lunes, 12 de julio de 2010

EJÉRCITO DE RATAS


Nadie importa,
nada se interpreta,
los colores se han ido a gris,
la música es una sirena de emergencia.

Los ojos de la niña pelirroja ya no reflejan miel,
han callado viveza
y sus labios se han arqueado hacia el pecho.

Un ejército de ratas vigila la ciudad
en nombre de inmundicia,
hay humo sobre las aceras,
el horizonte es tiniebla.

¿Qué hacemos ahora,
seguimos presumiendo de insensatos?


Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

18 comentarios:

Jose Zúñiga dijo...

Me temo que sí, Jesús, que vamos a seguir presumiendo.
Un poema desalentador.

Marisa dijo...

Tus palabras hacen sentir
toda esa parte gris que
que nos envuelve, te invito
a mirar através de mi ventana
hoy te dedico mi respiro.

Acepta este abrazo.

Laura Caro dijo...

Ese horizonte de tiniebla es lo primero que hay que cambiar; es muy desesperanzador. Por muy mal que estén las cosas, siempre tiene que haber horizontes bellos que alcanzar.
Un beso.

La Solateras dijo...

Me gusta mucho lo de la música es una sirena de emergencia.

Poema oscuro y desalentador pero bueno.

Un abrazo

neko dijo...

Desalentador, si, pero me ha gustado mucho. Creo que en mundo tiene que haber este tipo de contrastes para enseñarnos a apreciar lo que de verdad vale la pena, tenemos que ser conscientes de que no todo es tan bonito y fácil como desearamos.

Un saludo

Paloma Corrales dijo...

A veces se nos desgasta hasta el pensamiento y el gris nos envuelve y todo se torna lejanamente frío y extraño, pero siempre hay que seguir buscando un espacio abierto, las peores cárceles son las propias... seguir presumiendo de insensatos siempre es una opción mucho mejor que alinearse.

Besos, un pelotón de ellos (que a ejército no llego ;-))

Noray dijo...

A fuerza de ser insensatos quizás logremos descubrir donde está la sensatez. Todo sea que tengamos que seguir buscando entre nuestras propias tinieblas.



Un fuerte abrazo

Jorge Torres Daudet dijo...

Pues Jesús, no sabes cómo estoy de acuerdo con tu poema. Aunque ese gris me pueda parecer, hasta casi, un luminoso color a como yo lo veo.
Que no sea premonición y se extingan esas nieblas.
Abrazos.

Fernando dijo...

Pues tú despides color, fuerza e imaginación por todo tus poros.¿Cuándo has escrito esta poesía, en un momento de turbación o ensayando eso de "a ver qué tal se me da la tristeza"? Pues nada, Jesús, lo tuyo es otra cosa, es vitalidad, creación, impulso. Y sigue ese camino, por favor. Un abrazo.

Mari Carmen Azcona dijo...

El desaliento llega sin avisar. Irrumpe convirtiéndolo todo en gris que no en negro. Pero todo pasa bebiendo agua del tiempo...Y el sol sale devolviendo el color a cada espacio.

El gris también es un bello color, como el de las perlas y el de este poema.

Besos y abrazos.

Manuel dijo...

No hay desaliento en la denuncia. Yo creo que las voces se alzan de muy distintas maneras para gritar lo que aprieta.

Así que con horizontes turbios, humos en las aceras, pelirrojas moribundas o música de sirenas, tu poema, Jesús, es un hermoso canto para mantener los ojos abiertos.

Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Jose:
¿Toque de atención?
Abrazos.

Marisa:
Abrazo aceptado y tomado. Miraré sin postigos en ellas.
Besos.

Laura:
Los horizontes son como los matices con los que se ve cada poema.
Un beso, guapa.

Solateras:
La música es una sirena de emergencia,
nuestros oídos sordos...
Un beso, Ana.

Neko:
Por ese camino van los tiros.
Saludos.

Paloma:
He puesto al "pelotón" de uno en uno y todos han pasado por mi cara.
¡Compañía! Beeeeeeeesos.

Noray:
Me has recordado al viejo payaso de un pequeño circo. Con tanta tristeza encuentra la alegría.
Un abrazo.

Jorge:
Tu deseo final es mi deseo. ¡Si señor!
Abrazotes.

Fernando:
Tú si que sabes, jeje. No necesariamente se ha de tener la cabeza gacha para escribir pendientes ¿verdad?
Poeta, un fuerte y cariñoso abrazo.

M.Carmen:
El único gris que no me gustaba era el de "los guris". Era muy feo.
El resto no deja de ser una fusión.
Besitos.

Manuel:
Siempre dando en el clavo. Es un aviso colgado de un escaparate.
Abrazos fuertes, caballero.

Sara dijo...

Jesússssssssssss, creo que tú mismo sabes la respuesta a esa pregunta final.

y lo que fardan algunos presumiendo de insensatos...ainsssssssss lo que habrá que ver.

La selección for presidents del mundo jajajajajaja

Abrazote inmenso llenito de calorcito de amistad

José Antonio Fernández dijo...

Buena pregunta final, a la que la contestación es SÍ, aunque eso no sea lo más razonable,pero es lo que dictamina nuestro pasado, de momento, espero, y deseo.

Mónica Alvarez Lama dijo...

Jesús:
a veces el paisaje es gris y desolado,a veces el alma.La música es parte de la esperanza.
Ya vendrán tiempos mejores para todos.

Saludos desde Chile

Jesús Arroyo dijo...

Sara:
Presumir, presumir... tanto presumir. Lo que queda por ver...
Besitos.

José Antonio:
Acudimos a nuestro pasado ¿es eso lo sensato?
Saludos.

Mónica:
Si vinieran en poesía...
Saludos.

Emilio Porta dijo...

Mejor dejamos de presumir y tomamos conciencia de que no nos diferenciamos, a veces, de esos vilipendiados roedores. Claro, que, de vez en cuando, también volamos. Un abrazo, Jesús.
Buen texto, sin duda.

Alma Mateos Taborda dijo...

Excelente poema. Profundo y desalentador. Excelentes imágenes. ¡Felicitaciones! Un abrazo.