lunes, 16 de noviembre de 2009

JARDÍN DEL AYER


Clavado en el jardín del ayer,
vergel de mil rosas sanas,
mil jazmines, mil nenúfares
que en mil estanques nadaban.
Aquel que regué culpable
con la sangre de mi mano
al cortar temprano tallo
de una flor encapullada.
Se marchitaron las rosas,
los jazmines, los nenúfares
hundidos bajo lodazales negros.
Mariposas, colorines volanderos,
se volvieron terrenales
y tú, que a gritos pedías
amor entre almohadas blancas,
te fugaste a otro jardín
y en otro vergel te hallas.

Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

23 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

Hola FAMILIA:
¡Ya estamos en los Madriles! ¡Cachis!
Deciros que iré entrando en vuestros blogs un poco más despacio de lo normal. Nunca había escrito tanto en tan poco tiempo y ahora toca "componer" todo. La tranquilidad que da el Mediterráneo cuando el sol acompaña y nadie pisa su arena... Habrá sido el culpable.
Besos con aroma a mar para todos.

Sakkarah dijo...

Es triste cuando se nos va el amor...

Muchos besos.

Terly dijo...

Vienes pisando fuerte, querido Jesús, el Mediterráneo, el sol otoñal y la arenita de la playa han renovado tus fuerzas.
Te esperábamos impacientes.
Un abrazo.

Xiomara Beatriz dijo...

Cuando el amor se despliega se llena de primavera nuestra alma y miles de matices florecen cuando se aleja aquello que creemos el amor nos hundimos en el más feroz invierno ..hermoso como siempre..besos Jesús

Carmen dijo...

Cuando el amor se va nos deja desnudos y heridos.
Hermoso poema Jesús.
Un abrazo

azpeitia dijo...

Es un camino muy duro cuando el amor se va y nos quedamos en la más absoluta de las soledades...sí en la absoluta soledad, entonces no hay nada que llene ese vacío...un bello poema, sensible, sentido...cuando los sentimientos son auténticos...una abrazo muy fuerte, espero que nos veamos pronto de nuevo....azpeitia

Níyume dijo...

Hermoso blog, atrapan las palabras e iluminan las imágenes!
Saludos que prometen quedarse aqui!

fl(h)uir dijo...

que los jardines de luz sean también jardines de fuego y de vida

media luna dijo...

Es que a las flores no se las puede cortar el tallo, ¿no sabes que se mueren? Lo bueno, es que tras la pena de contemplar marchitas las rosas, los jazmines y nenúfares, uno abre los ojos de nuevo y vuelve a ver que el vergel sigue lleno de flores a las que regar. De la experiencia se aprende.
Iba a decirte bienvenido, pero si por mi fuera me iría a vivir por siempre a orillas del mediterráneo.
Abrazos.
(Creo que tendré que irme por allá a ver si ese olor a mar, a sal, a arena...me inspira)

Elsa dijo...

Hola Jesús. Eres un privilegiado, conste: playita, mar, brisa... en la estación que corre.
¡Ay, estos amores ingratos que se escriben en hermosos versos...!

Besos.

thoti dijo...

.. que moreno que le veo, don Jesús..
.. yo de jardines no entiendo mucho pero siempre creo posible traer el más bello al presente..
.. le repito mi admiración y mis mejores deseos para esta semana..

Jesús Arroyo dijo...

Sakkarah:
Es triste que el jardinero termine con la unidad tierra-flor.
Besos.

Terly:
Es mi rincón, un lugar que da tanta vida... Me pasa lo mismo con una aldeita de Asturias, esa que ya conocéis.
Abrazos, amigo.

Xiomara:
El amor siempre es hermoso, fíjate que cuando se marcha hace que hablemos de él y mientras está nos silenciamos. Deberiamos cambiar esa norma.
Besos.

Carmen:
Sin saber donde estamos ¡cierto!
Besos.

Azpeitia:
Esa absoluta soledad ingrata que nunca buscamos.
Amigo mío, seguro que nos encontraremos, el día menos pensado. Eso espero.
Un fuerte abrazo.

Niyume:
Estás en tu casa, solo tienes que pasar y sentarte.
Saludos.

Fl(h)uir:
¡Joé! que complicado me lo pones para nombrarte.
Si, amigo, sí. Ese jardín siempre es pasión. Que te cuento a tí que le pones tanta a tus versos.
Un fuerte abrazo.

Media Luna:
Cierto. Tallo cortado, flor caída.
Con ella cae la semilla y, en primavera, cuando la primera línea de sol caliente la tierra... será más hermosa la nueva plata.
Un cariñoso beso.
El Mediterráneo tiene luz. No me digas ahora que también hay coincidencia en eso... jeje.

Elsa:
Si es que han sido unos días primaverales. De doce a tres solecito en la playa, si no fuera porque a las seis es de noche...
Un fuerte y cariñoso beso.

Thoti:
Ha dado tiempo de bronce ¡si señor!
y de tinta, y de lectura, y de cine, y, lo mejor, en compañia. Vamos, las mejores mini-vacaciones del año.
Un abrazote, poeta.

Gala dijo...

Se van dejandonos cicatrices incurables.

Genial poema.

Un beso

Noray dijo...

Qué tendrá la ausencia
cuando en nuestra memoria
se torna poesía.


Un fuerte abrazo

FRAN dijo...

Muy hermoso poema, querido amigo Jesús, aunque trasluzca esa tristeza que a veces nos deja solos o nostálgicos en el jardín del amor...

Muchas gracias por tu visita y hacerte chestertoniano de pro. Cuando estén listos los Estatutos y oficializado el bautismo de la SACE (Sociedad de Amigos de Chesterton en España), ten por seguro que serás invitado de honor.

Abrazos

Antonio Javier Fuentes Soria dijo...

Amores perdidos. Te queda el consuelo de que, al fín y al cabo, fue una excusa para un buen poema. Abrazos

Lucía dijo...

Triste es el desamor, el marchitar de las rosas.
Aiss...has venido cañero total!!
Un gusto tenerte ya aquí.
Besazos mil, guapetón.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

me llevo mi beso con aroma a mar y tú a componer...

Jesús Arroyo dijo...

Gala:
Se tapan.
Besos.

Noray:
Sucesos son,
escritos quedan.
Un abrazote.

Fran:
Ambos tenemos un lugar, los blogs, donde "decir".
Un abrazo, señor.

Antonio Javier:
Lo dicho, poeta. Tenemos tantos motivos para escribir...
Un abrazo.

Lucía:
Jardinero, he llegado un poco jardinero, jeje.
Una cosita, la carta de tu blog... UN DIEZ.
Besos mil.

Cantalapiedra:
Pue nada, nada, hagamos la composición con espumita de ola y fina arena bajo los pies.
Besos, guapi.

anabel dijo...

Las musas son mas generosas cuando llega el desamor, la ausencia, el dolor.
Un placer leerte de nuevo, te sigo aunque no siempre deje comentarios.

Un abrazo.

miralunas dijo...

en buenos aires son sanadores los besos aromados de mar, gracias!
pucha con la vida cuando se agrisan esos jardines!


saludos, Jesús!

Jesús Arroyo dijo...

Anabel:
Desamor y verso, matrimonio perfecto.
Un beso.

Miralunas:
¿Los acompañamos con tango?
Besos.

Shikilla dijo...

¡Ay los colorines volanderos!, los casquivanos amores que se acomodan en vergeles ajenos a nosotros sin pensar el dolor que causan.

Bienvenido, chico.