martes, 25 de mayo de 2010

LA BANDERA DE LA PLAZA DE COLÓN


Por mucho que deseemos lo contrario, sólo un hemisferio se mueve, el otro está parado, inválido, tal vez sea la nacional trombosis miserable culpable de esas ataduras.

Tiene tantas ganas de volar… Lo intenta cada vez que la suave brisa despierta su cuerpo y cuando nocturna descansa, fatigada por tanto saludo a nadie, llora sin que consolemos sus lágrimas. Es como la paloma campesina que un día se posó en tejado equivocado y durmió la noche en una jaula oxidada; al día siguiente la encontraron muerta por anhelo de libertad, con los ojos abiertos a la nada y el suelo regado de pena.

Cada mañana, cuando paso por la plaza de Colón y la veo queriendo escapar, agacho la cabeza porque me avergüenza su presidio. Si ha nacido para ser libre… ¿por qué la ataron al mástil? ¿por qué a una altura donde nadie puede salvarla?


Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

20 comentarios:

Fernando dijo...

Muy romántico, muy poético y muy entrañable. Eres un artista. Yo tengo una cría de bandera en mi jardín y la saludo todos los días, a lo mejor con añoranza, pensando que algún día me la querrán romper. Mejor sería,como tú dices, soltarla para que vuele sola impulsada por el viento, sin estar amarrada a ninguna convicción personal. Un abrazo, amigo Jesús.

Jorge Torres Daudet dijo...

Jesús no me extraña que quiera volar; ahíta de tantas lenguas que, aunque a ellas también representa y acoge, no entiende.
Los leones de las cortes están también negros, muy negros; a ellos tampoco les llegaron los auriculares de los intérpretes; se quedaron, éso sí, se quedaron porque no entendieron las tonterías que vertieron los "oradores, señorías". Aunque tonterías deben estar muy acostumbrados a escuchar.
Por eso la bandera quiere volar. Lástima, con lo bonita que es!

Marisa Peña dijo...

Un texto muy poético jesús.Un abrazo

Shikilla dijo...

Sí, es pura poesía tu texto, Jesús. Esa bandera que, personalmente, me emociona y me gusta, quiero y respeto, será protagonista el próximo día 29 de mayo en mi ciudad, Badajoz, y la juraré con otros cientos de personas, porque así lo he querido, me llena de orgullo hacerlo, porque antes que yo lo hicieron muchos que, por defenderla, dieron incluso su vida.

Me gusta pensar que simboliza mis raíces, las raíces de mis antepasados y las de mis hijos. Me gusta pensar que pertenecemos a un lugar y que eso no es impedimento para mirar más allá de los límites de nuestra tierra. Me gusta pensar que me une a muchos, esa bandera, la lengua, los orígenes...

Quizás porque me gusta pensar que haya algo que nos una a todos.

Paloma Corrales dijo...

Precioso querido Jesús y como ya te han comentado poéticamente profundo.

¿Será que siempre queremos amarrar?

¿Será que no comprendemos algo tan elemental como la libertad?

Besos, poeta.

Sara dijo...

Neñu!jejejeje, ¿ésta inspiración te permite conseguir que yo también vuele con la bandera de la plaza de colón?,porque estoy a puntito, pero a puntito de levantar el vuelo, y no parar hasta que llegue aún más alto, que esa bandera...asi es que... vete componiéndome otro poema, porque no soporto esta trombosis nacional.
Abrazote asturleonés

Noray dijo...

Tal vez, querido Jesús, esté hastiada de ser sólo una simple bandera, porque en el fondo ella sabe que lo que verdaderamente importa son los seres humanos. ¡Y eso, desgraciadamente, cada vez tiene menos valor!



Un fuerte abrazo.

Manuel dijo...

"Ahí, debajo de la tierra,
no estas dormido, hermano, compañero.
Tu corazón oye brotar la primavera
que, como tú, soplando irán los vientos.

Ahí enterrado cara al sol,
la nueva tierra cubre tu semilla,
la raíz profunda se hundirá
y nacerá la flor del nuevo día.

....

Aquí hermano, aquí sobre la tierra,
el alma se nos llena de banderas
que avanzan,
contra el miedo,
avanzan,..."

