lunes, 29 de marzo de 2010

FRONTERAS ABIERTAS


Siempre la misma pregunta,
la misma duda en la respuesta.

¿No es traición, entonces,
que la desdicha hurgue en otro cuerpo?
¿Que la creída magia
- algunos llaman confianza –
explore terrenos de boca y pene
para volver al redil manso,
al hogar en que duermen sólo los cuerpos
mientras la mente implora al orgasmo de la tarde
y repita con el ser no deseado?
¿Convivencia? sexo, sólo sexo…
Tal vez no sea vileza si ha sido un minuto,
unas horas, un día…
pero es imperdonable la mentira
si dura el inconveniente tiempo
de un repetido bis y otro
y otro y años.
Dicen los creyentes que el perdón es cuestión divina
y yo me digo, te digo, le digo,
no habrá que llamarle perdón
pero si olvido
y no hay amnesia si no se produce el auto-daño
mandando, de una vez por todas y por paquete express,
la vida anterior entre las mierdas
para que su olor, nunca su tacto,
sea carroña, ponzoña en el pasado.

Seguirán vivos los hermanos, pendientes los amigos.
¡Adiós! entonces,
esperan las fronteras abiertas para una nueva vida.




Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

22 comentarios:

Sara dijo...

Pues si amigo asi, ahí esperan esas fronteras abiertas, ¡siempre! a mi me está esperando ya LLanes...no veo el momento, que tres días más largos se me están haciendo.
Besotes

santiago tena dijo...

abajo las fronteras

los verdaderos creyentes sabemos que el perdón no es privilegio ni exclusiva de dios, que es eso (y en todo) hemos de atrevernos a ser tan dios como él, al cabo no somos nada más que él, ninguna otra cosa

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

DICEN QUE NO HAY FRONTERAS PARA EL QUE CREE... PRECIOSO TRABAJO JESÚS.

Emilio dijo...

Vaya temita que nos traes hoy, Jesús: traición, confianza, convivencia, sexo, infidelidad, perdón, mentira, olvido... vamos, que ni la vida misma.

Que tengas una buena semana ¿santa?... con que sea buena y semana ¿qué más se puede pedir?
Un abrazo.

Athena dijo...

Da igual es traición. Siempre lo es.

Besos

La Solateras dijo...

Yo no dejaría en manos de la justicia divina cosas a las que hay que aplicar, simplemente, el código penal. Como a cualquier ciudadano. No sé si he pillado bien el tema, pero eso es lo que sugiere.
Besos.

Marisa dijo...

Creo que para sentirse bien
la clave está en el perdón,
vivir en el rencor o en la desconfianza hace más daño que bien, abramos puertas y echemos fuera todo lo que entorpezca
el poder vivir en paz con
nostros mismos.

Salud y abrazos.

mujer rebelde dijo...

Si, hay que decir basta cuando no va ,aunque duela y se lastime; peor es mentir,engañar, lastimar sin medida a quien no lo merece. Yo sè lo que se siente y las desiciones siempre se pagan pero vale la honestidad antes que la làstima ...No sè si entendì bien, quizas no o puede que si...pero la vida es una y vale la pena vivirla sin dañar ni dañarse...Besos "Mujer rebelde".

thoti dijo...

.. al pasado más lejano, si.. y por paquete express y con tarifa de urgente.. si..

.. un abrazo, don Jesús..

Laura Gómez Recas dijo...

Mil preguntas, Jesús, sin respuesta en este poema que habla del dolor de la impotencia. Ahí se resume todo. Pasar página: perdón y olvido. Y en paz.

Besos,grandes como tú.
Laura

Elsa dijo...

El amor y el desamor abren y cierran puertas; por ese orden...o viceversa.
Traicionar, traicionarse; en uno y otro caso, siempre hay heridos.

Besos, Jesús.

Jesús Arroyo dijo...

Sara:
Nada, mañana ya estarás em territorio Astur.
Besazos.

Santiago:
¡Abajo!
Un abrazote.
¿Te veo el 8 en el 8?

Cantalapiedra:
Tus comentarios si que son preciosos.
Besos, preciosa.

Emilio:
Déjalo en buena semana. Si sales fuera, pásatelo bien y, lo principal, regresa.
Un abrazo.

Athena:
Siempre lo es.
Besos.

Solateras:
Se trata de dar un mensaje a un ser querido. Media vida engañado...
Un beso.

Marisa:
Puertas abiertas para que se largue.
Besos.

Rebelde:
Siiiiiii.
Besos.

Thoti:
Pero sin acuse de recibo o ¿con acuse?
Abrazotes.

Laura:
Yo creo que así debe ser. Vivido, cerrojazo y a seguir viviendo. A veces somos tan tontos que regresamos al redil.
Besazos, guapi.

Elsa:
Pero lo importante es que no se vuelva a sangrar y, en este caso...
Un besazo.

aniki dijo...

El perdón hace libre y puro a quien sabe perdonar. Las penas del pecador que se las coma enteras.

Besos.

Lely Vehuel dijo...

Hola,aqui ando conociendo nuevos lugares,paseando por tu sitio me gusto mucho,tienes un muy buen blog,yo seguire pasando y te espero de visita por Peregrino de Sabiduria o por Cuentos y Orquideas,mucha luz y hasta pronto...

Jesús Arroyo dijo...

Aniki:
¿Sabes? A veces, lo que intenta elpecador, es que las penas se las coma el "sin pecado".
Besos.

Lely:
Estás en tu casa.
Saludos.

Sakkarah dijo...

No es buena la mentira...

Aun perdonando, se resiente la confianza para siempre.

Un beso.

Jorge Torres Daudet dijo...

"...Tal vez no sea vileza si ha sido un minuto,
unas horas, un día…"
Creo que es algo más habitual de lo que pensamos; pero es que el tiempo hace estragos.
Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Sakkarah:
Mejor "a otra cosa, mariposa"
Besos.

Jorge:
La convivencia, en pareja, tiene fases y, como todo, hay que conocerlas.
Un abrazote.

vocal dijo...

Llego hasta aquí rebotada desde el Blog de nuestro común amigo Antonio, con muy poca experiencia en esto de blogs, así que si meto la pata en algo ruego me ddisculpes.

Me ha llamado la atención el tema de tu poema y me lleva a una reflexión sobre el perdón entendido como nos lo hicieron entender a los de nuestra generación, que no sirve de nada. El perdón tiene que partir de la comprensión, de la tolerancia y de la recuperación de la confianza en la persona que nos ha traicionado. Si esa confianza es imposible entonces lo mejor es quedar como amigos o enemigos, tanto da, pero lejos.

Me gusta tu conclusión final de mandar la vida anterior por paquete exprés a ninguna parte, aunque algunos amigos, los no buenos, se pierdan en el cataclismo.

Un saludo y buen blog.

Jesús Arroyo dijo...

Vocal:
Muchas gracias por tu acertado comentario. ¡Estás en tu casa!
Saludos.

cris dijo...

me ha parecido impactante, no el tema sino la forma en que lo dices.

Anaís P. Layed dijo...

Profundo y bello poema que transluce un eterno conflicto, el dilema perpetuo. Nadie pertenece a nadie y la honestidad como la caridad empieza por uno mismo. Pero cuando se hace daño a quien se quiere, el perdón propio siempre será el mas dificil. Ya se que con esto no te resolveré nada... sigue escribiendo, es precioso.
Un abrazo