jueves, 18 de septiembre de 2008

GOLONDRINA


Los trinos ya no están en mi ventana,
será porque Septiembre se ha nublado.
Me asomo buscando el vuelo raso
del giro veloz, del negro y blanco.
Salgo a la piscina y en sus aguas
no veo ya las ondas de un beber inacabado.
Se ha vaciado el nido oscuro
de amasado blanco barro.
Voló bajo nubes, contrariada,
a buscar fuertes soles del alivio.



Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©


11 comentarios:

Malena dijo...

Algo tan normal como es la marcha de las golondrinas buscando lugares cálidos, se puede convertir con tus palabras en una bella poesía.

Mil besos, Jesús.

gaia56 dijo...

pues si, me gusta. Empieza el otoño y hay que estar preparado a las alas de otro pájaro de invierno.
un beso

Sara dijo...

OH!!!! que bonito!!!! yo también quisiera ser golondrina para buscar el solecito, el calor, siempre!!!! pero va a ser que no, que no tengo alas, ni tan siquiera figuradas y tengo que enfrentar el otoño para descubrir esa belleza distinta...

Un abrazo poeta

Terly dijo...

Tendremos que conformarnos con su marcha y echaremos de menos sus trinos pero como dijo el poeta, volveran.
Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Malena:
Bueno, bueno... Me gustaria que hicieran como las cigüeñas, ya no se marchan.
Beeesos.

Gaia:
Cada invierno podemos observar más aves en nuestra península. ¿Cambio climático? es posible.
Besos.

Sara:
¿Qué no tienes alas? Todos las tenemos ¿no te parece? Sientate en tu sillón preferido, cinco minutos sin pensar en nada, cierra los ojos y... ¿no estás sobre el Nalón?
Un beso.

Terly:
Eso es lo mejor. En junio las tendremos en nuestras cornisas.
Un abrazo.

Maribel Sánchez dijo...

A ti lo que te pasa es que tienes eso que llaman depre pos vacacional o algo asi. Tranquilo que el otoño pasa rápido y ya mismo un par de golondrinas se plantan en el alfeizar de tu ventana.

Besazos

Lucía dijo...

Volverán las golondrinas, como siempre, como cada año, y se posarán en el alféizar de la ventana y verás su vuelo.
Porque ¿sabes? las golondrinas buscan el calor y no sólo el del sol.
besazos+1000

Noray dijo...

Hermoso poema de despedida del verano. Me has recordado una antigua canción de JORGE CAFRUNE llamada La golondrina.

¿Adónde te irás volando por esos cielo
brasita negra que lustra la oscuridad?
Detrás de tu vuelo errante mis ojos gozan
la inmensidad... la inmensidad

Veleros de la tormenta se van las nubes,
en surcos de luz dorada se pone el sol
y como sílabas negras las golondrinas
dicen adiós, dicen adiós.

Vuela, vuela, vuela, golondrina,
vuelve del mas allá.
Vuelve desde el fondo de la vida
sobre la luz , cruzando el mar,
cruzando el mar.

Un cielo de barriletes tiene la tarde
el viento en las arboledas cantando va
y desandando los días mi pensamiento
también se va, también se va.

Cuando los días se acorten junto a mi sombra
y en mi alma caiga sangrando el atardecer
yo levantare los ojos pidiendo al cielo
volverte a ver, volverte a ver

Vuela, vuela, vuela, golondrina,
vuelve del mas allá.
Vuelve desde el fondo de la vida
sobre la luz , cruzando el mar,
cruzando el mar.


Un abrazo

Shikilla dijo...

Con su magnífico sentido de la orientación, volverán.

Pero tu poema no se irá, quedará aqui como muestra de esa sensibilidad que capta hasta el vuelo y la marcha de las golondrinas y los convierte en bellas palabras.

Amanecer dijo...

Es triste el mirar que se han marchado las golondrinas, pero queda el consuelo, de que volveran.

Besos y muchos màs.

Jesús Arroyo dijo...

Maribel:
Si yo estoy siempre de vacaciones ¡¡¡????¡¡¡
Un beso.

Lucía:
Tendré entonces que encender la calefacción ya??
Besos mil.

Noray:
La he seguido, con la canción la he seguido.
Un abrazo.

Shikilla:
Es verdad, no es una despedida, es un hasta pronto.
Besazos.

Amanecer:
Si ya me veo limpiando las cagaditas de los golondrinillos... que podían hacer los nidos con WC.
Besos.