martes, 7 de diciembre de 2010

PENÚLTIMO POEMA


Hoy nombras la única mancha culpable del asedio.


No quisiste remediar lo irremediable
y piensa, te lo pido,
en esa oscura cuneta, tierra de rastreo,
desvestida de automóviles y viandantes
donde es posible que se cobije tu cuerpo
entre las hojas secas del pasado invierno.
Donde guantes de látex te vestirán con túnica dorada
para ser abandonados a escasos tres metros.

No habrá sangre porque la herida está dentro
quemando cada vaso, cada poro…
matando cada verso.

En cada palabra amable,
en cada grito desesperado
creyéndome consejo.

Hemos dejado pasar lluvias, soles,
dudas en el tiempo
y ahora niego que aquello fuera remedio.

Ya es tarde, abre tus brazos al viento
y déjate llevar al monte del deseo.
Cabalga entre sus lomas verdes,
habla con el cuervo, vuela con él,
ya no es de mal agüero.
Vive el último aliento
con esa paz
que me has descrito en momentos sinceros.

Estaré aquí, aguardando
el instante de ver cristal opaco en tus ojos abiertos,
en el último suspiro de este calibrado encuentro.
Seré palabra de tumba,
tu lado hermético
.




Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

18 comentarios:

Fernando dijo...

Jasús, amigo, poeta, siempre mirando hacia delante, siguiendo a ese cuervo que no es el de Poe. Sin matar versos, dejándote llevar al monte del deseo otr vez, mil veces más. Las lluvias y los soles seguirán pasando, pero tú estrás firme haciendo lo adecuado. Esto es lo que yo te deseo. Un fuerte abrazo.

Paloma Corrales dijo...

"Hablar con palabras visibles y palpables,
con peso, sabor y olor
como las cosas" Octavio Paz

Arroyo: m'encantao (con la boca llena).

Besazo.

jordim dijo...

mm buen poema, sisi.

Juanjo Almeda dijo...

En cada curva -y demás lugares- nos jugamos un billete al otro lado, con números que salen del bombo de la tierra. Pero siempre quedará un "penúltimo" poema que vivir, hacer, y decir. Éste, me gusta. Abrazos

Jorge Torres Daudet dijo...

Estimado Jesús, una colección de versos muy bellos.
Un abrazo, fuerte.

DAISY dijo...

precioso y estremecedor, me alegra verte de nuevo en activo con el blog, besazos

Anónimo dijo...

"Hemos dejado pasar lluvias, soles, dudas en el tiempo".

"Ya es tarde, abre tus brazos al viento y déjate llevar al monte del deseo".

Preciosos versos, Jesús. Nunca es tarde si la lluvia, el sol y las dudas se van quedando en las sendas del pensamiento e iniciamos nuevos caminos.

Un abrazo.

Mila

Perlita dijo...

Te he leído muchas veces aunque haya comentado pocas. Me gusta tu forma de decir. Se entiende y tiene sensibilidad. Perdona, pero hoy me atrevo, porque aunque no sea nadie para hacerte crítica, me ha gustado este poema.
Saludos, Carmen.

Lembranza dijo...

Ufff!! impresionante Jesús, pero muy cierto, se dejan pasar las cosas y el tiempo que es muy puñetero, no vuelve, y cuando te das cuenta se te ha pasado.
Me quedo con "Hemos dejado pasar lluvias, soles,
dudas en el tiempo
y ahora niego que aquello fuera remedio". Un abrazo desde el otro lado de la calle

Аmanєcєr dijo...

Grandioso poema, y grandioso usted Sr. Poeta!!!

Me ha hecho estremecer un poco, y a la misma vez me ha encantado.
Felicidades!!

Besos!

Anónimo dijo...

Unos bailan con lobos y otros vuelan con cuervos.

¿Habrá algo que tu vigor poético no pueda conseguir?

Un abrazo


Poetapijo

Malena dijo...

Mi querido Jesús: Los poemas son una forma de acariciar, de abrazar, de llamar la atención sobre asuntos importantes que se nos escapan pero en conjunto son los instrumentos que tiene el poeta para acariciarnos el alma.

Mil besos y mil rosas, POETA.

carmen jiménez dijo...

¿Y yo todavía sin llegar a este puerto? Para no gustarte la Navidad, te confieso que tomo este poema tuyo como una preciosa felicitación. Como renovación de lo inevitable, que por tanto no lo es. Casi como catecismo (ya, ya sé que no te gustan los catecismos) pero hay algunos que generan fervor dentro de uno. Como este poema tuyo donde los cuervos ya no son de mal agüero. Cada verso es un poema en sí mismo. Te felicito por ello pedazo de poeta vivo.
Chapó.

Elvira Daudet dijo...

Mi querido Jesús:

Estremecedor poema, que se puede aplicar a todas las victimas, sobre las que han caido tantas lluvias, soles e incomprensión.

No te pongas celoso, a ti te quiero también con tu camisa de cuadros. Besos, cariño. Elvira

Mari Carmen Azkona dijo...

“con esa paz
que me has descrito en momentos sinceros.”

Que tú también la encuentres...

Besos y abrazos.

Paloma Corrales dijo...

Arroyo, lo he vuelto a leer bajo la perspectiva que fue engendrado, y ufff... me voy tragando saliva con un nudo en la garganta.

Otro beso, éste con abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Maga:
¿Ahora que hago, me pongo la blanca, la de cuadros..? Creo que iré en camiseta.
Un besito.

MCarmen:
Y tú y tú.
Un besito, guapa.

Corrales:
Si es que la poesía tiene eso, a cada uno le puede mostrar algo diferente.
Besazos.

impersonem dijo...

Me conmueven tus versos... sumergirse en su profundidad suscita emociones diversas que a veces se cargan de tristeza... el ritmo de tus versos contiene el pulso de la vida enfrentando destinos, andando caminos e intuyendo finales...

Abrazos.