domingo, 18 de octubre de 2009

RICO MENDIGO


Inmaterial,
solo alma
y en ella corazón,
sonrisa, lágrima...

Habla con miradas,
tras ellas... calla.


Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

23 comentarios:

Malena dijo...

Una sonrisa, una lágrima y una mirada, son el lenguaje del alma. A veces, ¿para qué más, Jesús?

Mil besos y mil rosas.

Fernando dijo...

Seguramente calla porque no quiere herir nuestros sentimientos. Lo que se suele ver en la actualidad es cada vez más desestimable. Un amigo mío acaba de quedarse ciego por un error médico y me dice que se encuentra muy a gusto pensando en su oscuridad. Todo puede ocurrir.

Magah dijo...

Nada mas es necesario.

Un abrazo

Magah

anabel dijo...

Ese juego de miradas que lo dicen todo. Mi post del viernes hablaba de eso exáctamente. Estamos en la onda.

Un abrazo.

elisa...lichazul dijo...

hermoso micro
profunda mirada
reflexivo mensaje

felicitaciones al POETA
besitos de luz

andaba media perdida jajaj, pero ya retomando las pistas dejadas:=)
que tengas una semana preciosa

Gala dijo...

La mirada dice más que la pálabra y núnca le hacen callar.
Muy bonito.

Besos

thoti dijo...

.. cuanto saben los mendigos, lo que pasa es que como bien dices, "callan"..

.. un abrazo Don Fernando..

Lembranza dijo...

Una mirada dice tanto y, si además la acompañas de una sonrisa ya no hace falta nada más. Una sonrisa para ti desde la calle Vitoria

Darilea dijo...

Riqueza de los que muchos poderosos carecen.
Grandeza en el alma.
Besitos :-)

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

Un poema que da para pensar...
un besazo

Jesús Arroyo dijo...

Malena:
¡Para qué más! Si con el lenguaje del alma nos decimos tantas cosas, tanto todo...
Un beso.

Fernando:
Tu amigo, me da la sensación, quiere contentaros ¿es posible?
El hombre de este poema, la persona de este poema, se silencia porque lo dice todo.
Un fuerte abrazo, caballero.

Magah:
¡Cierto! Nada más.
He de pasar por tu casa para leerte.
Besos.

Anabel:
Así es. Las conexiones existen y aquí está la norma.
Un beso.

Elisa:
Felicitaciones a estas personas porque son de las pocas que SON ELLAS MISMAS. Yo solo he querido recordar que existen.
Un beso, directamente reflejado para ti.

Gala:
Y si silencian la mirada siempre estará el pensamiento, ese si que nunca deja su lenguaje.
Besos.

Amigo Thoti:
Pues sí, así es. Si publicaran todo lo que conocen, todos sus secretos, todos nuestros secretos...
Un abrazote fuerte.
Ahora, aclarame una cosa, jeje. Saludas al amigo Fernando desde aqui, vuestra casa, o me llamas a mi Fernando? jeje.
Venga, abrazotes.

Lembranza:
¿Desde la calle Vitoria? Ahora miraré bien la foto porque me parece que he visto bien, pero como uno, por aquello de la edad, está cegatón perdido, me aseguraré, que me huele a número 2.
Tienes razón en cuanto a lo de "no hace falta nada más".
Un placer tenerte por estos lares.

Darilea:
Sí, ésta no es riqueza superficial.
Un beso.

Cantalapiedra:
Esa es la intención, amiga mía, esa es la intención.
Nos cuesta tanto acordarnos de ellos... y ¡ojo! me refiero a los de verdad.
Besos especiales.

Lucía dijo...

No necesita nada más. Tiene un alma y detras de ella las miradas con las que habla y dice.
Realmente es un rico mendigo...
Casi que me da envidia su riqueza.
Gracias por este poema, Chechu.
Besazos mil

© Reina dijo...

Hola Jesús! Pues lo mismo te digo; me parece que tengo mucho q leerte.

Así para empezar, este poema me ha hecho sentirme identificada; cada día hablo menos con los labios y más con la mirada.

Un beso. :) Reina

Emilio dijo...

Miradas que hablan cuando callan las bocas.

Abrazos.

Maria Varu dijo...

cuántas veces me pregunto,
¿por qué opinamos, deducimos, nos dejamos llevar por el exterior de una persona?
¿cuántas veces alguien nos da una impresión en un primer instante y luego, cuando le conocemos más a fondo, resulta que nada tiene que ver con lo que pensamos en ese instante primero?
nuestro exterior inevitablemente es nuestra carta de presentación y la experiencia nos demuestra constantemente que eso no sirve de nada... debe ser innato del ser humano esa tendencia a decir u opinar sin conocer...
Tu post me remite de nuevo a esos pensamientos...

un abrazo Jesús

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

Lo bueno, si breve..., ya sabes. Cuántas cosas encierra la mirada de un anciano.
Un abrazo

Jesús Arroyo dijo...

Lucía:
Es cuestión de acordarnos que ellos existen y que, posiblemente, podrían enseñarnos tanto...
Besos mil, querida amiga.
PD. Comienzo a tener tiempo matinal, ¿por cuanto tiempo?

Jesús Arroyo dijo...

Reina:
En ello estamos, en lo de leernos, jeje. Si supieramos entender el mensaje de las miradas... las conversaciones serían sensacionales.
Besos.

Emilio:
Te digo lo mismo que a Reina. No estaría mal una charleta entre miradas. Creo que la tertulia sería apasionante.
Abrazos.

María:
Cierto María, cierto. ¿Por qué no hablar callando?
Besos.

Ángeles:
Y si tiene la sabiduría de la calle...
Besazos.

Estrella Altair dijo...

Hola pasé por casualidad.. y me quedé .... pues esta poesia me gustó mucho.. inmaterial, alma, ...

.. me evoca muchas cosas.

Muy linda.

Saludos

Shikilla dijo...

Una de esas joyitas a las que nos tienes acostumbrados. Me encanta.

Shikilla dijo...

Una de esas joyitas a las que nos tienes acostumbrados. Me encanta.

Jesús Arroyo dijo...

Estrella:
¡Estás en tu casa! Encantado de cederte mi silla.
Besos.

Shikilla:
Hay que darle solo una vez a "publicar comentario" jeje. Si te ha gustado, yo encantado de la vida.
Besos, guapi.

Antonio Javier Fuentes Soria dijo...

LO bueno, si breve... geniales estos versos