domingo, 24 de febrero de 2013

De Marqués de Vadillo a Legazpi, por el río


De mi casa salgo hoy
que amanece domingo con escarcha.
Desciendo la escalera entre laureles
de jardín, sin puchero en la buhardilla.

Entro en la Taberna del Santo Miguel en buenos días,
amigo de tras-barra y desayuno.
Hablamos de un Madrid desconocido
en fines de semana de hace siglos:
un euro con cincuenta y hasta luego.

Cruzo, por andar un puente sobre el río
de amargo desengaño
y agua embalsamada,
saludo a las gaviotas que me gritan,
a palomas peleadas con el viejo
para llegar a la altura de lolitas
que esperan sentadas en su pódium
a que aparezca voraz mansa resaca.

Un empleado travestido en bicicleta
de rojo negro pasa
sobre una playa de mentira,
un perro de lanas y hortelano,
un pan sin saciar al tonto de su hambre.

Vacíos los bosques de columpios,
dormidas las canoas sin doctrina,
rollizo fútbol de plástico por los suelos.

Me paro y, sin bailar, rezo
ante la danza nacional sin compañía...
maldigo que no llegue a todo el mundo.
El Matadero degüella la cultura
y una lágrima desemboca al Manzanares.

La Casa del Reloj siempre recuerda
que el tiempo pasa en desventura:
un desahucio temporal y hasta mañana.

copyright Jesús Arroyo ©

11 comentarios:

impersonem dijo...

Ese paseo tuyo se convirtió en una escelente poesía... ¿un tanto costumbrista-impresionista? ... bueno, excepcional... la leí pensando en la música de Sabina.

Un abrazo

Esther dijo...

Turismo de vida en ciudad
puente en vía y realidad 
corazón, rio, tinta y verdad.

Besotes

Sara dijo...

Me encantó poeta, ésta tiene otro de esos especiales tuyos tan de ahora, tan actual...pero con pura poesia.
Mi abrazotedecisivo

Manuel dijo...

Trashumante? Caracol?... Todo el camino será para ir hacia delante.

Lo hablamos en tu casa, con unos vinos...

Soledad Serrano dijo...

Jesús, me ha encantado la narración, como va deslizándose lentamente sobre la vida y, particularmente, el final, duro y preciso. Ver y mirar. Pasar y saber que, en el fondo, nada cambia, que la rutina sigue. Sole

Mila Aumente dijo...

Ese Madrid, tan tuyo y mio, en forma de poema... ¡¡Me encanta!!

Besitos.

Belén Rodríguez Cano dijo...

Un poema muy original. Me ha gustado ver Madrid desde tu perspectiva. Un saludo desde Pueblo poeta.

ROCIO dijo...

Holaaa he vuelto a los blogs con uno nuevo, en el otro ya no escribiré, por si le quieres poner en lugar del otro. Y nos seguimos como antaño maricastaño.

Besos guapo.

Rocío

http://rocioredondo.blogspot.com.es/

Oréadas (Darilea) dijo...

Un paseo de hoy en el triste mañana. Un saludo

ginecomastia dijo...

Me ha gustado mucho como has pintado la vida y lo efímero de ésta, los sentimientos encontrados que se tienen cuando uno vive intensamente desde el mundo de las emociones.
Es realmente bella la reflexión y las letras que dan cuerpo a ésta.
Mi más sincera enhorabuena.
Besos

Jesús Arroyo dijo...

Estar "desaparecido" y a la vuelta encontrarme con amigas/os es un placer. Gracias.