miércoles, 19 de enero de 2011

AQUEL INSTANTE


No importan ahora los pechos aferrados,
los besos entre dientes susurrantes,
las alcobas vespertinas de cinco estrellas
o los moteles de las comarcales bacheadas.

Nunca valoramos monedas
entre sábanas llenas de costuras
ni talones dorados en balcones con sol independiente.

Volará con el viento la servilleta de hilo azabache
que posabas en tu muslo degustado.
No volverán cucharas cambiadas de boca, con helado,
ni el cava de una copa señalando tus senos.

Se irán, del mismo modo,
los bancos del parque caprichoso
y la hierba que enredaba tu cabello.

Los libros adolescentes quemados en la hoguera
sin saber que serían nuestros sus amaneceres.

Dónde buscar aquellas páginas,
dónde morir si no encuentro aquel instante.



Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

37 comentarios:

Amelia Díaz dijo...

Me has transportado a un césped de primavera en un jardín de mi facultad...hace una vida.

¿Qué fue de aquellas tardes, de aquellos libros, de aquellos besos?

Esa es tu magia, poeta: devolvernos un tiempo o un sueño.

Eres genial, Jesús.

Un beso enorme.

Noray dijo...

El pasado siempre emerge y nos evoca esos infinitos instantes que se quedaron adheridos a nuestra piel y a nuestra memoria. Lo malo, querido amigo, es que aunque nos empeñemos en revivirlo terminamos por darnos cuenta de que se trata de un simple espejismo.


Un fuerte abrazo.

Carmela Rey dijo...

!Ah, ese tiempo pasado cargado de ilusiones! ¿Quién puede devolvernoslo? Ojalá las palabras escritas pudieran hacerlo, ojalá.
Me encantó tu poema.
Un saludo cordial.
http://carmelareypoemas.blogspot.com/

Manuel dijo...

Yo creo, Jesús, que ese tiempo sigue habitando en muchos de nostros. Sin moralinas y sin bien ni mal. Muchas veces lo que falta es una "voltereta" que ponga de cabeza nuestro mundo. Como decía un genial poeta "Alguna sublimidad que de la vuelta a la historia".

Lo que es una genialidad es el ritmo que has dejado en este poema. Me ha gustado muchísimo.

Un abrazo.

ROCIO dijo...

Esa memoria que nos trae todo lo vivido y siempre siempre nos da añoranza y nos damos cuenta, entre otras cosas, de como va de deprisa el tiempo. Me ha gustado mucho.

Un besoooooooooo y no me olvides tantoooooooo, aunque pongo muy poco en el blog.

Rocío

La Solateras dijo...

Precioso poema, Jesús. Cada día tocas más registros y estoy con Manuel en que el ritmo que le has dado lo enriquece. Siempre he pensado que el ritmo es importantísimo para que el poema llegue y aquí lo has conseguido.

Enhorabuena, un abrazo.

Anusky66 dijo...

precioso poema que va envolviendo con la calidez del recuerdo mientras se va leyendo.
Unbesazo

ALMA dijo...

Es un placer leerte siempre..., con independencia de dejar señal impresa,
es un lujo su escritura y la calidez de sus palabras, son para mi un espejo donde mirarme...

GRACIAS¡

un beso y un abrazo

ALMA

Jorge Torres Daudet dijo...

Me gusta cómo cantas a la nostalgia
de esas primeras sensaciones, entre sábanas, hierbas y besos.

Jesús Arroyo dijo...

Amelia:
De una vida nada. Hace un par de fines de semana.
Besitos.

Noray:
De un espejismo que siempre estará presente y... malo el día que no lo recordemos.
Abrazotes.

Carmela:
Bueno, es una forma de regresar.
Besos.

Manuel:
¿Ritmo de jazz? Desciende un poco, te digo lo mismo que a Ana.
Un fuerte abrazo, amigocompidoc.

Rocio:
Tienes razón, te tengo "abandonaita" y no puede ser.
"Volveran las oscuas golondrinas..."
Un besazo, guapa.

Ana:
Creo que el ritmo es el vestido del poema, aunque, a veces, nos empeñemos en no ponerle ropa.
Un besazo.

Anusky:
Un ayer tan coincidente...
Un beso.

Alma:
Me dices unas cosas que...
Un besito.

Jorge:
NO sigas, no sigas, porque tocando el tema, por orden, de sábanas, hierbas y besos, lo siguiente... se llama Itziar y tiene 20 años.
UN cariñoso abrazo.

Jose Zúñiga dijo...

La vida es sucesión de instantes, vendrán otros. Aunque nuncas será aquelll. Preciosos los dos ultimos versos, y, como ya han apuntado, magnífico el ritmo (yo soy muy de ritmos, ya sabes).
Enhorabuena, Jesús.

Anónimo dijo...

Me encanta este poema. Has tratado la etapa de la vida que tanto me gusta: la juventud. Yo me doy, por ella, una vuelta de vez en cuando y no puedes imaginarte ( o tal vez sí) lo bien que me lo paso.