(Victor Jara: Con el alma llena de banderas)

Yo creo , Jesús, que a muchos españoles nos ocurre que hemos sentido históricamente un secuestro de los símbolos. Me estremece ver cómo en los paises sudamericanos que han sufrido recientes y sanguinarias dictaduras, los símbolos de bandera e himno han sido más bien acicate para la unión del pueblo, mientras aqui, en nuestra España, yo al menos, he venido rechazando himno y bandera como perpetuación del franquismo.

Y ahora me encuentro con un vacio de símbolos; con una desgana que combato en mi conciencia por puro sentido del deber, que no por impulso.

Porque no comulgo con los idólatras del Poder, con los cantamañanas de uno u otro signo, con los corruptos y los calientasillas interinos que nos han sangrado.

Hoy he escuchado la vergüenza hecha griterío en nuestras Cortes. Sus estúpidas señorías vociferando al peor estilo de gentuza de mercados. Me he sentido tan decepcionado, tan solo, tan asqueado por haber participado en algún momento en la elección de esos impresentables ignorantes, que son quienes - teóricamente - manejan nuestros destinos, que me he prometido no volver a dar un voto en las urnas hasta que la educación, el respeto y la coherencia no vuelvan a nuestro Parlamento.

Y mientras, como diría Martí y Pol, "que cada cual se las componga como buenamente pueda...".

Un abrazo, Jesús.

Terly dijo...

Tu texto, querido Jesús, es un precioso microcuento lleno de poesía y me gusta enormemente como tal pero...
¿qué haría suelta esa bandera? Tú sabes bien que el canario al que se abre la jaula para ser libre no tarda en morir más de 48 horas. Para mi es un simbolo sagrado que representa la libertad a la que no puedo dejar libre porque la perdería. Representa mi tierra, mi casa, mi familia, mis amigos, a cada uno de los que por el simple hecho de haber nacido en España quiero y respeto profundamente.
En una ocasión, con intención de jurarla por segunda vez, (cosa que después no fue posible, le hice este soneto:

RENOVACIÓN DEL JURAMENTO
A LA BANDERA.
.
.
¡Oh! mi amada Bandera roja y gualda,
te contemplo bajo el azul del cielo,
bella ave de hermosas alas en vuelo
planeando majestuosa sobre España.
.
Siempre en mi vida fuiste fiel compaña,
a quién juré mi amor y mis desvelos,
hoy, con los pies clavados en el suelo,
de nuevo firme, beso cuanto entrañas
.
Juro defenderte del que te daña
con gran pasión y patriótico celo
nacidos del ardor con que me bañas.
.
Jamás se interpondrá ante mí montaña
que por elevada escalar no pueda
si con gran amor grito ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!

Un fuerte abrazo, querido amigo.
.

Emilio Porta dijo...

Me adhiero por completo al comentario - espléndido - de Manuel. No borraría ni una coma. Dicho esto añadiré que, desde el punto de vista literario, tu texto es una preciosidad. Algún día, de todas formas, las banderas respresentarán un sentimiento, el pequeño orgullo de nuestra patría chica, idioma, cultura...pero quizás la única bandera sea la bandera del mundo, de la patria universal de la Humanidad. Nosotros no lo veremos...pero es un bello sueño. Esa bandera si que volará.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

chapeau por ti Jesús... sabes? me encanta pasar y verla a cualquier hora, pero cada vez que la miro me da más tristeza

Jesús Arroyo dijo...

Como escribe nuestro amigo Enrique Gracia "No hay bandera que valga un sólo muerto... No hay libertad que nazca en la vergüenza".
Y aquí se sigue matando en nombre de banderas, se sigue robando en nombre de banderas y se sigue mintiendo en nombre de banderas. Es, por tanto, mi vergüenza, la vergüenza de todo lo que representa el signo y no se cumple (al menos, lo que nos enseñaron que representa) y es la falta de libertad de esta, mi bandera.
Mi bandera como señal de unión ya que todo ha de tener ese punto de soldadura. Me gustan sus colores pero no lo refiero a idea política (facha me han llamado por ello, cuanta incultura...)Podría ser azul, roja, amarilla, negra o, mejor, ¡blanca!, pero hoy, fuera del color que fuera, atada a ese palo (mástil es otra cosa) llora por no ser libre.
El canario, amigo Terly, ha nacido en el presidio, por eso muere cuando se abre la puerta. ¿Qué le pasaría al aguila, al halcón, a la paloma?

