lunes, 22 de agosto de 2011

Gorrión - II

Dicen que en el campo desconfías,
que no quieres tratos con el hombre.
He querido pensar
“no soy humano”
pues te asomas a la cerca sin alambre.


Miras con tus ojos descarados
el poema que escribo esta mañana
y pienso
“uno de los dos es el sensato;
tú, que vuelas cuando quieres
y comes grano
o yo, que me alimento en el camino de la muerte”.

Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

12 comentarios:

Omar(enletrasarte) dijo...

Excelente Jesús,
Buenas dicotomías, reflexivas, exploradoras del alma...
saludos para vos

Esther dijo...

Que tierno.
Pobre gorrión, déjale que vuele, también él está en peligro de extinción.
Tu pluma y la suya siguen libres.
Bienvenido.

Escribir es seducir dijo...

ES PRECIOSO
CADA PALABRA ACOMPAÑA A LA OTRA CON EXACTITUD

SALUDOS

La Solateras dijo...

Ser demasiado sensato es una insensatez. Me gusta la gente insensata como el gorrión y como tú.

Un beso

Laura Caro dijo...

Aplaudo tu poema -me parece brillante- y la opinión de La Solateras- brillante, también-. Y no tengo más que añadir.
Un beso grandote, Jesusito.
Nos vemos pronto.

Fernando dijo...

Jesús, amigo: yo tengo en el jardín de mi casa un petirrojo. Es un tipo de gorrión, pero es muy guapo, tiene un carácter muy amigable y no tiene miedo a las personas. ¡Será insensato! Cada vez le quiero más y me da la sensación de que él también me quiere. ¿Será demasiado sensato? Un fuerte abrazo.

* Inés * dijo...

Los gorriones son una constante en mis mañanas con sus trinos imperfectos.
Me atrapa su presencia y me conmueve su vida y su estancia en el árbol próximo a mi ventana.
Siempre quise ser un gorrión, pero no pude.
*(Con tu permiso me llevo mis palabras, a mi espacio y escribo sobre esta reflexión)*.
Me has conmovido, tus versos me han sobrecogido.
Un saludo cordial y embelesado.

Jesús Arroyo dijo...

Omar:
Reflexiones que "vuelan".
Saludos.

Esther:
Te invito a ponernos aqui unos veros.
Besos.

Jesús Arroyo dijo...

Escribir...:
Las aves, a veces, nos visitan en cadena.
Saludos.

Blasita:
... y con usted, bella dama, ya somos tres.
Besitos.

Laura:
Muy pronto, guapa.
Un besazo.

Fernando:
El petirrojo es el hermano guaperas del gorrión. Seguro que dice lo mismo.
Abrazo fuerte.

Inés:
Perfectos visitantes.
saludos.

Manuel dijo...

No creas, no, que el grano que come el gorrión no es grano de muerte. Podría ser.

Al fin buscamos y buscamos y es bueno leer una reflexión como la tuya para hacer un alto fructífero.

Muy buen poema, Jesus.

Rosa dijo...

Que buen poema mi querido Jesús... Grande y sensible como alguien que yo conozco.

Me ha encantado esta insensatez tan sensata del gorrión y tú.

Un abrazo corazón

carmen jiménez dijo...

Creo que el propio poema responde.
Un gusto poder contemplar este poema desde la cerca sin alambre.
Abrazo.