Un beso.

Mila

María García Zambrano dijo...

Me gusta mucho Jesús, lo que dices y cómo lo dices.
Tu poema me ha llevado hasta una canción de Silvio Rodríguez, " A dónde irán" creo que se titula... Y sí, todo se irá, hasta los bancos del parque caprichoso y la hierba... pero lo que ha de venir, ay amigo, lo que ha de venir ...
María

Sara dijo...

Dónde buscar aquellas páginas,
dónde morir si no encuentro aquel instante....
He vuelto a mis recuerdos...a algunos de mis mejores recuerdos y ha sido de la mano de tus versos, de tu puño y letra.
Un placer
Abrazotedecisivo

Lucía dijo...

Ese instante es ahora recuerdo de parques, hierbas y lecho, la nostalgia de un ayer de juventud que tuvo sus momentos, pero...¿quién nos impide volver a ese parque, esa hierba y ese lecho...? aunque los años no sean los mismos.

¡Genial este camino de tinta!

Besazos mil, querido Chechu,

Perlita dijo...

Qué triste, ¿no? Pero una invitación a la nostalgia...Lo del intercambio de las cucharaditas de helado...¡qué preciosas escenas!

Una pena que con los años se piense en las caries compartidas.
Un abrazo y conste que te sigo, amigo. Caarmen.

Emilio Porta dijo...

T.S. Eliot ya nos decía que para conocer el presente y el futuro...deberíamos buscar en el pasado. Esa convención circular llamada tiempo...Realmente tampoco cambiamos tanto, Jesús. Al revés, mental y emocionalmente, si aprendemos de la vida, ganamos mucho...qué pena que tenga límite de caducidad. Por eso la memoria es una fuente continua de reflexión. No es cuestión de cantidad...sino de cualidad. Y saber encontrar los recuerdos...aunque los transformemos con la nostalgia...y tampoco es cuestión de que el suceso sea más o menos lejano ( eso por lo que le dices a Amelia)...
En fin...el escritor, el buen escritor, tiene una sola ventaja: fija mejor los instantes. Y es capaz de que los demás miren dentro de sí, con sus palabras.
Un abrazo ( ¿y eso que dice Manuel de que tu maleólo no está tan malamente roto? )

Elvira Daudet dijo...

Querido Jesús:

Cuánta melancolía en éste bello poema engalanado de juventud.

Mil besos.
Elvira

Jesús Arroyo dijo...

Jose:
Hablando de ritmos, querido amigo... ¡ya sabes! "me liberé".
Abrazote.

Mila:
No hay mejor cosa y causa que montarse en el autobús del ayer. Siempre es de ida y vuelta.
Besitos.

María:
"A donde van". Esta canción, como la mayoría de letras de Silvio, una gozada.
"A donde van las palabras... a donde van las miradas... acaso flotan eternas... acaso se van..."
Besitos, guapa.

Sara:
Si es que volver... nos ahce tirar del carro. A mi por lo menos.
Besazo.

Lucía:
Nadie, nadie nos impide volver al parque, a la hierba... pero nadie no es nada y el reuma, la artrosis, si nos impide fusionar la hierba con el pelo ¿no?
Besos mil.

Perlita:
Muy bueno lo de las caries. Ayer el helado, hoy las caries. Incluso, ls dentaduras postizas, aunque compartir ciertos añadidos...
Besos.

Emilio:
¿Eliot?
¿convención circular?
Pues yo, querido Emilio, me miro al espejo y te juro, por la canastita del niño Jesús (mi tocayo), que no tengo nada que ver con el de ayer. Para empezar, he crecido (a lo ancho)... ¡Ah! coña, que no te refieres a lo físico.
Referente a lo del maleolo... ya te contaré, pero haz caso a Doc.
Un abrazote, "creata".

Maga:

Es que me he puesto en plan Joan Manuel con "Aquellas pequeñas cosas". Ya sabes "el viento arrastra allá o aquí".

¿Cómo vas?

Beso de minuto y medio, guapa.

Antonio Javier Fuentes Soria dijo...

Bravo, Jesús. Voy a seguir leyendo entradas más antiguas, ya que me he perdido mucho en estos meses. Un abrazo, poeta.

Alondra dijo...

¡Hola! qué seríamos sin todos esos instantes... y tu poema hoy hizo que recuperara algunos.
Un saludo afectuoso

Lucía dijo...

Por ese quíteme usted esta artrosis, este reuma, vamos a dejar que no se fusione de nuevo nuestro pelo con la hierba...¡venga ya!.
Eso es pecata minuta, mi querido Chechu, pecata minuta, jejeje.

Besazos mil, chico guapo.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Ostras, Jesús, qué poema tan hermoso. Un abrazo grande.

Rosa dijo...