Abrazos y besos, queridos amigos.

ROCIO dijo...

Me ha encantado, bandera que queman y no respetan tanto y está ahí atada, ondeante y sin saber que sucederá con ella.


Un besote.

Rocío

Terly dijo...

Querido Jesús:

Repito lo que representa para mí, sin la más mínima connotación política:

"Representa mi tierra, mi casa, mi familia, mis amigos, a cada uno de los que por el simple hecho de haber nacido en España quiero y respeto profundamente" sean de la ideología que sean.

Y añado:
Jamás haría daño a nadie por defender un trozo de trapo pero por defender todo eso que para mí representa, daría la vida... y no es broma.

Un abrazo, querido amigo

Jesús Arroyo dijo...

Rocio:
Camino queda y no sabe que pasos ha de seguir...
Besazos.

Terly:
Ya, ya he entendido tu primer comentario. En muchas ocasiones hemos realizado comentarios sobre temas semejantes, en tu blog y cuando yo tenía el blog "Tu Opinión es tu vida"
Pero, amigo mío, con lo del canario me lo has puesto "a huevo".
Mala salida tiene a la libertad el que nace en presidio y lo que representa nuestra bandera, (cada uno con sus ideas y creencias) está entre barrotes.
Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

"Representa mi tierra, mi casa, mi familia, mis amigos, a cada uno de los que por el simple hecho de haber nacido en España quiero y respeto profundamente"
Precioso comentario de un compañero.

Y también esto que dices tú, Jesús:
Como escribe nuestro amigo Enrique Gracia "No hay bandera que valga un sólo muerto... No hay libertad que nazca en la vergüenza".
Y aquí se sigue matando en nombre de banderas, se sigue robando en nombre de banderas y se sigue mintiendo en nombre de banderas. Es, por tanto, mi vergüenza, la vergüenza de todo lo que representa el signo y no se cumple (al menos, lo que nos enseñaron que representa) y es la falta de libertad de esta, mi bandera.
Mi bandera como señal de unión ya que todo ha de tener ese punto de soldadura.

Y esto que digo yo (perdonad)
"Algún día, de todas formas, las banderas respresentarán un sentimiento, el pequeño orgullo de nuestra patría chica, idioma, cultura...pero quizás la única bandera sea la bandera del mundo, de la patria universal de la Humanidad. Nosotros no lo veremos, pero es un bello sueño. Esa bandera si que volará"

Dicho esto, y lo digo con todo el corazón, me emociona escuchar una canción como "Suspiros de España", el pasodoble "En tierra extraña" y, también la "Salve rociera" ó el "Himno a Valencia". Y, por supuesto, el himno nacional. Porque somos también historia y somos pasado y somos un montón de cosas guardadas en esa mezcla de emoción, sentimiento y pensamientos, que forman al ser humano, la persona.

Port

Lucía dijo...

Me gusta verla cuando la brisa la hace volar y me encanta mirarla al pasar por Colón.

Después cada uno la siente a su manera y aquí ha quedado muy bien reflejado.

Besazos mil, amigo mío.

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

Jesus, te felicito, me encantó todo lo que leí...

Jesús Arroyo dijo...

Emilio:
Con esas canciones siempre me pongo a llorar. Sensiblón que es uno o ¿será que uno pertenece a la CIA NACIONAL COPLERA?
Abracitos varios.

Lucía:
El problema, querida amiga, es que la ves moverse, pero no volar.
Besos mil, guapa.

Otra vez...:
Estás en tu casa.
Saludos.

dibusanfer dijo...

¿verdad que es grande?... la patria de uno, quise decir. Da igual que la bandera sea grande o chica, que esté amarrada o libre, o que sea como sea... mientras sientas arroparse tu corazón con lo que representa.
Felices Fiestas del pueblo, aunque agobien un poco (la verdad).