miércoles, 28 de mayo de 2008

LEYENDA DEL SINSENTIDO


Alaridos escuchó el monte,
susurros, aquí, en mi oído,
madre, dime si son las voces
de los muertos sin sentido.

Por el camino del bosque
van deprisa y aturdidos
los hijos de Don Manuel,
les dijeron que fue herido.

Al pasar el cementerio,
junto a la finca de Tino,
un pelotón enemigo
se rió de los chiquillos.

El mayor de Don Manuel
se volvió al sinsentido,
de caza aferró el cuchillo
y lo hundió como furtivo.

Un disparo se escuchó
y en la barriga del chico
roja sangre le brotaba
muriendo como castigo.

El pequeño, aterrado,
corrió en busca de abrigo,
una bala le alcanzó
antes de cruzar el río.

El pueblo quedó en silencio,
sin más voces de chiquillos,
con una madre llorando
por la muerte de sus hijos.

Siendo la guerra pasada
apareció Don Manuel
andando por el camino
con uniforme enemigo.

Alaridos escuchó el monte,
susurros, aquí, en mi oído,
madre, dime si son las voces
de los muertos sin sentido.


Chechu Arroyo
copyright Chechu Arroyo ©

14 comentarios:

Sandra Garrido dijo...

Chechu, me gusta este poema por su narrativa, una historia encerrada en versos, una historia muy real y muy bien contada, además de sentida.

Te dejo mi abrazo en estos días de locura

Shikilla dijo...

Desgarradora la historia, muertes sin sentido, lamentablemente, ha habido y sigue habiendo tantas.

Aunque fuera una leyenda, sigue pareciéndome dolorosa, y tus versos recogen ese dolor y lo hacen llegar al lector.

Un abrazo

Chechu Arroyo dijo...

Sandra:
Abrazo que me ha llegado.
Besos.

Shikilla:
Tristemente, seguirán existiendo.
Un beso.

Lucía dijo...

La historia repetida en tantas veces.
Los muertos sin sentido, que no son leyenda por seguir existiendo y nosotros lamentando.
Gritos que se hacen susurro en el oído, grito ahogado.
Besazo.

Terly dijo...

Bellos versos, Chechu. La verdad es que te dejan el corazòn en un pugno. Para mi, ninguna muerte tiene sentido, si ademàs es una muerte sin sentido, es una redundancia.
Escribo desde Italia y me las arreglo como puedo con el teclado.
Un abrazo

Chechu Arroyo dijo...

Lucía:
Otra injusticia a meter en el saco. Si se llena pronto ¿me ayudas a tirarlo al foso de no volverá?
Besos mil.

Terly:
Ninguna, al menos las de este tipo.
Saludos.

Tesa dijo...

Tiene ritmo de cante jondo, y tonos grises con sangre derramada sin sentido tus versos.

Versos de la sin razón.

Un abrazo, Chechu

El viento dijo...

Siguen habiendo estos sin sentidos desgraciadamente reales..
Triste leyenda que podría contarse en muchos lugares..
Un besazo, Chechu.

Lucía dijo...

Siiiii, te ayudo, te ayudo.
foso grande ¿ vale?
besazo

Blue dijo...

Chechu es un poema lleno de sensibilidad que transmites a flor de versos al lector...
te dejo mi abrazo
besos
blue

Chechu Arroyo dijo...

Tesa:
Al final, tendré que buscar a músicos para que le pongan "duende" jejeje.
Un beso guapa.

Viento:
¡Sí! tristemente podría formar parte de la historia universal.
Besazo.

Lucía:
Pues nada. Lo malo es que está sin cavar y entre tú y yo... ¿Alguna mano voluntaria?
Besos mil.

Blue:
Toma tú el mio.
Muchos besos.

Amanecer dijo...

Chechu; Al leer tu leyenda, hecha versos, hiba sintiendo como el corazòn se me comprimìa.

Triste y dolorosa historia.

Besos y muchos màs.

Anónimo dijo...

La muerte de un niño nunca tiene sentido. Desgraciadamente, las guerras se nutren de mucha muerte sin sentido, como no podría ser de otra forma...
Leyenda o no, qué más da, esta historia se repite todos los dias en todo el mundo. Las almas de los niños que no han vivido deberían cantar para siempre en las noches de los que se nutren de guerras inventadas para su propio beneficio, para tener más poder, para tener más... de lo que sea. Que no vuelvan a dormir tranquilos jamás.

Chechu Arroyo dijo...

Amanecer:
Trsite, doorosa y en tantos sitios real.
Muchos besos.

Anónimo:
¡Cierto! Es la historia diaria en países ciegos.
Un saludo.