ¿en ese momento, si viene una Magdalena en el mismo estado y fueras capaz de sentir? :)
Un abrazote.

Shikilla:
Si ha puesto una sonrisa en tu rostro, me conformo.
Besazos.

Cuarentañera dijo...

Cuando ya no estas, no estas, lo mejor es el rastro que has dejado.

vocal dijo...

Interesante y divertido el poema, casi tan negro como el cuadro, que le va de perlas. Por cierto, yo creo que debería haber una copia de ese cuadro en todas las salas de autopsias. :)

Marisa dijo...

Querido Jesús, me hiciste
reflexionar un poco,¿valdrá
la pena pensar que harán
con nosotros después de muertos?.

Besiños

Emilio Porta dijo...

Está visto que no eres muy pàrtidario de la reencarnación...porque,digo yo, que será más fácil el tema con las cenizas esparcidas por el viento...Una en una flor, otra en un campo sembrado, otra se la traga un pececito...en fin, que no quieres dejar ni rastro físico..o bien es que eres más listo que todo eso...y piensas que algún órgano puede seguir viviendo en otro. Eso si hubiera un trasplante...generosa y altruista postura. Y más generosa aún: me importa un pito lo que pase con mi cuerpo - valiente, sin duda - y así la ciencia mejora. En cualquier caso es un poema de una gran originalidad y tremendamente entroncado con la muerte...y la vida, que son las dos caras de lo mismo respecto a la existencia. A mi este tipo de literatura, con contenido, es la que me gusta, ya sabes. Un abrazo, Jesús.

Malena dijo...

Mi querido Jesús: Con una sonrisa en los labios y que me llega de oreja a oreja solo puedo decirte: AMEN. :)

Mil besos y mil rosas.

Laura dijo...

Te felicito por tus letras y por tu blog!!!

Jesús Arroyo dijo...

Cuarentañera:
Lo mejor es ese rastro, ¡cierto! pero si puedes dejar algo de tus entrañas... ¡mejor!
Besos.

Vocal:
Creo lo mismo que tú, porque como el muerto ya no se incorpora, no puede salir corriendo (por lo fea que es Magdalena).
Besos.

Marisa:
Yo pienso que sí, que vale la pena.
Besitos.

Emilio:
Si es que... esparcidas por el viento... mira que si una mota le entra a un pastor en un ojo... o ¡coñe! sales del pececillo en forma de cordoncito oscuro... Mejor pensar en si descubren motivo de la peca que tengo en la frente ¿no?
Se trata de ser pelín críticos.
Un abrazote.

Malena:
Como decía mi abuela "Amén Jesús, churruschuschus"
Besazos.

Laura:
Estás en tu casa. Gracias.

Elsa dijo...

Hombre Jesús... entre que se orinen en tu cabeza y te toquen, por generoso, con delicadeza, indudablemente lo segundo. Pero aségurate de que el cambio de turno sea el adecuado: siempre doctora.

El poema, genial y una gran carcajada.

Un beso.

media luna dijo...

Parece como si te estuviera escuchando recitar el poema entre doña Elvira Daudet y don Jorge Torres, y la mua. Ojalá lo hubieras leído para todo el público, pero eso ya lo comentaré en tu foro tertuliano.
De las cenizas, mejor no hablo, porque son tan absurdas como lo son casi todos los símbolos. De lo que sí voy hablar son de las criadillas. No sé si ya se pueden transplantar, pero desde luego todo cuanto sea susceptible de seguir viviendo o dar vida, es la mejor de las voluntades.
Besos poeta!

Lucía dijo...

Mejor últimas voluntades, en manos de doctora, que ceniza en césped.
Por aquello de aprovechar las cosas ¿no?, jejeje.

Besazos mil, chico guapo.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

como siempre jesus, tus versos transmiten con fuerza; me encanto el poema aunque no la magdalena que has puesto y mira que que este pintor me gusta...
besotes

Jesús Arroyo dijo...

Elsa:
¡Indudablemente!
Ah, la ciencia, la ciencia...
Besazos.

Media Luna:
Espero que en un futuro se pueda cambiar todo entre diferentes cuerpos de mismo sexo ¡claro! bueno, o diferente, depende de cada uno/a. Si los doctos a mi muerte pudieran decir "¡mira! esto es por esto, ¡eureka!" ya sería suficiente.
Besazos, CJ.

Lucía:
Sí, sí, sí, sí... mucho mejor, infinitamente mejor. si lo malo de todo esto es que el personal en postura horizontal no se entera y la doctorcita... ummm... mal gusto tendría que tener.
Besos mil, guapi.
Ahora que pienso una cosita, ¿os presenté a Media Luna y a tí en el recital?

Cantalapiedra:
Da lo mismo, tras estar sin respirar, esta Magdalena u otra...
Besazos, guapa.

Lucía dijo...

Buenos días, chico guapo. Dejemos hacer a la doctora...jajaja.
No, no me presentaste a Media Luna, estabas muy ocupado y es normal.

Besazos mil.

Elena dijo...

Pedir por pedir haces bien, que demonios...

Besotes

Lunska Nicori dijo...

Tú lo que eres es un canalla!! ja,ja, ja Pero, la verdad, ni por estas es una situación es más romántica que la del perro...Te lo digo yo que he hecho prácticas en Medicina,jeje,je

Simpático poema, amigo. Me gustaron tus risas, tu desparpajo en el Encuentro... A la próxima a ver si hablamos y y nos reimos más: juntos.
Un beso y un abrazo grandes.

marisa dijo...

Jesús...Me has hecho sonreir y eso, a día de hoy, vale mucho, mucho...
pd.Tú poema gustó mucho en mi instituto.besazos

Lembranza dijo...

Ayy que miedo!! Prefiero no pensar en la ultimas voluntades, aunque siempre están por ahí, rondado. Un abrazo desde el otro lado de la calle

Jesús Arroyo dijo...

Lucía:
Te he mandado correo.
Besos mil.

Elena:
Que no, que no, que no es pedir por pedir.. Mira tú si me entero de algo...
Besazos.

L.N.:
Las risas son tan sanas... pobre de aquel personaje al que le falte el sentido del humor.
Nos vemos en la próxima.
Besitos.

Marisa:
ME alegro mucho si el poema gustó, pero me alegro mucho más si hemos podido sacar una sonrisita. La próxima, en vivo y en directo, que sólo nos vemos en saraos poéticos.
Besazos.
PD. Un día llamamos a Carmen y a quien quieras y nos tomamos un cafelito o arrrrgo.

Lembranza:
Pero... tiene que pasar. Ahora bien, la manera en la que pase... eso ya...
Besos desde el tres.

Conchi dijo...

Ainssssss Jesús hasta después de muerto pensando con las cridaillas, jajajajajaj, en fin opino que la muerte en si, tiene poca poesía, por eso,tu visión lúdica del despues de... me encanta.
Abrazos, muchos.

Luisa Arellano dijo...

¡Cómo me gusta ese toque irónico-sarcástico que imprimes a tus versos!

Encantada de haber venido a conocer tus "últimas voluntades" ;)

Besos.

Sara dijo...

Últimas voluntades???? a dia de hoy???..no... no quita, paso palabra!
Pero que ironia tiene este asturianín....
Abrazotes inmensos

Jesús Arroyo dijo...

Conchi:
Y... ¿no es práctico pensar en lo único?
Sin embargo, junto al amor, es a quien más se escribe.
Besazos.

Luisa:
Recuerda que son a día de hoy.
Un beso fuerte.

Sara:
¿No quieres saber que harán con tu body? jeje.
Besitos.