martes, 24 de junio de 2008

CEMENTERIO DE MI NIÑEZ

Vuelvo a dejaros algunos recuerdos de esta tierra
dulce y amarga, tierna y cruel, siempre grande.
Nos vemos a mediados de Julio.

Falta, junto a este sillón de viejo cuero,
la hiedra salvaje de mi tierra,
solo eso para trasportarme a la casona,
frente al hórreo centenario
sobre la roca firme donde se agarra el manzano.
Acércame, por favor, el disco de Nuberu.
En el vaso, rallado por el tiempo,
échame el jugo de aquellas manzanas
que murieron para regar la vida.

Ahora es cuando mis ojos se cierran
devorando distancias surrealistas,
llegando a mi destino, a mi casa,
al hogar de la abuela Benigna,
cementerio de mi niñez.
Ya no hay castañas en la era
con las que jugar a batallas perdidas,
ni frisonas para ordeñar mi desayuno,
ni macho para subir a la sierra.
Los guajes de mi aldea tienen cuarenta años,
ya no pescan truchas a tenedor.

Pero quedan, sin la abuela, la casona,
las cuadras, el hórreo y el pajar.
En los montes pocos prados,
madre los ha tapado con su espesura.
Tiene su encanto y su ternura,
rebeldía del desamor,
aquello es solo recuerdo
y vivo por él.

Ya no hay sonido desde el bafle,
el último trago de sidra
ha terminado de mojar mi garganta…
Sigue vivo el cementerio de mi niñez.


Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

12 comentarios:

Sara dijo...

Dios mio...ASTURIAS, cuanto amo a Asturias, mi tierrina materna, mi tierrina adorada y añorada, menos mal que la tengo tan cerquita que cuando estoy mal me escapo y revivo...que fotaza más representativa del horreo, genial!!!y que texto tan bonito, tan sentido, tan vivido...
un abrazo amigo

Malena dijo...

Jesús, es un hermoso poema dedicado a tu tierra. Asturias es maravillosa, es dulce, es relajante y tiene una atracción especial. Desde que la descubrí, cada dos años vamos a pasar unos días a pasear entre los hórreos al caer la tarde.

Si te vas de vacaciones, te deseo que las disfrutes a tope.

Un beso.

Shikilla dijo...

¡Qué dentro llevas siempre tu tierra! La suerte nuestra que nos dejas esa huella que a ti te produce para que podamos compartirla, nos la regalas en versos y recuerdos para poder vivirla desde nuestra lejanía, mi lejanía hoy es menos, porque tú me la acercas.

Quiero desearte unos días de descanso, relax y creatividad, porque estoy segura que seguirás creando allá donde vayas.

Buenas vacaciones!!

Sara dijo...

Felices vacaciones!!!desconecta de la rutina, disfruta y hasta la vuelta, a mi también me queda muy poquito para irme, lo dicho
DISFRUTAAAAAAAAAAAAAAAAAA.
un abrazo amigo

Lucía dijo...

Si que era desde el sentimiento.
El que te inunda y nos haces llegar cuando hablas de Asturias.
Casi se puede una imaginar a la abuela Benigna, ya conocida de otras veces.
Hórreo, preciosa fotografía, y el verde casi se huele.
Y terminada la música y tu terminado tu trago de sidra ( que envidia),notas que sigue vivo ese lugar, que no es cementerio, mientras vuelvas con tanto cariño, una y otra vez a describirlo.
Era sentimiento, sí...
Pásalo ¡de vacaciones!! jajaja.
Aquí ya las tocamos muy de cerquita:)
besazos. Ah, y que usted pesque bien.

PD: Preciosa la lámina de Paco.

las alas del alcaudón dijo...

¡Cuánta nostalgia! También se nota esa huella asturiana en ese vaso "rallado".
un abrazo

gaia56 dijo...

mmmmmm... ése horreo entre la niebla.
Hermoso poema amigo. Yo lo titularía el paraíso de tu niñez.
Y no estás tan lejos, sólo a unas horas, seguro que tu pequeño paraíso te está aguardando.
Un beso

Amanecer dijo...

Recuerdos llenos de melancolìa,
Que hacen un hermoso poema!

Si vas de vacaciones, que las disfrutes!! Nos vemos a tu regreso!

Besos y muchos màs.

Vicky dijo...

Hermoso y sentido poema... es bello recordar cuando se puede.
Caricias en tu alma.

Amanecer dijo...

Hola Jesùs!!!

Pase a dejarte mi saludo, deseando estes bien!!

Besos y muchos màs.

Jesús Arroyo dijo...

Gracias por vuestros comentarios a este poema tan sentido, tan querido.
Besos.

Julio Castelló dijo...

Me has hecho niño emocionado...