martes, 5 de octubre de 2010

V (Ropa de Cama)


Dos pasos, un muerto,
un cadáver sin facciones de resurrección,
muchos mueren con sonrisa dibujada,
tantos con ceño fruncido al viento,
como si no quisieran morirse.

Con la mano en el corazón algunos
o con el alma escapando entre los dedos.

Sólo hay una vida
recorrida apenas en un murmullo.
Otros ni eso, siempre han callado,
como este cuerpo horizontal que ahora es pienso de gusanos,
ayer mi alimento.


Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

23 comentarios:

Jose Zúñiga dijo...

Cuántas veces el muerto es como una fotografía, desangelada, petrificada, inmóvil. Y nadie sabe qué vivó.

La Solateras dijo...

Lo de la resurrección... sería bonito. O no, depende.

Un beso

Terly dijo...

La muerte, el muerto, imagen estática de la película de la vida.
Un abrazo, amigo.

PD:
No se ha vuelto a hablar nada nuevo de la asociación de "Encuentros" ¿O sí?

Fernando dijo...

Fundamental y, de repente, la vida desaparece y queda esa pelíua fija de lo que un día fuimos. Un abrazo.

El Ser Bohemio dijo...

Que misterio la muerte, me llevo estas frases:

Con la mano en el corazón algunos
o con el alma escapando entre los dedos.

La verdad siempre es un gusto leerte. beso

http://el-ser-bohemio.blogspot.com/

Noray dijo...

La vida va y viene
en un preciso instante
y, aunque seamos los protagonistas,
sucede casi sin enterarnos.


Excelente la ilustración de Eduardo Naranjo.



Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Yo, si puedo elegir: con sonrisa dibujada y el alma escapándoseme entre los dedos...

Besazo.

Rosa dijo...

Hay que ver que bien te sienta la "ropa de cama", porque me sigue gustando lo que escribes: "un cadáver sin facciones de resurrección”…

Un placer leerte Jesús, aunque ayer faltaste a la cita ¿eeeh?. (jajaja!).

Besitos

Manuel dijo...

Pues mira, yo que soy experto en muertes y he presenciado unas cuantas y luego (o antes) y visto entrañas humanas a montones, me quedo con lo que siento más real en tu poema:

"... con ceño fruncido al viento,
comosi no quisieran morirse".

Porque hay formas y formas de morir. No te quepa duda.

Me estoy haciendo ferviente seguidor de tu ropa de cama.

Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Jose:
Si lo que vivió fue suyo, mejor que nadie supiera.
Abrazos.

Ana:
Ufff, depende. Si la diñas en plenas facultades y resucitas, todo perfecto, nadie se daría cuenta, pero si es lo contrario...
Besos.

Terly:
Sobre la posible asoc. hay que esperar un poco para tener alguna información.
Abrazotes.

Fernando:
Fuimos, ya sin ser.
Abrazotes.

Ser Bohemio:
No te las lleves muy lejos - :)
Saludos.

Noray:
Así es el tema de la vida. Así es.
Abrazos.

Paloma:
Ya somos dos.
Un besito.

Rosa:
ME sentará bien, pero me gusta la ropa de cama sólo cuando la temperatura es baja.
Imagino que Enrique os contaría el motivo por el que no estuve con vosotros.
Besazo.

Manuel:
Nos falta, en esta vida, elegir como morir ¿verdad? Tanto científico loco por los laboratorios y son incapaces de descubrir como hacerlo.
Habrá que hablar con Punset para que haga jornadas con unos cuantos "flipis" y se pongan a currar en ello.
Un abrazo, dooosssstó.

Sara dijo...

Tú también hablas de silencios....
Esa maldita muerte....¿hay algo más silencioso?

Abrazotedecisivo poeta

carmen jiménez dijo...

Bueno, pues como parece que cada uno elige su frase favorita, yo me quedo con la vida recorrida apenas en un murmullo. Siempre será mejor que callarse como los muertos se callan.
Un abrazo compañero.

Sakkarah dijo...

Es bellísima esta.

Un beso.

Jesús Arroyo dijo...

Sara:
Es que hay silencios, aiga mia, que todo lo dicen.
Besitos.

Carmen:
Esta entrada, jeje, se debería titular "mis frases preferidas".
Besitos.

Sakkarah:
Me gusta que te guste.
Un beso.

Julio Castelló dijo...

Infatigable. ¿De dónde sacas tiempo? Nos vemos mañana. Un abrazo.

Pedro F. Báez dijo...

La muerte nos hace gusanos o nos hace dioses. Excelente poema. Abrazos.

Emilio Porta dijo...

Esta ropa de cama es más de final, casi sudario...pero ya sabes que me encanta la serie. Hombre, como estoy de análisis, prefiero la anterior, pero reconozco el mérito poético, Jesús. Esta vez nos toca una faena más alejada del capote y más cerca de la llamada suerte final. No es que sea muy partidario de la fiesta de toros ( sí del arte, no de la muerte por divertimento de un ser vivo ) pero reconozco que, en la contraposición de ambas partes de la vida, el aire del tiempo se lleva cualquier sábana.
Y la tierra que nos cubrirá (salvo oportuna cremación) nos desnudará del todo.
Que sea tarde, gran poeta.

Jesús Arroyo dijo...

Julio:
Esto de ser plantilla (parece con contratao indefinido) de las colas del INEM...
Abrazote.

Pedro:
¿¿¿Dios-gusano, entonces???
Estás en tu casa.
Saludos.

Emilio:
¡Qué sea tardew! y mientras llega que sigamos compartiendo. Conversación, verso, manos apretadas...
Un fuerte abrazo.

Mari Carmen Azcona dijo...

Llevo días acercándome hasta este poema lleno de vida porque, al fin y al cabo, la muerte es parte de la vida. También esta parte del camino, aunque sea una dura prueba, se merece un juego de cama especial.

Si un poema no despierta algo en el lector no es un buen poema. Este lo ha hecho, me ha sobrecogido y me ha emocionado...es un gran poema.

Un fuerte abrazo.

Juanjo Almeda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juanjo Almeda dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jesús Arroyo dijo...

M. Carmen:
Muerte... parte de la vida.
Besos.

Juanjo:
Poco a poco se van completando los cajones de la cómoda.
Abrazos.

Amadeus dijo...

Alguna vez, rostros de sorpresa,
tanto la herida parecía mentira.
Un abrazo.