miércoles, 1 de octubre de 2008

¡ SÍ QUE DA MIEDO !

¿Recordáis "Peticiones del oyente", aquel programa radiofónico de la Intercontinental? ¿Qué no? ¡Pero que jóvenes sois!

Hace unos días, nuestra amiga Mónica, me pidió, en broma, un poema más alegre. Pues... especialmente para ella.


Pensando que la muerte existe
y que haréis algo conmigo,
deciros, antes que acabe,
que si me llevan pa-lante
llevad sonrisa radiante...
y si caja decidís,
poned una larga paja
que salga por aquel pino
no sea que no respire
y me asfixie por ahí.

Aunque… pensando mejor,
si los fuegos de Almudena
dicen que alivian pecados
y limpian de todo mal,
pues quemadme en sus hornos
no sea que el infierno exista
y mi culo sea tueste
de Satanás el hornero.

Fijaros si me dejáis
sobre esta tierra tan firme
¡que asco! por dios ¡que asco!
ser comida de gusanos
y bichos de fama peor
¿y el olor?
que se olería peor que a sudor
y yo limpio… ¡soy muy limpio!

Aunque… ¿os imagináis,
que sea tan incorrupto
como el brazo de Teresa?
y cuando vean mis nietos
a su abuelo en bien porretas…
¿se asustaran? pobrecillos
o digan “si que era feo
este abuelo arrugadillo”.

Pensándolo mejor…
¿para que voy a morirme?
si esto sería inhumano.
Mejor… hablaré con Dios.




Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

13 comentarios:

Sara dijo...

Genial!!! con humor e ironia has expresado el miedo que todos tenemos, yo odio la muerte, la odio con todas mis fuerzas y por eso hablo todos los días con Dios.

Abrazotes cariñosos y te felicito por este poema con este arte que te has marcado asturianín castizo.

Merce dijo...

Yo se lo tengo dicho a todos los sque me rodean, como me entierren y no me quemen, se van a acordar de mí el resto de sus vidas. Pienso aparecerme todas las noches para hacerles cossquillas en los pies... y no es una amenaza...

josé dijo...

Já, sí que tu ocurrencia me ha movido, son reflexiones válidas, dichas con un tono jocozo como para agradar a la parca o auyentarla, qué más da una vez inflado a frío. Si de la tierra somo a ella debemos volver, sino pues iríamos dejando mucho espacio, no sea que se acabe el mundo..muy bueno, amigo.

Mónica dijo...

Jajajajajajajaja. Muchísimas gracias, me encanta, en serio me has sacado una sonrisa.

Gracias Un beso

Terly dijo...

A mí, Jesús, lo de la caja no me va, ni aunque le pongan timbre.
Por otra parte, yo soy muy friolero y le tengo dicho a mi mujer que mis restos, en una urna junto a la chimenea encendida, nada de cementerios húmedos y fríos.
Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Sara:
¡Yo no! la verdad es que no hablo con él. Muchas veces pienso y me pregunto ¿qué le importa a nadie mi vida? Otras, hablo solo y dejo mi vida en el aire por si alguien la agarra.
Ya ves, tonterías mías.
Besos.

Merce:
Si, si, si. Mi abuela paterna, cuando me metía con ella, me decía... "ahora me dices eso, pero cuando me muera y digas abuelita, abuelita, cógeme el dedito que se me quema el culito"
Un beso.

M.José:
Yo he dicho que las cenizas a la jardinera de mi terraza, para alegrar los geranios.
Saludos cordiales.

Mónica:
Me alegro y de gracias nada. Ya te pediré que escribas algo.
Un beso.

Terly:
Claro que no ¡coñe! no sea que a los cien años del entierro venga otro Rodríguez por parte de padre y diga que fuera con los restos y al levantar la tapa la vean arañada. ¡No hijo, no!

Malena dijo...

DEsde luego no hay como tomarse a broma el momento final.¿Te imaginas que quedaras incorrupto y fuera la gente de romería a verte? :)

Besos, Jesús.

Lucía dijo...

Ay..., que a mÍ no acaba de gustarme ninguna de las formas:D
Pero me has arrancado una gran sonrisa leyéndolo.
Al final si no lo tomas así con un poquillo de guasa...
Un besazo + 1000

Shikilla dijo...

Pues para lo supersticiosa que soy yo en estos temas, fíjate que me he reído. Tiene su gracia lo de estar incorrupto y en porretas, un papelón para los descendientes, en tan incómodo trance.

Me he reído, que falta hace.

Un beso

Jesús Arroyo dijo...

Malena:
No pretendo morirme. Con los avances de la ciencia no nos va a tocar, pero si nos toca, pues eso, en una pecerita y a ser observados. ¡Aaggg!
Besos.

Lucía:
Y ¿cómo te lo vas a tomar? Otra cosa no, pero esto...
Besos mil.

Shikilla:
En porretas, pero... ¡sin tocar!
Un besazo.

Isabel dijo...

yo si recuerdo el programa: "peticiones del oyente".
La petición de Mónica, cumplida y con exito. Un beso de otra madrileña

Jesús Arroyo dijo...

Hola Isabel:
Gracias por entrar en esta casa, ¡es la tuya! De madrileño a madrileña... Besos.

Tesa dijo...

Me apunto a tu encargo, sobre todo lo del respiradero en la caja, que me da claustrofobia los sitios cerrados.

Cuandos mis hijos tenían tres años, la niña le decía a su hermano un día, a los muertos los meten en un plumier grande y luego les ponen coronas de flores encima hasta que los tapan, seguro que vió un entierro de esos de Estado.

Muy divertido, Chechu.

Besos,