sábado, 26 de junio de 2010

TARDE DE PISCINA

Tomando sol (Pinedo)


- Nunca podría hacerlo.

- No digas eso Aurora, nunca lo has intentado.

- Ya, pero hay cosas que aunque no se prueben sabemos que no nos gustan.

- No estoy de acuerdo. Esto es como cuando tu sobrina me decía, con veinte años, que no le gustaba el marisco y ahora mira, nos pasamos noches enteras comiendo ostras.

- Eso es distinto Menchu, eso es distinto.

- No, no lo es.

- Ella dejó todo. Mejor así que no engañarse a si misma.

- ¿Y?

- Pues que es normal que pase noches desenfrenadas.

- Al menos lo comprendes. ¿Me acompañas a la piscina?

- No tengo bañador.

- Yo no voy a subir al vestidor a por uno. Nos bañamos desnudas.

- Ves, eso es otra cosa que no me gusta.

- Ves, eso es otra cosa que no has probado, excepto en la bañera de tu casa. ¡Monja, eres una monja!

- Está bien, pero mira para otro lado.

- Venga, me meto a la piscina y así no miro. Eres más tonta… llevo todo el rato tomando el sol y me pides que no te mire.

- Ya, pero es diferente. Tú estás acostumbrada a tomar el sol así, sin ropa.

- Entonces ¿tú si puedes ver a una mujer desnuda?

- Veo a una mujer desnuda y mi pensamiento está tranquilo. Recuerda que he hecho voto de castidad.

- Como sois las monjas…



Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©
Queridos/as compis:
Iré espaciando el tiempo dedicado al blog porque necesito tiempo para escribir. Es posible que esté en un buen momento y quiero ponerme a ello.
Pediros disculpas porque no os visitaré con la misma frecuencia, pero ¡ojo! sigo siendo fiel.
Muchos besos a todas/os.

20 comentarios:

santiago tena dijo...

tiene un toque de prohibido este diálogo que le da más encanto

un abrazo

Lua Nova dijo...

Insinuante este diálogo... parece que esconde mais do que revela...

Se te sentes num bom momento pra escrever, é imperioso que o faças. Escrever é uma tarefa muito solitária e temos que aproveitar ao máximo esses momentos de inspiração.
De qualquer modo, conto com tua fidelidade... rsrsr
Boa sorte em tua empreitada.
Beijos.

carmen jiménez dijo...

Así es. Así debe ser. Si uno hace voto de castidad, debe cumplir sus votos. Mejor no probar, no vaya a ser que le guste y le pase a lo que su sobrina. No es tan distinto. El marisco es un gran afrodisiaco.
Un diálogo interesante como ensayo.
¡Ojo que te estaremos vigilando!
Se te echará de menos.
Besos.

Jose Zúñiga dijo...

Abre muchas derivadas este diálogo, da para más.
Dosifiquemos pues. Me pasa lo que a ti.
Abrazo

thoti dijo...

.. don Jesús.. todo bien por aquí.. me alegra, como siempre, visitarle..

.. un abrazo

Lembranza dijo...

Me gusta tu dialogo y es bien cierto lo que dice, las cosas si no se prueban nunca vas a saber si te gustan ó no. Espero que no te vayas muy lejos te echaremos mucho de menos. Un abrazo desde el otro lado de la calle

Rosa dijo...

Querido Jesús, espero que escribas mucho, bueno y rápido, para que nos traigas el fruto de ello y prontito, que no es fácil prescindir de ti en este espacio de amigos.

Un beso y que tu imaginación vuele tan certera como el entusiasmo que transmites siempre a los que te leemos.

Paloma Corrales dijo...

Ten sugerente como interesante...

Escribe, ya habrá tiempo de visitar.

Besos.

Malena dijo...

Tiene su morbo lo prohibido, Jesús. :)

Aprovecha esa inspiración que como dicen, es mujer y muy voluble. ¡Que no se te escape!

Mil besos y mil rosas.

Merce dijo...

Lo de comer ostras??? :-)

Yo es que le cogí una manías a las monjas cuando era niña...

Besos, Jesús.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

entonces a aprovechar el tiempo...

Lucía dijo...

