martes, 26 de febrero de 2008

EMPANADA ASTURIANA (Recetario de un poeta)


En una bandeja profunda,
agua, harina, sal y leche
y un poquito de manteca
el que quiera que le eche.

Con la manita derecha
darle caña a tal mejunje
hasta que la buena masa
se despegue de la mesa.

En una sartén redonda,
a un fuego medio de tiempos,
troceada ya la carne
freír la que será hambre

A pochar por otro lado
cebollita muy finita,
pimientos rojito y verde
tomate de la huertita.

Y seguro os preguntáis…
por las carnes que esto lleva
pues ha llegado el momento
del relleno suculento.

Tocinos fresco y salado
de cerdo magro engordado,
para los más exigentes
choricito colorado.

Pues con todo a la sartén
siempre blando, no empedrado,
que luego las flatulencias
van de uno al otro lado.

Después de reposar la hora,
la masa que está en la mesa,
con un rodillo de roble
dejar dos capitas gruesas

Más amplia para la cama
menor la que siempre tape
y entre medias de las dos
el rellenito del balde.

Y ahora… mas importante,
con la parte de la cama
cerrar sobre la tapita
y así que nada se escape.

Llegó la hora del horno,
a fuego de bollo y panes
porque así ha de quedar
y no como si fueran flanes.

Y por último, un aviso,
para pobres digestiones
escanciar una sidrita
o… bicarbonato a montones.


= = =


Chechu Arroyo
copyright Chechu Arroyo ©

12 comentarios:

manly dijo...

Leo la receta y me imagino una cocina de las de antes, de esas de nuestras abuelas, de carbón, utilizando utensilios de madera... entre eso y el aroma que desprende a cariño... se hace comer.

Anónimo dijo...

Chechu; un beso y muchas sonrisas, para tus buenos y malos momentos.

Chechu Arroyo dijo...

Manly:
Gracias por leerme. así era la cocina donde hice mi primera empanada y esa abuela la que me enseño.
Saludos.

Anónimo:
Descubrete!! jeje. Muchas gracias.

Amanecer dijo...

Me has transportado hasta tu cocina,y esa aroma tan rica, que he disfrutado las empanadas. !Gracias!

Besos y muchos màs.

Lucas A. dijo...

Ya sólo con ver la foto... ole a esas empanadas jaja. Y el consejo final muy bueno, el de la sidrina ;)
Pues claro que te dejo, y espero que tú a mi también.
Un placer

El Viento dijo...

Cruel receta esta a las 15 horas y sin comer... cruel, cruel, Chechu..

tiene que estar....mmmmmmm

Lucas A. dijo...

Por cierto, creo que tienes que volver a pasar por mi blog.

María Narro dijo...

jajajaja

bicarbonato a montones. La foto tiene buena pinta, pero yo a estas cosas le pego dos bocados y con el olor y sabiendo tó lo que lleva... se me quita pronto el hambre ;)

besos.

Shikilla dijo...

Me encanta esa faceta de poesía gastronómica, así las recetas son más fáciles de recordar, rimándolas.

Yo me apunto a la sidrita después de tomar la empanada...y que sea lo que Dios quiera!

Maribel Sánchez dijo...

Otro día que pongas una receta avisa antes de hacerlo que así no entaré con hambre en el blog, joe solo ver la foto uuuffff.

Besos

Chechu Arroyo dijo...

Amanecer:
Gracias a tí, ahora haremos la sobremesa.
Un beso.

Lucas:
En cuanto se pasen los problemas que tengo en la pag. de "diseño" de mi blog, pongo el enlace.
Un abrazo.

Viento:
Pues ha llegado tu gemelo a mi ventana, seguro que el aroma llega hasta tu puerta.
Un beso.

María:
Si he pecado de cruel... me lo cuentas, jeje.
Besos.

Shiki:
Ya pondré más ¡ya!
un besazo.

Maribel:
Qué es peor, poner la receta a las dos o a las cuatro?
Un beso guapi.

Evy dijo...

Una empanada de mi tierra verdaderamente buena.
Me encanto la receta,me ha encantado el verso,vamos,que chapó.
Muchisimas gracias por elogiar tanto a esta bella tierra ,llena de encantos y misterios.Tiene dulcura ,belleza,simpatia y una gastronimia que te cagas..jajajjaa