martes, 3 de noviembre de 2009

TENÍAMOS DIEZ AÑOS


El agua bajaba fría,
el deshielo culpable,
saciaba su sed la agonía.
Desnudaste tu cuerpo,
curvas leves, aún de cría
y sentí un escalofrío bajo mi piel.

Tiré mi corazón al río de la nieve,
era verde, aún no sangraba,
pero se desgarraba breve
mirando la corriente.
Dolor, amor que flotaba leve
al que jamás supliqué.

Te llamabas Paz…
batalla perdida.


Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

27 comentarios:

Malena dijo...

Mi querido Jesús: ¿Por qué en el amor tiene haber siempre dolor? ¿Es inherente a él?

Son bellas palabras aunque la batalla estuviese perdida.

Mil besos y mil rosas.

Jesús Arroyo dijo...

Malena:
Lo que más se quiere, se desea, se ama, es lo que más profundo nos llega, por lo tanto y si llega el caso, lo más doloroso.
Uy!! no, no, no es ninguna lección ¡madre del amor hermoso! yo diciendo estas cosas...
Este poema trata de aquel primer amor. Y quien diga que a los diez años no se ama así...
Un beso, guapa.

Sol dijo...

El primer amor es inolvidable!!!
Te deja una marca tan grande.. quizas como un tatuaje y no hay amor mas bello y sincero que ese... cuando eres pequeño y sientes cuando termina que tu pequeño mundo se vino abajo...
Despues recuerdas con una sonrisa en los labios... jamas se olvida... vuelvo a ser reiterativa!!!
Besos cielo, pasa un excelente dia!!!

Noray dijo...

¡Cuánta belleza y ternura en estos versos!

"Tiré mi corazón al río de la nieve,
era verde, aún no sangraba,
pero se desgarraba breve
mirando la corriente."

Estos versos son una auténtica preciosidad.


Se llamaba Paz...
desde entoces te empeñaste
en dar mucha Guerra. :o)


Un fuerte abrazo

Xiomara Beatriz dijo...

Que se siente leerte pues susurros de melodías que iluminan el alma de ternura quien no sonríe al recordar aquel primer amor a el que nos asomamos de puntillas con cierta inocencia y luego siempre se iluminan el corazón con su recuerdo …que precoz eras Jesús 10 años jajaja …besos

media luna dijo...

Ay Jesús! Benditos diez años. Me recordaste a mi primer amor cuando yo pintaba corazones verdes de esperanza y le espiaba con mi mochila a cuestas y...Y un día se fue. Se fue sin despedirse. Se fue para siempre. Nunca me dejó quererle. Así reza un poema que le escribí hace años, después que muriera. No hay nada tan seguro como la muerte para saber que nunca más volveré a verle.
Tierno y verdadero. Porque el amor siempre es amor incluso a los diez años.
Un placer volver a esos años y poder recordarle de nuevo.
Bienvenida tu sensibilidad.
Un abrazo.

miralunas dijo...

tu memoria yel corazón verde han ganado la batalla!

que Paz también lo recuerde, es mi deseo de mujer.

delicioso!

Jesús Arroyo dijo...

Sol:
¡Nunca se olvida!
Cuando vuelvo a aquel pueblo...
Besos, guapa.

Noray:
Me has hecho reir.
El corazón, realmente, era verde.
Un abrazote.

Xiomara:
¿No me dirás ahora que no te has enamorado con diez años? ¿Once?
Un beso.

Media Luna:
Ella tampoco está. Se fue "con y como" tantos jóvenes de esta generación que hoy tenemos cuarenta y tantos.
Me has puesto bolígrafo en mano para escribir un relato, un triste y cierto relato, aunque se le podría poner un final alegre.
Besos.

Miralunaas:
Ella no puede recordarlo, pero yo sí, siempre.
Besos.

Carmen dijo...

Ay el primer amor! Once años tenía yo y él por ahí andaría, y era monaguillo. Pues me enamoré hasta el punto de que no me perdía ninguna misa donde él estaba. Nuestro amor fue de miradas. Yo lo espiaba y él me buscaba en medio del ritual. Hasta que un día no lo vi más.
Gracias por hacerme recordar ese tierno y sufrido amor con tus palabras tan bien hilvanadas.
Una cosecha de abrazos para ti Jesús

thoti dijo...

.. con ese comienzo "El agua bajaba fría" (precioso) no se puede perder la batalla de los versos..

.. un abrazo, y buena semana, don Jesús..

Xiomara Beatriz dijo...

Temo que muy retrasada en esto de amores quizás por la timidez que vive en mí te dejo un beso Jesús ya sabes que me ha encantado tus versos ..

Emilio dijo...

Don Jesús, no ha cambiado usted nada desde entonces, sigue igual de tierno.

Abrazos.

Paloma dijo...

Qué bonitos y versos y qué gran forma de hacerme viajar a la infancia.

Mi primer beso jugando a la cerilla ;-)

Gracias Jesús por repartir ternura.

Besos.

Terly dijo...

Ese amor de la infancia que el que más y menos hemos disfrutado, puede ser tan bello y cruel como el de adultos. El amor no tiene edad, amigo mío, ni para lo bueno, ni para lo malo.
Un abrazo.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

uNA COMPOSICIÓN PERFECTA JESÚS, DELICIOSA...