La tentación y aquello de lo prohibido...
Un diálogo lleno de chispa, abierto su final a la imaginación.

Aprovecha el momento, querido Chechu, poeta de prosa corta y verso largo.
¡Ojo! no te pierdo de vista;)

Besazos mil más mil que nunca, chico guapo.

Jesús Arroyo dijo...

Santiago:
Si es que la piscina, los desnudos, los habitos...
Un abrazo.

Lua:
Es posible que sea un juego de escondite...
Besos.

La Solateras dijo...

Miedo a romper tabúes, el odioso puritanismo que llevamos dentro. Muy bien contado, Jesús.

Y te deseo muchos éxitos en tu retiro literario.

Besos

Jesús Arroyo dijo...

Carmen:
Bien, bien, aplaudo tu comentario, aunque aquello desconocido... jeje.
Besitos.

Jose:
Tiene doce páginas la conversación entre "la liberal" y "la monja". Si lo pongo entero me cierran el blog.
Un abrazote.

Thoti:
Dos cosas me alegran; tu aportación/aparición y que todo esté bien.
Un abrazo.

Lembranza:
¡Vams! a mi me pasó con la oreja, que ni a la plancha ni guisada. Ahora es otra cosa ese manjar.
Besos desde el tres.

Rosa:
Es dedicarle menos tiempo a los blogs para estar en el escritorio, pluma en mano. (lo de la pluma... me refiero al bolígrafo de gel negro)
Besazos.
PD. Pronto y si me dejan, te haré una proposición. A M. también.

Paloma:
Necesito tiempo para ello.
Besazos, guapi.

Malena:
Mucho, luego, en algunos casos, llega la sorpresa.
Besazos.

Merce:
Los conventos son como las boticas, de todo hay menos medicina.
Besitos.

Cantalapiedra:
Lo intentaremos.
Besitos.

Lucía:
Realmente esta conversación tiene un final cerrado. Son más páginas (doce) pero se intentó que cada página tuviera una sorpresa. Y no me refiero a Sor Presa, no.
Besos mil.

Jesús Arroyo dijo...

Ana:
Lo mismo me largo, con boli y cuaderno, a un convento. Ya lo hice una vez y el resultado fue estupendo.
Besos.

Shikilla dijo...

Me ha gustado el relato, inesperado y sorprendente. También me gusta y me alegra que tengas un buen momento para escribir, que las musas te sean propicias y que además te reúnas con ellas tranquilamente. Dí que sí, que cuando son esquivas no hay quien las pille, y yo sé mucho de eso.

Un beso y mucha inspiración, poeta.

Sara dijo...

Jesús tu compañía es un placer...pero si las musas están contigo, te debes a ellas primordialmente jejejeje. Mucha suerte y mucha entrega en esas letras, aprovecha esa inspiración y ese momento, yo seguiré entrando en tu espacio d epuntillas para no molestar.
También comienzo hoy mis vacaciones, aunque hasta agosto no me iré, pero mientras habrá mucha montaña.

Esta tarde de piscina me ha encantado....estas monjas....no saben lo que se pierden....¿ o si? jajajaja.
Disfruta de todo lo que hagas y un abrazote bien grandote asturianín

Jorge Torres Daudet dijo...

Qué malo y perverso eres, Jesús. Pobre Aurora! En qué charco-piscina metes a una pobre monja, incluso sin bañador, lo pretendes.
Mira que la carne... o el marisco es tentación, sobre todo por el precio al que está.
Te pondré una leve penitencia, en principio,
Un abrazo.
PD. Yo ando escribiendo; levantándome-acostándome a deshoras, acompañado de los truenos y lluvia que me van "mogollón".

Jesús Arroyo dijo...

Shikilla:
Es una pequeña parte de un relato o de una posible obrita de teatro.
Me alegra que te guste.
Besitos.

Sara:
Crees que muchas no lo saben??? De todo habrá como en la "viña del Señor"
Besos.

Jorge:
Ella solita se ha metido en la piscina, el agua... ¡helada! pero "las hermanitas de la cantidad" pueden con todo.
La penitencia ya la cumplo ¡ya! jeje.
Me alego mucho si estás teclado va, teclado viene.
Un fuerte abrazo ¿Nos vemos el 8? Yo estaré.