martes, 22 de junio de 2010

ESPEJO


Se miraba en el espejo
siendo niño todavía.
Dudaba la imagen
consultando a unos ojos sin calma
en un yo corazón sin alma,
ausencia de sentimientos
hacia una irrealidad completa.

Se desvanecía todo
cuando la imagen sonreía
y ese otro yo gritaba verdad,
desesperada,
viajando a un ayer, niñez,
derroche de soledad,
convivencia entre adultos
salvo en el momento reflejo,
fiel amigo al otro lado del espejo.

Le contaba asustado
y su misma respuesta le derrumbaba.
Las manos trenzaban curvas
sobre un cuerpo arañado,
se despeinaba nervioso,
igual hacía su otro yo desde dentro.
Y él lloraba, y reía, y rezaba
descompuesto pensando
si estaría loco porque la razón, decían,
pertenecía al falta de cordura.

Se atrevió,
dejó al espejo colgado en la pared de la entrada
dando paso al tiempo.
Nunca regresó frente al vidrio de la verdad
para escribir hoy reflejos sobre un papel de cristal.


Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

21 comentarios:

Laura Caro dijo...

No es bueno alejaarse para siempre del cristal de la verdad, la verdad nos hace crecer.
Un abrazo, Jesús.

Cuarentañera dijo...

La verdad nos hace libres y no hay que dejarla muy lejos de nuestra alma.
Un abrazo

Fernando dijo...

la verdad no deja de ser otra mirada...abrazos

Lucía dijo...

Hemos de regresar al espejo de la verdad, eso nos hará libres, aunque hoy escribas sobre relfejos, en un papel de cristasl...

Quizás es la hora o quizás es el espejo, pero guardo este poema para adentro.

Besazos mil, querido Chechu.

Jesús Arroyo dijo...

Laura y Cuarentañera:
Este poema tiene una realidad diferente a "esa" verdad. El reflejo, tal vez, no sea el del interior del espejo.
Dos besitos.

Fernando:
... y otro moemento.
Un fuerte abrazo.

Lucía:
Tira el poema que ayer guardaste porque es diferente al que hoy amanece. Mañana, quién sabe, el vidrio hasta podría romperse y cortar carne y alma o, tal vez, se cuelgue otro espejo en esa pared de misericordia.
Besos mil, guapi.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

yo no tengo ganas de mirarme ni de regresar, hala...

Sara dijo...

y...si el espejo se rompe en mil añicos....dónde queda la verdad? yo he tenido espejos cercanos....con verdades cercanas....que se esfumaron....se rompieron...y dejaron de ser verdad a la vez que el espejo dejó de ser espejo.

Dificil tarea....las verdades....algunas....cad vez más....duran lo que un suspiro.

Precioso poema, precioso poeta jajajaja, para que veas que ahora si va por ti, ¡vamos hombre!!!con este asturianín.
Muacksssssssssss y abrazote inmenso

La Solateras dijo...

Un poema que rompe el tópico de la infancia feliz.

Besos

Gala dijo...

Son tantas veces las que la realidad nos aterroriza que intentamos darle la espalda aún sabiendo de nuestro propio engaño.


Un fuerte beso

Malena dijo...

Es un bellísimo poema, Jesús.Enhorabuena.

Mil besos y mil rosas.

Enrique Gracia Trinidad (EGT) dijo...

Amigo mío:
Me dio problemas comentar en la página del encuentro.
Entro aquí y leo "lista cerrada III encuentro..." ¿Qué pasa? no consigo enterarme. ¿Me explicas cómo va el asunto?
Me gustaría veros en esa ocasión ya que no pude en Zaragoza.
Un abrazo
Enrique

Jesús Arroyo dijo...

Enrique:
Te he mandado correo.

Shikilla dijo...

Uno no sabe a ciencia cierta cuál es la verdad y cuál es el reflejo, a veces.

¿Somos quienes creemos ser? A mi me parece que no, siempre hay más de un ángulo para vernos.

Ya he visto que vais a celebrar en Alcalá de Henares un encuentro, no habéis podido coger mejor lugar.

Un beso

Paloma Corrales dijo...

A veces hay que sustraerse y bucear otras realidades.

Un besazo.

Jesús Arroyo dijo...

Cantalapiedra:
Me parece muy bien. Tu momento es para QUEDARTE.
Besazos.

Sara:
Si se rompe... siete años de mala guasa.
Pero, a vecss, dan unas ganas de bajar al contenedor de cristal...
Besitos.

Ana:
Marcada a fuego sin pertenecer a cuadra alguna.
Un beso.

Gala:
Muchas, cierto.
Un beso.

Malena:
Son, como la mayoría de los versos, secuencias.
Besitos.

Shikilla:
Has dado con la pregunta. Otra ¿nos creemos ser quienes somos?
Besazo.

Paloma:
¿Sin espejos?
Un besazo.

Terly dijo...

Cada uno somos poseedores de nuestra verdadera verdad. Como la reflejas tú en estos versos, querido amigo, es como un dulce acibarado sueño.
Un fuerte abrazo.

Lua Nova dijo...

Por tudo que li, a mim me parece que você é um homem forte, consciente, interessante, altamente sensível, mas que se deixou aprisionar por um passado.
"A vida é o que acontece enquanto fazemos planos" (John Lennon)
Temos que acertar nossas pendências com o passado, mas não podemos esquecer que, apesar das experiências que vivemos serem importantes, mais importante é como reagimos a elas. A verdade tem pelo menos dois ângulos válidos e relevantes: o nosso e o do espelho... Te desejo paz de espírito e capacidade de perdoar.
Venha visitar-me, conhecer meu blog e tomaremos um chocolate juntos. Me dará muito prazer.
Beijos.
Seguindo...

Mari Carmen Azcona dijo...

Yo creo que para encontrarse con uno mismo, no hay que mirarse en un espejo. Algunos distorsionan la realidad y, al fin y al cabo, es nuestra mirada la que contempla el reflejo.

Para encontrarnos tenemos que buscar el los ojos de quienes nos rodean...no somos como nos vemos, sino como nos ven.

Besos y abrazos.

Jesús Arroyo dijo...

Terly:
Reflejo que viene y va. Realidad que va y viene.
Abrazos.

Lua:
Por ese motivo el protagonista del poema sigue siendo él.
Saludos.

M.Carmen:
¿En cuantas ocasiones el único amigo es ese reflejo que nos dice sobre nuestro estado? Somos, estamos...
Besos.

carmen jiménez dijo...

He tratado de leer con calma a través del espejo y frente a él. Quizá si le hubieras concedido un poco más de tiempo, quizá si le hubieras dejado tirarse un poco más del pelo, seguramente no dudarías que ese reflejo es el niño dulce y tierno que todavía se mira en el espejo. Dale otra oportunidad.
Volveré a leerlo.
Besos.

Jesús Arroyo dijo...

¡Habrá otra oportunidad!
Un beso, Carmen.