viernes, 30 de enero de 2009

LÁGRIMAS DE OTOÑO


Rozó el pétalo su tallo
cayendo tras la tormenta.
Noviembre alimenta tierras
ahogando las primaveras.

Ha sido el primer caído,
el segundo se da cuenta,
como compañero unido
deja caer su apariencia.

Un tercero… y un cuarto
y la bella flor entera,
alfombra de rosa el suelo
pétalos en torrentera.

Mi huella dejó a su lado
una lágrima de pena,
cayó de mi cara ausente
junto al pétalo certera.

Empapó el borde de seda,
se calvaron en la tierra
tapados por otra rosa
caída tras la tormenta

Lloró otoño el cielo
matando la rosaleda.


Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

16 comentarios:

Terly dijo...

¡Qué bella ha de ser la alfombra
si es de pétalos de rosa!;
regada por tus lágrimas
debe ser maravillosa.
Un abrazo, Jesús de otoño invernal.

Amanecer dijo...

Hoy me has contagiado con esas làgrimas de otoño Jesùs.
Ahora queda esperar la primavera!

Buen fin de semana!!

Besos y muchos màs.

Xarnego dijo...

La vida parece una hamburgesa:
se la ve sabrosa, y hasta tentadora,
pero ¿sabes realmente de qué esta hecha?
------
Volvere a leerte.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Hola jesusito, buenos días.
Es un poema para descubrirse: se siente, se palpa.
Un besazo, guapo

Jesús Arroyo dijo...

Terly:
La calle principal de la colonia donde vivo es un bulevar, donde el ayuntamiento, un día, plantó una inmensa rosaleda. Cuando llegan las lluvias otoñales y comienzan a caer pétalos... el propio aroma hace que la tristeza suba al último piso.
Un abrazo. Hoy llueve.

Amanecer:
En cuatro ratos, florecerán las rosas...
Un beso.

Xarnego:
Nos veremos, nos veremos.
Gracias por estar aquí.

M.Ángeles:
Se palpa, se siente, el Madrid está presente. ¡Coñe! se me ha ido la pinza con la victoria ayer de los merengues.
Y digo yo una cosa, ¡jo! que tendrá que ver.
Lo que está presente son esas ganas de que la rosaleda vuelva a darnos ese mar de color, de aroma y de vida.
Un besazo y perdón por la pérdida repentina de sensibilidad. jeje.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

jESÚS, SOY YO... ACABO DE LEER TU COMENTARIO. POR FI, HAZLO VERSOS, ES UNA PRECIOSIDAD.
uN BESOTE... HAZME CASO

gaia56 dijo...

mmmm.. ¡qué fuerza los pétalos buganvilla de la foto!
en cuanto al poema Jesús ¡qué bella imagen lágrimas de rosa!... pero la rosaleda no muere volverá a renacer esta primavera.
un beso

Sara dijo...

Aynsssssssssssss! que esa rosaleda resurja prontito, yo añoro ya ese olorcito a primavera, a rosas, quiero que se instale prontito junto a mi y que dure mucho tiempo....hasta el verano si puede ser jejejeje.
Abrazotes llenos de nieve otra vez!!!! y van....perdí la cuenta pero 5 ó 6 nevaditas ya curiosas....que vengan rosas YA.

Merce dijo...

Si esos pétalos no cayeran, no podrían volver a salir...

Lucía dijo...

Lágrimas de otoño en una tarde de invierno lluviosa, gris...
Precioso poema.
Besazos miles y una lágrima.

Jesús Arroyo dijo...

M.Ángeles:
Supongo te refieres al comentario de Buenos Aires ¿cierto?

Jesús Arroyo dijo...

Gaia:
No, no son de buganvilla. Son pétalos de rosa camuflados. ¿No conoces la rosa camaleón? Se convierte en la flor que deeee. Mira que te pongo el relato de la rosa que no quería morir... jeje.
Ya tenemos la primavera a un pasito ¡ya!.
Un beso.

Sara:
No sesesperes, al invierno le queda un asalto. Es un asalto blanco... allí, aquí...
Besos en copos, se convertirán pronto en pétalos de color.

Merce:
La rosa, dicen que se riega de su vida.
Un beso guapi.

Lucía:
Preciosas son tus letras. Bueno, con tu permiso, me largo al salón. Los "Goya" están a punto.
Besos mil.

María Narro dijo...

...el cielo llueve otoño...

bonita y mágica construcción

besos.

Jesús Arroyo dijo...

Gracias María. Me alegra que te guste.

Shikilla dijo...

Un poema precioso que guarda una de mis palabras fetiche: la rosa. Me gustan los versos que componen estas lágrimas de otoño.

Jesús Arroyo dijo...

Y a mi me gusta que vengas a visitarme, jejeje.
Besos.