sábado, 5 de febrero de 2011

ANÓNIMO EN BLANCO Y NEGRO


Llegó cansado,
tan cansado que el anonimato le cubrió la espalda
y un saco de plástico, siempre verde,
sirvió para tapar su pecho.
Pensó en las cuatro en raya, en la perejila,
en el lazo de la zambomba que asomaba por el baúl,
en aquel televisor, blanco y negro,
que daba la primera campanada.
Durmió durante dos horas toda la noche
y el calor del propio lugar quemó su casa.

Una mano le anunció caricia,
una voz musical diciéndole déjeme sitio,
tengo que sacar quinientos euros para la cena
.
La misma mano,
la misma voz que ayer puso mal olor en sus muertos…
pero hoy es noche buena.



Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

18 comentarios:

Amelia Díaz dijo...

Ufff...estremecedor, mi capitán. Qué impactante.

Cómo sabes describir con belleza algo tan amargo.

Eres genial, Jesús.

Besos enormes!!!

OZNA-OZNA dijo...

a esta asturia le has conmovido el corazon y el alma con tu poema, un besin muy grande y feliz fin de semana.

Emilio dijo...

Anónimos en blanco y negro que se pasean dia y noche por las aceras de la vida.

Lo has descrito profunda y duramente con esa voz poética que te caracteriza, Jesús.

Abrazos y buen fin de semana.

Fernando dijo...

Tristeza, soledad, negrura, insomnio. No saber adonde ir o caminar. Un abrazo.

Poetas sin Sofá dijo...

Y ahora vuelvo, mi capitán, con otro perfil, el del grupo de poetas de Castellón del que formo parte.

Te invito a que eches un vistazo, Jesús.

Un beso.
Amelia

Jorge Torres Daudet dijo...

Menos mal que la Navidad quedó atrás; ésto nos hubiera amargado la cena.
Abrazos, campeón de las letras.

Sara dijo...

También para nosotros hoy es...noche buena....hemos sido bastante anónimos en NEGRO más bien diría yo....como el NEGRO de nuestro carbón...pero parece que comenzamos a ver lo blanco...a ver la luz al final del túnel...aunque con cautela que son muchos engaños ya.
Te dejo mi abrazotedecisivo lleno de nuestra Asturias

Lembranza dijo...

Muy triste Jesús, pero muy bello, me llego al alma. Un abrazo desde el otro lado de la calle

Jesús Arroyo dijo...

Amelia:
Felicidades por sentarte sin sofá. Pasaré despacito por tu nueva página.
Un besazo enorme, Contramaestre.

Ozna:
Es que los astures son/sois/somos un poco sentimiento.
Besos.

Emilio:
Esas aceras que no terminan nunca...
Un fuerte abrazo.

Fernando:
Ese insomnio es culpable de tantas cosas...
Abrazotes, caballero poeta.

Jorge:
Tenemos el libro ¡ya! El lunes.
Abrazotes, amigo mio.

Sara:
HE visto lo de los mineros en tu blog. Viva la mina.
Besitos.

Lembranza:
Tienes alma muy cercana.
Besos desde el tres.

Nines Díaz dijo...

Tu poema me ha hecho recordar el caso de la persona que murió quemada en un cajero donde se refugiaba.

Muy dura realidad la que consigues mostrarnos en estos versos, el lado al que no miramos para no herir "nuestras sensibilidades..."

Un abrazo.

Rosa dijo...

Mi querido Jesús, no sé si tú también llegaste cansado, cuando te sentaste a escribir, pero si fue así, debes cansarte más a menudo, porque te ha quedado adorable.

Que buenas imágenes corazón. Me ha encantado. Estás cada día mejor ¿eh?.

Un besazo

Nacida en África dijo...

Mi querido Jesús: De vez en cuando deberíamos de dejar de mirarnos nuestro ombligo para darnos cuenta de ese otro mundo que nos rodea.

Brisas y besos.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

¿Cómo fue eso, Jesús), que "Durmió durante dos horas toda la noche
y el calor del propio lugar quemó su casa", y yo sin enterarme. Ni dos ni tres, ¡Rediez! Qué intenso, qué carga emocional. Enhorabuena.

Alex

Manuel dijo...

Querido Jesús: por fin me siento a escribir después de un finde intenso.

¡Pero para intenso este poema!. Casi se queda pequeña la enhorabuena por lo del libro, que me lo dijo Rosa esta tarde.

Sigue con insomnio, compañero, que se te da bien.

Un abrazo.

Paloma Corrales dijo...

Es tremendo y sin embargo es la crudeza de la realidad que respiramos cada día. Buenos los contrastes y bueno tu poema.

¿He leído que ya hay libro? ¡¡Bien!! Jo, no sabes cuánto me alegro Arroyo.

Besazo.

Charcos dijo...

De los poemas que se clavan sin remedio y te dan ganas de hacer octavillas y lanzarlas a la cara de los de los 500 euros.

Me ha gustado muchísimo

Un abrazo

Elvira Daudet dijo...

Querido poeta ya no inédito:

Impactante poema, tan medido, tan amargo, tan exacto.Felicidades por él y por cuantos componen el hermoso ramillete de Contracaminante.
Yo te supe poeta cuando eras todavía un cachorro; me alegra tu crecimiento y no haberme equivocado.
Mil besos de celebración
Elvira

Jesús Arroyo dijo...

Nines:
Demuestras que la poesía siempre está viva.
Un besito.

Rosa:
¡Vamos! como el del chiste del ascensor del Empire State...
Besazos, guapa.

Nacida...:
Una verdad como un templo.
Besos.

Alex:
Me alegro mucho, mucho, mucho, si te ha gustado.
Un fuerte abrazo.

Manuel:
No puedo dejar de no dormir. ¿Eso es malo? jejeje.
Abrazotes.

Paloma:
Es la realidad, Corrales. La pura realidad.
Besazos, guapa.

Charcos:
Nooooooo, que luego se entera el mundo...
Gracias.

Elvira:
Ya sabes que para este "contracaminante" has sido, eres y serás su MAGA.
En este parto han existido dos PERSONAS, una es USTED.
Besazos y quedamos la próxima semana. Te llamo.