jueves, 17 de junio de 2010

VIAJE


No te dije nada en el monte Parnaso,
quizá porque acompañaba a los buitres
al golfo sin olas de Corinto.
Tú, ida de todo ayer, bebiste de Castalia
sin saber que los efluvios benefician sueños.
Si quieres preguntar, Delfos te espera,
pero se equivocará en sus predicciones.



Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

27 comentarios:

carmen jiménez dijo...

¡Primer!
Pues le preguntaré a Delfos,no importa si se equivoca, pero luego te preguntaré a ti, porque este es uno de esos poemas que una puede tener el lujo de comentar con su autor:)
Y gracias a ti por hacer posible ese III Encuentro.
Besos.

La Solateras dijo...

Tú sí que has debido beber las aguas de Castalia, visto lo visto.

Muy bien, Jesús

Noray dijo...

Deja que se acerquen a ti
las ninfas, náyades y musas
y pregunta sin temor al oráculo
que, aunque con riesgo a equivocarse,
la fuente es tan sagrada
que, además de purificarte,
deja que sueñes tus propios sueños.



Un abrazo... y a continuar soñando.

Amelia dijo...

Me acerco con respeto y admiración a leer estos versos maravillosos.

Besos.

Fernando dijo...

Jesús, amigo y poeta, tú debes tener guardada una botellita del agua de la fuente de Castalia, porque de vez en cuando me asombras con un verso tan críptico y etéreo como éste. Ya me explicarás qué te pasó y quienes fueron esos buitres. Un abrazo, bardo genial.

Laura Caro dijo...

¡Qué lujo poder leerte!
Delfos siempre se equivoca,
el único destino es el que elgimos.
Un abrazo.

Malena dijo...

Mi querido Jesús: Vuelvo a este mundo de los blogs después de mis exámenes y me encuentro con una presentación de tu blog precioso. Me gusta mucho.

Tú eres el poeta de siempre, aquel a quién admiro y aprecio.

Mil besos y mil rosas.

P.D/ el sábado volveré a publicar pero con Elsa. A esta niña hay que darle un par de azotes por no publicar :(

Paloma Corrales dijo...

Caramba Jesús, tan diferente, tan misterioso y tan precioso.

¿Quién quiere saber futuros teniéndote para leerte?

Besazo doble.

Ps. las gracias por el encuentro a ti que te llevas el curro de organizarlo.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

sí, es un poema distinto y misterioso como te dice paloma... me has recordado el viaje que hice a esas tierras... buen finde

Jesús Arroyo dijo...

Carmen:
Si vas al Oráculo a preguntar, recuerda... ¡dos billetes! Creo que Apolo se equivocará, pero merecerá la pena el viaje.
Un besito gordo.

Ana:
¡Casi me ahogo!
Besos.

Noray:
Seguiré soñando, pero no contaré porque, dicen, que los sueños contados no se cumplen.
Abrazote.

Amelia:
Ufff, respeto y admiración. Eso, Amelia, suena muy fuerte. Acércate en confianza y ¡ya está!
Un beso.

Don Fernando:
Podrái preguntarte si te paso la botellita en Septiembre, pero la respuesta es ¡NO!
No, porque tu poesía es una verdadera escuela.
Podría explicarte que hacía yo en un grupo de buitres, eso sí.
Abrazos.

Laura:
Bueno, a veces, hacemos que se confunda, pero no creas que el Oráculo siempre se confunde.
Besos.

Malena:
Me pones del color de tu vestido. Lo de publicar nuevamente con Elsa me parece de DIEZ. ¿Está de sequía?
Llamenos a la lluvia.
Besitos.

Paloma:
Uy, lo que me has dicho. Pensaba darte dos besazos el 18 de Septiembre, pero hay que sumar otros dos (por lo menos).
Abrazotes gordos.

Cantalapiedra:
¿Apolo estaba? El muy cabrito siempre está de vacaciones.
Besazos.

Sakkarah dijo...

Una buena poesía. Me gusta tu variedad.

Un beso.

Shikilla dijo...

Pues habrá que ir al Monte Parnaso y descubrir ese néctar y las palabras no dichas, todo sea por descubrir los misterios.

Un beso a Delfos, al Oráculo y hasta al aire del Monte Parnaso, pero sobre todo a ti.

Mari Carmen Azcona dijo...

Jesús, tú si que has bebido agua de Castaila...beneficioso para los sueños confesores y para inspirar el genio de la poesía.

¿a dónde fuiste a descansar?
Me engañaste, yo pensé que tu destino era el Mediterráneo y, por lo que veo, recabaste en el Egeo.

Que los dioses olímpicos te guíen y acompañen.

Besos y abrazos.

Terly dijo...