Ya sabes aquello de que "nada muere si no muere dentro de ti" querido Jesús
Siempre nos queda el sabor de esos momentos vividos, justo cuando tocó que así fuera, para que puedan permanecer con todo su encanto, intacto... Hoy no serían lo mismo y perderían la magia que nos lleva a soñarlos de vez en cuando.

Que buen poema corazón y que bien suena

Un besote

Jesús Arroyo dijo...

Antonio Javier:
¡Ojo! con los cólicos poéticos :)
Un abrazo.

Alondra:
En un momento miras al pasado y encuentras cosas que te hacen sonreir.
Un beso.

Lucía:
¡venga ya!

Ángeles:
Me gusta que te guste.
Besitos.

Rosa:
Tus palabras, tus palabras son corazón.
Besazo.

Emilio dijo...

Una instensa descripción poética, Jesús, la que nos ofreces hoy.
Espléndido final.

Abrazos.

Sherezade dijo...

Con que sensibilidad me has traído mis recuerdos que de estar, están en cada uno de nosotros. Bellísimo
Una estrella de ilusión
Sherezade

Emilio Porta dijo...

Aunque ya te he puesto un comentario en esta entrada, voy a repetir aquí lo que te he escrito en contestación a tu comentario en el blog de Alejandro. No se refiere solo a esta entrada...sino a tu personalidad y...a tu personaje, que lo eres, además de buen escritor, en el mundo literario. Ahí va:

"Y a tí, Jesús, pillastre, que eso es lo que eres, querido pícaro inteligente y culto, querido poeta de las mil y una noches de lunas escondidas y de cielos rasos en medio de la tormenta de la vida, qué te puedo decir, si eres una de las personas que más valoro y aprecio y estás en ese archivo personal en el que solo caben los mejores...Gracias por tus palabras siempre, tu compañía, y tu amistad. Espero que en ella quepan muchos años y muchos proyectos juntos, pese al maleolo que ya no es tan malo. Un fuerte abrazo"

De esta forma...lo guardas en tu "maletita personal".

carmen jiménez dijo...

Quizá fuera mejor encender de nuevo el fuego y dejar que las cenizas vuelen. Eso, o seguir soplando a ver si queda algun rescoldo que pueda prenderse.
Evocadoras páginas...
Magnífico poema.
Un abrazo poeta.

Jesús Arroyo dijo...

Emilio:
Intensa-nte es tu poesía.
Un abrazo.

Sherezade:
Un minuto menos en el reloj y ¡listo!
Besos.

E.Porta:
Pero... ¿crees que puedo perdonarte ese cestillo de piropos?
Gracias a ti por... por todo.
¡Eh! recuerda, me has llamado pícaro y pillastre... Habrá consecuencias.
Abrazote.

Carmen:
Lo mejor es tenerlo en esa botellita. De esa menera, puedes disfrutar de su aroma.
Besitos.

Mari Carmen Azkona dijo...

Gracias por este poema, Jesús. Cuántas veces he deseado poder mover la manilla del tiempo hacia atrás...Pero no puedo, sólo me queda rebuscar entre mis recuerdos, aquellos instantes que no supe o no pude apreciar.

Besos y abrazos.

Lembranza dijo...

El pasado siempre evoca nostalgia. Aunque el amor siempre te hace hacer locuras, da igual la edad, hace que de repente te sientas joven. Besitos desde el otro lado de la calle. Un abrazo

Luisa Arellano dijo...

El tiempo pasa, las cosas suceden y no podemos dar marcha atrás por mucho que nos empeñemos, pero aquí nos dejas con la magia de tu palabra esa posibilidad al alcance de los dedos.

Precioso.

Besos.

Escribir es seducir dijo...

Dónde buscar aquellas páginas,
dónde morir si no encuentro aquel instante.

QUE FRASE!!!!!!!! DONDE MORIR SI NO ENCUENTRO AQUEL INSTANTE
MARAVILLOSO

Paloma Corrales dijo...

Arroyo, llego tarde, tardísimo, ya te han dicho casi todo, así que sólo añado que no lo busques en el pasado, tropezarás con él, seguro, hazme caso ;-).

Un beso grande.

Terly dijo...

¡Oh nostalgia, alimento de nuestra alma!
Gracias a que de vez en cuando podemos aferrarnos a ella y en ocasiones, como lo haces tú, tan maravillosamente como te abrazas a ella en estos versos.

Jesús Arroyo dijo...

MCarmen:
Pienso que de una u otra forma, esos momentos han quedado a fuego en nuestras vidas.
Besazos.

Lembranza:
Lo importante es vivir cada momento.
Besos desde el tres.
¿Cómo va lo de Granada?

Luisa:
Precioso tu comentario.
Besitos

Escribir...
Si te gusta... me gusta.
Besos.

Corrales
¿Tarde? Nunca llegas tarde.
YO estoy pelín "dejado".
Besazos enormes.

Terly:
Nadie nos lo quitará. Sólo el tiempo.
Abrazos.