sábado, 27 de octubre de 2012

Intramuros

Deshacer la humedad del barrio donde habito,
el llanto
de los niños que no juegan en el parque,
las lágrimas escondidas
de mujeres al borde del abismo,
los surcos que dejó
en rostros de mil viejos.

Me pregunto por los hombres,
aquellos que nadie mira por costumbre
y utilizan los rincones para preguntar al diablo
por derrotas.

Tenomos, yo el primero,
cien guaridas a intramuros,
pero ninguna de ellas
reposa
a cielo abierto.


copyright Jesús Arroyo ©

11 comentarios:

Emilio dijo...

De versos y tiempos sombríos, Jesús.

Abrazos al sol (aunque hoy llueve).

Luis Miguel Rodrigo González dijo...

Pues habrá que abrir una zanja para que se ventilen.

Felicidades por el poema

Sara dijo...

Intramuros...dentro de nuestros propios muros, y lo peor de lo peor...de esos muros que otros han construido y otros están construyendo, a base de cemento armado para que su derribo sea...menos mal que nos queda la poesía...esta jamás nos la "robarán".
Abrazotedecisivo

Lucía dijo...

Qué ciertos son tus versos...

Besazos mil, mi chico guapo.

Lapislazuli dijo...

Habra que derribar esos muros
Un abrazo

RAMÓN dijo...

Intramuros guardamos nuestras miserias. Intramuros guardamos nuestros más íntimos sentidos.
Intramuros guardamos aquello que nos expone, nos desnuda, nos deja inermes...
Aquello que, en manos de otros, es un arma de doble lectura y múltiples daños...
Es éste un tiempo de airear voces, aunque algunas deban, siempre, quedar dentro. Gran poema Jesús...

Elvira Daudet dijo...

Muros de protección que nos aíslan e incomunican, dejándonos solos; muros de la vergüenza que separan a los pobres de los ricos. Precioso.

Un abrazo
Elvira

Esther dijo...

Tus palabras me recuerdan cierto consejo que un profesor comentó a un niño:
"los hombres solo lloran si no tienen un cigarro"
...pobre hombre el que no sea capaz de llorar.
Besote

José A. Socorro - Noray dijo...

Demasiados muros no aíslan piel con piel.
Demasiadas murallas levantamos en nuestra sangre.
Quizá nunca terminamos de comprenderlo:
la luz
siempre viene de fuera.


Un abrazo grande.

Amando Carabias María dijo...

A veces la intimidad se convierte en esa celda que parece protegernos, aunque en realidad se parece demasiado a un nicho. Es difícil conjugar la complejidad humana.

Jesús Arroyo dijo...

Emilio:
Tengo una buena amiga, muybuena, que dice:
Crucemos al sol que da algría.
Abrazos.

Luismi:
Si el pico y pala ya tengo, pero...
Abrazote.

Sara:
Escribia versos y los guardaba en su memoria... Eso nunca nos lo quitarán.
Besitos, presentadora.

Lucía:
Cierto es tu blog, chica guapa.
Besos mil.

Lapislazuli:
Lo dicho, ya tengo pico y pala.
Saludos.

Ramón:
Gran comentario el tuyo.
Abrazos.

Maga:
Creo que el de Berlín fue el último... Quedan los de nuestra entraña.
Besazos.

Hermanita:
Uy, que nunca se seque la lágrima porquees tan importante como la sonrisa.
BEso sonriente.

Noray:
Sea!!! La luz.
Abrazote.

Amando:
Estás en lo cierto, amigo mío.
Abrazos.