Jesús Arroyo dijo...

Carmen:
¿Cual es el seminario sacerdotal más cercano al domicilio? Ahora es sacerdote ¡seguro! y todo por no declararos.
Un beso.

Thoti:
Fria de narices. Era agua de nevada.
Igualmente.
Abrazos.

Xiomara:
El primer paso es el que cuesta; y cuesta por ese miedo al ¡NO! y ese pánico al ¡SI! Luego, todo rodado... por perfección o felicidad o por que se cae cuesta abajo. En cualquier caso, los momentos no nos lo quita nadie.
Un beso.

Emilio:
¿Recuerdas la operación chupete? Aquello sí era ternura. Ah! y lo de hoy, que hace cuarenta años de "Barrio Sésamo", que me lo ha dicho Google.
Un abrazote, poeta.

Paloma:
Vamos, que existió fuego por dentro y por fuera.
Un beso (sin cerilla)

Terly:
¡Cierto! y si no, mira los abuelitos de las residencias que se enamoran a los chorrocientos años ¿no es bonito?
Abrazos.

Cantalapiedra:
Me alegra que te guste. ¿Cómo van los moquitos?
Besos.

Fernando dijo...

Efectivamente, Jesús, el amor es igual en las dos diferentes edades que hemos representado. Es hermoso en ambos casos. ¡Viva el amor!

Jesús Arroyo dijo...

Fernando:
¡Qué viva! ¡Qué viva cerca!
Abrazos.

MarianGardi dijo...

La batalla de la Paz y tu canto dandole forma de mujer, es interesante.
Un beso Jesús

Sara dijo...

PRECIOSA! Bravo!
Le saco al menos dos lecturas importantes, ese amor de rosas no de espinas, ese amor claro, limpio,puro....
Y....tantas batallas perdidas que hemos sufrido y nos van marcando, minando...y cada un@ de nosotros nos vamos reponiendo como podemos, yo en la montaña, en plena naturaleza ya sabes!!! jajajaja.
Vaya pedazo aventura la tuya en El Cares, lo puedes contar! y eso ya es mucho poeta.
Un gustazo tus visitas, tus cariñosos y entrañables comentarios y un placer venir a tu casita y quedarme largo rato disfrutando de tu tinta.
Abrazote fuerte y entrañable amigo poeta.

Malena dijo...

Hola Jesús. Vengo a darte las gracias por regalarme eso de "Noches de oscura sartén". Me lo quedo. :)

Más besos y más rosas.

Alondra dijo...

La foto es hermosa y tierna, las palabras adultas y con sabor a sal.
Hermoso blog, seguiré curioseando.
Saludos.

Lucía dijo...

Esos amores de crios que se recuerdan con tanta ternura y una cierta sonrisa.
A mí, me esperaba unos cuantos metros antes de llegar a la puerta del colegio, para entrar juntos y sentarnos igual, jejeje.
Éramos de los primeros en llegar!!
eso si con más añitos (12), ejqueee tú...;))
Besazos mil.

No he podido venir antes, ya sabes...

Jesús Arroyo dijo...

Marian:
La paz de Paz, mi guerra.
Un beso.

Sara:
Ella fue siempre guerra. Hasta el final de sus días.
¿Aventura? ¡Susto! diria yo. Nos pasó cerca del Lago de Moñetas y con la niebla... Estuvimos andando media hora sin nada de visibilidad, se apreciaba la mochila del de delante pero poco más y ¡joé! ¿quién era el guapo que seguía? Asi que ¡venga! tarde, noche y mañana ¡ojo! y hablo del mes de Mayo. Gracias a que despejo un poco a última hora de la mañana y encontramos el típico reguero y pudimos bajar hasta Vegas.
He vuelto mil veces a Picos, pero no "de mochila", jejeje.
Besos, guapa.

Malena:
Gracias a ti por estar.

Alondra:
Me gusta el nombre... "Alondra" mi pájaro preferido junto al Halcón peregrino.
Estás en tu casa.
Saludos.

Amiga:
Cuando aprieta, aprieta. Da igual cuando llegues o si llegas o no, porque sé que estás ahí.
Precoces, que sois unos precoces, jeje.
Besos mil, Lucía.

Inés dijo...

Jesús maravilloso, me transmite muchos sentimientos, no uno sólo.
No hay que suplicar amor.
El color de tu corazón lo adivino rojo ahora, y el dolor de amor en cualquier variante es el que más duele con certeza, poco dura la tranquilidad, no hay tregua en esa batalla Jesús.

Muchos besos,

Miguel Ángel Y. dijo...

Gracias por tus palabras, amigo. Espero vernos pronto. Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Inés:
Rojo palpitante (afortunadamente). Por cierto, esta tonalidad de rojo habría que hacerla llegar a Pantone ¿no crees? Luego, estaría inventar un analgésico para el dolor-amor ya que el ibuprofeno para estos casos... Hablaré con Bayer ¿La patente a medias?
Besazos, guapa.

Miguel Ángel:
Yo también lo espero. No hay que dar las gracias por nada.
Un abrazo fuerte.