viernes, 2 de abril de 2010

Sin título en Semana Santa


Te he visto, cura,
dar limosnas a los ricos,
capones a los benditos,
aconsejar a las madres
por tu saber incorrupto
sobre naturales hijos…
Hoy te veo, cruz en mano,
delante de Jesucristo.



Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

19 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

¡Cierto! de todo hay.

Elsa dijo...

De todo, Jesús, cierto pero... ¡cuánto daño ha hecho ese otro todo de "cuervos"!.

Besos y digamos lo que pensamos.

Athena dijo...

Ya lo dice mi madre, mucho tienen que haber hecho para tanta penitencia.

Besos

Emilio dijo...

Es lo que hay, Jesús, es lo que hay.
Un abrazo.

Marisa dijo...

Tú y los demás lo
habeis dicho y yo
lo reitero.
De todo hay en la
viña del Señor.

Un gran abrazo

La Solateras dijo...

Yo quisiera pensar que no son todos los que están aunque parece ser que están todos los que son...

Fernando dijo...

Bueno, yo no soy mejor, probablemente me creo persobnalmente bueno, hasta que alguien me juzga, y entonces me doy cuenta de la basura que soy. La vida es así, y por mucho que lo intentemos no hay forma de sacar la cabeza de nuestra basura. ¡Animo, Jesús! Un abrazo ab imo pectore.

roxana dijo...

HAY DE TODO Y PARA TODO EN ESTE MUNDO, LO UNICO QUE SABEMOS ES LO QUE DE NOSOTROS DEPENDE, HACE TIEMPO QUE DEJE DE CONSULTAR Y CREER EN LOS CURAS Y RELIGIOSOS YA QUE SON HUMANOS AUNQUE QIERAN HACERNOS CREER QUE SON CELESTIALES!!!!

Diego Felipe García Chishko dijo...

http://literaturacolomborusa.blogspot.com

Maggie dijo...

también lo he visto yo...años en colegios de monjas y curas. Los legionarios, para ser más exactos...

miralunas dijo...

y qué de todo, Jesús!

Gala dijo...

Al final se quedaran solos predicando en el desierto.

Un beso

Amanєcєr dijo...

Cierto, de todo hay en la viña del Señor!

Besos y muchos màs.

Jesús Arroyo dijo...

Amigas/os:
Son humanos, es verdad, pero la diferencia es que el resto no tenemos esa ¿profesión?
Besos y abrazos.

cris dijo...

de doble y mucho más discurso, me quedo con la creencia de algo mejor

dibusanfer dijo...

Y yo diría: caminando entre turistas; que hasta los flashes de las camaras parecen borrar su significado.

thoti dijo...

.. me parece que andan por lo general bastante despistados..

.. rece usted, don Jesús, siete rosarios y nueve avemarías.. :-)

.. un abrazo..

Tris-ynarud dijo...

Ellos no son dignos ni de la penitencia.
No es un mal de un momento. Sus víctimas, lo son de por vida.

Lo siento, yo tengo más mala leche. Desearía tenerlos delante de mí, de las víctimas, de sus familiares, de amigos... en medio de la plaza y en pelotas. Y en nuestras manos, un corta uñas…


:(

media luna dijo...

Y así será por siempre mientras se crean los dueños del mundo. Yo he escuchado voces ocultas tras confesionarios roídos por murmullos vergonzosos, que nadie debería haber oído. Ahora en cambio, se permiten decirlas a cara descubierta para vergüenza de unos y consuelo de otros. La iglesia sigue dividida entre los que creen en Dios y los que creen en los curas. Y no digo, con esto, que no haya curas maravillosos que dedican su vida entera al bienestar de los más necesitados. Sólo que no hace falta ser cura ni monja para ello. Ni pertenecer a una iglesia, cualquiera, que todas tienen sus dogmas. En fin, Jesús, que estás sembrado de temas candentes que tocan lo más íntimo de la existencia.
Un beso.