miércoles, 23 de enero de 2008

PREGUNTAS AL TIEMPO




¿Dónde estás ayer
sin regresar a mi cuerpo?
¿Dónde estás edad
que en diez años… cientos?
¿Dónde los amores,
cuchillos siniestros?
¿Dónde aquella prima
de beso indefenso?
¿Dónde la locura
de años bisiestos?
¿Dónde aquellos libros,
aromas de incienso?
¿Dónde está aquel “guri”
que me trincó corriendo?
¿Dónde estás bandera
que no ondeas al viento?
¿Cuándo dije Patria
que hoy por ti no muero?
¿Dónde aquellos cines
de prietos asientos?
¿Dónde marquesina
del tranvía de invierno?
¿Dónde cigarrillo
de mi temprano aliento?
¿Dónde dulces bailes
en plazas de pueblo?
¿Cuál es el portal
que se cerraba a mi sueño?
¿Dónde estás hotel
de maletas de cuero?
¿Dónde el primer vino
de un viejo bodeguero?
¿Dónde está mi voz
desplegada y riendo?
¿Dónde está la novia
que anduvo ligera a oscuro aposento?
¿Dónde tus caricias?
¿Dónde mis ideas
que ahora son lamentos?


Ya solo estás tú
compañera en silencio,
solo tú me brindas
mi tiempo en añejo,
solo estás tú, pluma,
acompañando mí tiempo.

= = =


Chechu Arroyo
copyright Chechu Arroyo ©

12 comentarios:

Caminarsingluten dijo...

Chechu... cada día es más hermoso pasearse por tu blog, leer tus poesías.

Una de las cosas que también nos gustan es tu presentación y sobre todo: "de la violencia un muerto".

Saludos,

Ana, Víctor y familia.

Sandra Garrido dijo...

Chechu, el tiempo, y sus desvaríos, se va , efímero, y cuando nos damos cuenta ¿dónde está?
Para pensar.

Un beso

Chechu Arroyo dijo...

Familia:
Lo hermoso es teneros. Moriría la violencia con el silencio, con un susurro, con un poema...
Un abrazo.

Sandra:
Tras el mar que, con sus olas, regresa.
Besos.

Maribel Sánchez dijo...

¿Has mirado debajo de la almohada?

El tiempo pasa, y la mente anda siempre haciendo la puñeta recondándonos todo lo que echamos de menos. El espejo se alía con ese tiempo y nos muestra las marcas de la experiencia en nuestro rostro. Pero nos queda mucho por hacer aún y luego repetir las mismas preguntas.

Besos

Chechu Arroyo dijo...

Maribel:
¡Claro! Añoranza, solo eso. Los buenos recuerdos quedan para siempre, los malos se acercan y se marchan por temporadas.
Besos

Sibyla dijo...

Chechu, gracias por dejar tu rastro en mi blog, así, me has dado la oportunidad de conocerte, y de llevarme una muy agradable sorpresa, pues veo entre tus comentaristas, a amigas de la red, a las que aprecio mucho.
El tiempo da para mucho, y también para hacerle preguntas...y tal vez sea el viento quien dé las respuestas.
Es cierto que este país ha cambiado demasiado de un tiempo a esta parte. Yo a veces, también me siento desubicada.
Un abrazo!:)

Chechu Arroyo dijo...

Sibyla:
Un placer tenerte aquí.
El pasado, ese espacio ayer de perfección, hoy lo es de recuerdo y añoranza.
Ha cambiado, sí. Cuando hablo con mi hija, tiene 17 años, no digo "ayer fue mejor", me obliga a decir "ayer fue distinto".
Besos.

Monica Alvarez dijo...

Hola Chechu:
gracias por tu visita. Hermoso poema. Junto con la memoria , escribir es una magnifica forma de comunicar a otros todo lo vivido. Tanta vida , tantas reminiscencias , tanto por compartir .
Desde Chile te envio un abrazo.

Hot Woman dijo...

Que linda poesía, me alegro mucho de haber encontrado tu blog. regresaré a menudo para sentirme feliz de recibir tus palabras.
Saludos

Chechu Arroyo dijo...

Monica:
Esa es la necesidad que todo escritor/a necesita, aunque sea para autocomunicarse.
Gracias a tí.

Hot Woman:
Compartiremos la felicidad que indicas.
Gracias por estar aquí.

Fermina Daza dijo...

Hola Chechu, bonito poema lleno de nostalgia. El paso del tiempo es inexorable, y a veces es bueno echar la vista atrás para mantener vivos los gratos recuerdos, pero reconozco que yo lo hago en muy contadas ocasiones, prefiero siempre mantener la mirada al frente.

Si te parece bien, yo también te enlazo, así me resulatará mucho más cómodo visitarte.

Saludos

Irene

Chechu Arroyo dijo...

Irene:
Como el escalador desciende para seguir su subida, la nostalgia nos empuja y continuamos viviendo.
Nos leeremos. ¡Un placer!