viernes, 3 de octubre de 2008

EL MUELLE


Sobre el muelle de madera,
aquel que cubría las aguas,
viejos elegantes paseaban.
El sol escondía luces
encendiendo sombras opuestas.
Nuestro silencio… oportuno.
De techo, el mismo pasillo
de tablas encallecidas.

Si los viejos hubieran sabido…

Las olas mojaban nuestros tobillos
llegando a tu vaquero,
le dejaste flotar, segura,
enredándose en el pilar de tu espalda…
Tus brazos, bufanda en mi nuca,
mi vientre contra tu cintura arqueada,
desnudos bajo el muelle del paseo,
de los viejos silenciados, elegantes.

Sordos gemidos se perdían al aire
y el chorro de vida
entre ondas de espuma blanca.



Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

14 comentarios:

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Hola, quería felicitarte por el poema y por tu blog, seguiré leyéndote, un abrazo.

Sara dijo...

Pero bueno!!!!pero bueno!!!!pero bueno!!!! erotismo a estas horas???que hay menores.....jejejeje.Muy chula poeta, muy chula, con ese pelín picantona eh!!!pillín...vaya que si has cambiado el tono, los que te pedían algo más alegre no estarán de queja, jejejejje.
Un abrazo con cariñosssssssssssssss

Supermamá dijo...

Delicada imagen del paseo de vida de dos...entre espumas blancas y el muelle por sendero.

¡Me gusta la imagen!!

Besos

Amanecer dijo...

Un poema lleno de vida, y sutileza, y mucho màs!!

Cada dìa me sorprendes, con el contraste de tus poemas!!
Me encantan!!

Besos y muchos màs.

Noray dijo...

¡Excelente poema!

"El sol escondía luces
encendiendo sombras opuestas" ¡Qué belleza!

Un abrazo

PS: La ilustración es una marvilla.

gaia56 dijo...

buen truco a dos colores las palabras, se me escapaba la vista al segundo poema, me detuve también en él

Lucía dijo...

Aiss, qué erótico me andas.
Has conjugado palabras y fotografía perfectamente.

- y el chorro de vida
entre ondas de espuma blanca.-

Beszos + 1000

Perlita dijo...

Vaya que sí...Todo un canto al amor entregado y cargado de poesía. Y me figuro la escena además envuelta en el más sentido de los silencios...Soledad erótica.
Es que el romanticismo, es lo mío.
Me ha gustado mucho.
Un abrazo.

Terly dijo...

Espectacular amor desenfrenado pero al mismo tiempo contenido.
Suspiros no exhalados, enjaulados.
Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Carlos:
Gracias. Me paso por tu "casa".

Sara:
Nada, nada, a pedir por esa boquita.
Besazos.

Supermamá:
Mezcla de cuerpos salpicados de mar.
Besos.

Amanecer:
¿Contraste? Es que depende como me pille el cuerpo...
Besos guapi.

Noray:
Me alegro que te gusten esos versos. Tan solo son humanos. Abrazos ¡poeta!

Gaia:
Verde marino y blanco ¿no es ese el mar soñado?
Un beso.

Lucía:
No me digas esas cosas... jeje.
Besos mil.

Perlita:
¿La escena? No puedo contar más... La perfección se ahce de espuma, ola y marea.
Besos.

Terly:
La culpa... de los viejos pasenates del muelle.
Abrazos.

Ronini dijo...

Lindo jesús, encontrarte y leerte, y que tus palabras me lleven, al muelle, al sentir, a la entrega, a la espuma , al mar...
qué bello encontrarte .
saludos

Isabel dijo...

Felicidades por tu poema, y por la foto, me ha encantado ver tu blog.
Un beso

Jesús Arroyo dijo...

Ronini:
De momento... estás aquí. Mil gracias. Pasaré por tus letras.
Saludos.

Isabel:
Gracias por tus palabras. Estaremos en contacto.
Besos.

Shikilla dijo...

Me gusta como describes ese momento de pasión liberada, intimidad del amor que, sin que sean conscientes de ello, comparten los que pasean. Rincón de mar y cielo de tablas, en medio de todo y de todos y, sin embargo, sólo de dos.

¡Ay, si los viejos elegantes, de verdad, supieran...!

Un abrazo