jueves, 5 de noviembre de 2009

ALMA EN ROJO (Final)


La primera parte de este relato se puso el domingo, 1 de Noviembre.



Bajando hacía la puerta cercana a la Escuela de Obras Públicas, me encontré de nuevo con aquel pesado personaje. El sol hacía reflejo en su calva, lo que me hubiera hecho cierta gracia si no fuera porque el encuentro era inevitable. Al llegar a su altura, dobló el periódico metiéndoselo en el bolsillo de la chaqueta y me miró sonriendo – solo te pido unos minutos, breves minutos y si nos extendemos será porque lo que ofrezco te ha convencido – Conocía su cara, ahora me daba cuenta, pero no sabía decir quien era. Esas caras que ves frecuentemente, esa indumentaria también conocida. Nos sentamos en un banco, junto a una de las blancas fuentes. Me explicó que pertenecía a la ejecutiva de la banca y que en épocas como la actual, se veía obligado, junto a toda la organización directiva, bajo sus órdenes, a buscar nuevos clientes. – Pues… me gusta que se pongan el mono – dije yo. Me explicó que si dejaba firmado uno de esos contratos con decenas de cláusulas, él mismo, me visitaría una vez al año para explicarme como finalizaría la póliza, con mejoras y beneficios garantizados de por vida y con la única condición de seguir paseando por el Parque del Retiro.

Desde entonces mantenemos una buena relación. No se puede llamar amistad, pero he comprobado que eran ciertas todas las condiciones de aquel documento, lo que me da altos beneficios anuales. Vivo más alegre, he dejado de trabajar dedicándome a mi gran afición, gasto lo ganado con la seguridad de seguir ganando, viajo… No puedo pedir más. Tengo que reconocer que no siempre me apetece acudir a la cita, que me gustaría andorrear por otros lugares, pero, la exigencia es solo esa, al final… lo hago gustoso. Llego, le espero en el banco, acude puntualmente, se sienta a mi lado, me explica como van las cosas, cuales son las exclusiones y, al anochecer, despliega sus alas y vuelve a subirse a lo alto de la columna en la que vive, escoltado por algunos colaboradores. ¡Es único en el mundo!

Ángel os puede buscar también a vosotros, le conoceréis por el rojo de su alma y la llama de sus ojos y... un consejo, no pagaréis nada en vida.

Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

25 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

Amigas y amigos:
He adelantado unas horas el final de "Alma en rojo" porque estaré ausente unos días.
Ya sabéis, la playa me llama y yo, puntual como un londinense, he de acudir a la cita.
Eso sí, si mañana por la mañana me tienen el portátil reparado y aparece señal de internet por aquellos lares... seguiré dando la plasta.

Esto es para Julio Castelló... No vuelvas a descubrirme, jejeje.

Malena dijo...

Mi querido Jesús: Creo que no debería llamarse Ángel, quizás ¿Lucifer? Hay que tener cuidado con quién nos relacionamos y a quién vendemos el alma.

Pásatelo de maravilla en la playa :)

Mil besos y mil rosas.

Jesús Arroyo dijo...

Amiga Malena:
¿No es, acaso, el ángel caído? Y es que, el "jodio" se cae a diario, pero ¿sabes? tienes razón con lo de ¿a quién vendemos el alma? aunque creo que nadie apuesta ya por nadie.
Montón de besos, guapa.

Lucía dijo...

Prometo que era lo último que habría pensado para final de este relato.
Iba a decirte que me iba ha hacer adicta al Retito, para ver si Ángel me encontraba, pero va a ser que no;))

Disfrutad de la playa y sobre todo de los días de descanso. ¡No te olvides el portatil!!
Besazos mil.

Merce dijo...

A mí es que me hace ilusión encontrármelo con cuenecillos y rabo más que con traje... :-))

Noray dijo...

Ángel o demonio,
qué más da,
bien vale un solo paseo
por El Retiro
el resto de la eternidad.

¡A disfrutar!


Un fuerte abrazo

Emilio dijo...

Ande usté, don Jesús, que si antes le escribo de un tal Belce.. va usté y me pone esta tremenda entrada.

Un saludo y que lo pase usted bien, y cuidado con la "playa", recuerde usted aquel dicho "de los cuarenta p'arriba no te mojes la barriga".

Terly dijo...

En sus fondos no invierto ni un duro... ¡Anda y que le den!...
¿Te llevas la sombrilla o la lata de picón para hacer un bresero?
Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Lucía:
¿Pensabas que se trataba de Botín? Podría ser un esperimento peligroso cruzar Diablo con Banquero ¿qué saldría? ufff.
Besos mil.

Merce:
Para eso tienes que ir al zoo, aunque podemos encontrarnos cuernos/rabos por cualquier acera, eso sí, en su mayoría anónimos.
Besos.

Noray:
¡Sí! Pasear por el Retiro da dos cosas, tranquilidad y sonrisa, aunque, ultimamente, hay cada espécimen...
Abrazos.

Emilio:
¡Ves! Coincidencias constantes... Esto es para estudiarlo en laboratorio.
El dicho es para no mojarse, con agua, la barriga por dentro, ¡viva la cerveza!
Un abrazo, poeta.