Cuántas veces he soñado que bebía de esa fuente, sólo un sueño -me decía- pues al despertar de él, ni musas ni náyades ni lira, sólo nieblas grises.
Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Sakkarah:
Me gusta que te guste.
Besos.

Shikilla:
Merece la pena estar, aunque sea en pensamiento.
Besitos.

M. Carmen:
Me habría gustado ir al Egeo. Vaos, que pensándolo bien... a lo mejor se prepara un viajecito por las Grecias mitológicas.
Un besazo.

Terly:
En Septiembre viviremos algo semejante. Está a la vuelta de la esquina.
Un abrazo.

Lembranza dijo...

Precioso poema, Yo también quiero preguntar a Delfos. Anda que olvidarte de mi para el encuentro estando en casa. Un abrazo desde el otro lado de la calle

Jorge Torres Daudet dijo...

Te veo muy "alucinado" entre musas, fuentes, vapores...y los buitres, sobrevolando el golfo de Corinto.
No me extraña; si vas a rondar a las musas, las musas te devuelven la visita con esta inspiración caudalosa, como fuentes de Castalia.
Muy trabajado y logrado este poema, D. Jesús.
Abrazos
Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Lembranza:
No tengo perdón. Siendo tú una de las primeras personas que se apuntó...
Besitos desde el tres.

Jorge:
Eh! y sin estupefacientes, jeje.
Son "repentes" de esta locura mía.
Un abrazo, caballero.

Sara dijo...

se equivocará eso seguro!porque de este viaje sólo tú puedes dar buena cuenta.
precioso
abrazotes inmensos de Asturias

ROCIO dijo...

Yo quiero beber, porque no lo llevas a Alcalá, unos cantaros anda, ya total que te cuesta, jejejej,

Besos

Rocío

Manuel dijo...

¿Y a ti quien te manda consultar el oráculo?.

Vete a la taberna, pide una botella de retsina y disfruta del olor de los olivos y los cipreses. Esos si que no se equivocan.

Un abrazo.

Emilio Porta dijo...

Como sabes, Jesús, estoy muy sensibilizado con esto de los viajes, los inicio, los detengo, los proyecto, los hago interior y virtualmente, los dejo en "stand by"...pero me da la impresión de que nosotros, de una u otra forma, nos pasamos la vida viajando...La literatura es la forma más sencilla que hay de hacerlo. Sólo necesitas el equipaje de tu interior...y algunas sensaciones. Miras, tomas tus notas, pones acento a alguna cosa que aparece en el horizonte...y llenas la maleta de pensamientos. Incluso, a veces, nos remontamos a la Historia y a la mitología, a cosas que percibimos en el trancurso anterior. Me encanta la variedad de tus proposiciones. Siempre me ha gustado Picasso en pintura...porque era capaz de dominar todos los estilos. Conocía el arte y su práctica, y, además, era un genio.
Sigue, sigue así. Un abrazo.

Port

Jesús Arroyo dijo...

Sara:
Ya sé, ya sé que lo de "precioso" va por mi y no por el poema, jejeje.
Un besote.

Rocio:
No me hagas cargar con cántaros de la fuente, luego se rompen y...
Besos, guapa.

Manuel:
¡Está bien!
Se terminaron los viajes a lugares donde sólo el pensamiento pisa. El próximo poema será de mochila y tienda de campaña.
Un fuerte abrazo.

Emilio:
Es posible que los que nos dedicamos de una u otra forma a esto de las letras escritas (yo soy alumno de primer curso, ya lo sabes) nos marquemos constantes viajes por los mundos infinitos, por tierras y cielos, por realidades y sueños, con la ventaja de no necesitar acudir a taquillas de estaciones. Abrimos la ventana donde vive el escritorio, tomamos tinta, papel y... ¡a viajar!
Un abrazote.
PD. Uy!! lo de viajar... sin taquilla ni sustancias exóticas.

Carmela Rey dijo...

Una gran verdad, los efluvios benefician sueños, y las musas por lo visto te han beneficiado a tí, al crear este hermoso poema.
Un saludo cordial.

Conchi dijo...

Oye Jesús y por donde cae Castalia, km ariba abajo,es que tu poema me ha dejado sedienta, mira que yo aquí bebiendo agua del pisuerga,sin saber que las musas beben agua con denominación de origen, ainssssssss, que atrevida es la ignorancia.
Un abrazo, me ha hecho pensar este poema tuyo

Jesús Arroyo dijo...

Carmela:
Gracias, Estás en tu casa.

Conchi:
Intentaré llevarte un poquito del agua.
Besos, guapa.

Enrique Gracia Trinidad (EGT) dijo...

De lo que más me interesa en lo último que te he leído.
Mas conciso, más sugerente, menos adjetivado. Ese es, a mi modo de ver, un mejor camino, amigo.
Gracias por compartirlo.