viernes, 20 de junio de 2008

MIRANDO LA VÍA MUERTA


Mirando la vía muerta,
yo la camino.

Despejo de matorrales
la senda de mis andares
que ayer fue vía de acero,
llegando a nieves de enero,
a soles del séptimo mes.
Y mirando sobre el revés,
observo largo camino
hasta aquel señorial pino
que guarda, sin importarle,
este futuro imborrable…
mis trancos de caminante,
mis pasos repletos de ayer.

Mirando la vía muerta,
yo la resucito.

Tengo, por tanto, en las suelas
de estas botas, dos doncellas
acompañando al cansado,
que ahora es un refugiado
del tren que siempre partía
señorial, por esta vía,
rodando horizonte ulterior,
pintando calderas, vapor…
Deseo que el juez me juzgue
y si muero entre la mugre,
que sea entre los carbones
de la máquina azul del tren.


Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

11 comentarios:

Malena dijo...

Ese caminar por la vía muerta es un precioso y nostálgico paseo por el pasado.

Precioso, Jesús.

Un beso.

Sara dijo...

Que bonito poema...que bonito viaje por esas vias muertas...recuerdo de tantas cosas, tantos momentos vividos, pero el tren parará en otras estaciones, pasará por otras vias...
me ha encantado.
Un abrazo

Julio Castelló dijo...

Quizás a las vías le pase como a los volcanes, o a la vida, raramente están muertas, solo están 'dormidas'.
Un placer visitarte.

Amanecer dijo...

De la manera en que describes con tu poema, la vìa muerta, es un placentero caminar, lleno de nostalgìa.

Besos y muchos màs.

Lucía dijo...

Sólo puedo decirte: ¡Chapó!!
( Al leerte, mis ojos tenían agua...:)
Besazos, como siempre.

Terly dijo...

Vias que tratan de ocultar los hierbajos pero los recuerdos siempre permanecen despejados.
Un abrazo

SUPERMAMÁ... dijo...

De muertas no tienen nada...están mas vivas que nunca y tu recuerdo las engrandece.

Precioso poema como ya me vas acostumbrando..
Buen semana y un fuerte abrazo

Miguel Schweiz dijo...

Beellísimo Chechu, porque además de la nostalgia logras que uno la viva. Un poema hermoso.

Un fuerte abrazo

Moony dijo...

Bendito tú que reconoces el camino y te entregas a él.

Precioso.

Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Malena:
Es un paseo por los recuerdos ¡sí!
Un beso guapi.

Sara:
Pasará, pasará y lo pasado, pasado está.
Besos.

Julio:
¿Como osos en enero?
Un abrazo Don Julio.

Amanecer:
¿Quién pasea sin recuerdos?
Besitos.

Lucía:
Toma mi pañuelo tontorrona. No puedes llorar sobre las vías, se oxidan.
Besos mil.

Terly:
Sabes que siempre, por mucha maleza que exista, la vía está como raíz.
Abrazos y más abrazos.

Supermamá:
¿Sabes? son futuro porque siempre hay un horizonte.
Un besazo.

Miguel:
Hay que andarlas ¿te vienes?
Un abrazo amiguete.

Moony:
Bendita tu que me acompañas en cada letra colgada.
Un beso guapa.

A todos:
Agradeceros, de corazón, vuestras palabras. Son las que me animan a seguir.

Shikilla dijo...

Jeús qué precioso poema! ¿Quién no tuvo en su vida o tiene la imagen de un tren? Ese tren que es la vida, también, donde suben y bajan viajeros y nosotros vemos pasar paisajes y gentes. Un sentido y bonito poema que me emociona y hace pensar.

Un beso