Terly:
El jodio te tiene pillao. Si no inviertes, te hace la vida imposible. Luego, cuando ya seamos ceniza, que haga lo que quiera.
He visto el tiempo y dice el Sr. Maldonado que solecillo durante la semana, pero ya sabes que esa parte del Mediterráneo (un poco más abajo de la tuya) es pelín traicionera en este mes. Me daré sombrilla con la lata.
Un abrazote.

DAISY dijo...

pero tú vives como un rey hijo mío, playa va, playa viene.... uyy qué mala es la envidia leches!! pásalo muy bien y cuidadín con el sol (que a veces sale y es traicionero), jejeje. Besazos enormes!!

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

estupendo jesus y disfruta de la playa

Paloma dijo...

Mis ganas de más no habían imaginado un desenlace con esta particular alianza...

Me voy sonriendo y sorprendida.

Disfruta del mar.

Besos Jesús.

PIZARR dijo...

Mientras el precio a pagar sea pasear eternamente por el retiro o por mi Valle, nada se puede perder.

Excelente relato Jesús

Disfruta de la playa

Un abrazo

miralunas dijo...

ay, Jesús! cuando no me deja usté pensando, me deja usté sintiendo!


vaya, goce y vuelva que lo echaré de menos!

Elsa dijo...

Tú sabes latín, Jesús. ¡A estas alturas, el mar, la arena... y aquí con seis grados por la mañana y un cierzo que ya quisiera yo ver a ese Ángel en lo alto de su columna...

Que disfrutes.

Un besazo.

Caminarsingluten dijo...

¡Hola Jesús! Hemos estado bastante desconectados por distintos motivos y no te hemos visitado. Ahora que tiníamos un momento hemos vuelto a buscar tu enlace que habíamos perdido como muchos otros por una avería y nos alegramos de ver que has sido premiado... ¡te lo mereces!

Un abrazo

Ana y Víctor

Elena dijo...

Uhmmmmmm el diablo y sus tentaciones.... pero claro si vives de guti... no me estraña lo del pacto. Habla con él y dile que soy de confianza que se traiga otro legajo, el domingo a las nueve en el retiro lo firmo, que quiero ir a la playa, aunque no sea contigo.

Shikilla dijo...

Me ha gustado mucho tu relato, yo creo que conscientemente no invierto en ese tipo y sus cosas, pero ¡quien sabe si a lo peor lo hago sin darme cuenta!


Felices vacaciones en la playa, chico, qué envidia das!!

abc dijo...

haha....................................................................................................

Sakkarah dijo...

Me gusta...

Espero que vengas prontito . Yo ya estoy aqui de nuevo.

Un beso con mucho cariño.

Julio Castelló dijo...

Jajaja... Cualquier día de estos nos vemos en el parque...

santiago dijo...

bueno, hacía tiempo que no pasaba por tu casa, creo que he leído algo incompleto pero con más tiempo leere todo completo
Un saludo

Jesús Arroyo dijo...

Amigos/as:
Ya de vuelta.

Daisy:
Dime cuando tienes tiempo libre y estás invitada. ¡Ya lo sabes!
Besos doscientos.

Cantalapiedra:
He disfrutado ¡si! Han sido las mejores minivacaciones del año. He podido escribir con tanta tranquilidad...
Besos.

Paloma:
Este "demoño" que tiene unas cosas...
Besos.

Pizarr:
Pues mira! Hablaré con él para ver si cambiamos la situación de los encuentros.
Un besazo.

Miralunas:
Pues no sabes lo que me alegras. Si uno escribe y el otro piensa y siente... ¡perfecto!
Besos.

Elsa:
¿Latín? ¡qué aburrido! No, no, no...
Hay que cambiar de "aires" cuando se puede, solo eso.
Un beso enorme.

Pareja:
¡Qué alegría!
Entré en vuestro blog pero se encontraba como los del INEM (vamos, como yo, parado) y, ahora que vuelvo de vacances os veo por estos lares. ¿Cómo va todo?
Pasaré por "vuestra casa"
Besos y abrazos para toda la familia.

Elena:
NO sé si tras este tiempo tendré "mano" con él. ¿Quieres que le pregunte?
Besos.

Shikilla:
Si es que... los descuidos pasan factura.
Besazos, guapetona.

abc:
hoho...

Sakkarah:
Me alegra tu regreso, mucho, mucho.
¡Nos vemos!

Julio:
¿No serás tu, que te disfrazas y bajas del pedestal? jejeje.
Por El Retiro o por El Capricho.
Abrazotes.

Santiago:
Saludos para tí. Estás en tu casa.

© Reina dijo...

El Retiro-sonrío-cuántas tardes he jugado allí, cuántas mañanas lo he recorrido charlando con mis amigos, cuántos paseos, cuántas "Ferias del Libro"...
Igual vuelvo un día de estos a ver si me encuentro con ese "ángel"! jajaja!
Magnífico relato e imprevisible final. Mientras leía la 1ª parte no me lo podía imaginar, aunque en el fondo me acordaba de la estatua del "Angel caído".

Supongo que ya has vuelto y disfrutado de la playa (por ahí también hay ángeles).
Un abrazo. :) Reina

Jesús Arroyo dijo...

Reina:
Ya he vuelto, ya.
Mira que si un día de esos que me cita, te encuentro charlando con él...
Un besazo.