miércoles, 18 de enero de 2012

Dejar el mástil puesto



Quisiera estar al sur
de un norte inexistente,
borrar con tiralíneas
fronteras sin derrumbe,
dejar el mástil puesto
como reloj de sol
ya sin bandera.

Observar al ciudadano
hacerse con sus días.

Quisiera estar al sur
de un cielo sin banderas,
beber del vino tuyo
y darte mi bodega.

Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

19 comentarios:

La Solateras dijo...

Jesusito, la primera estrofa es mundial.

Besitos.

Isolda dijo...

Como dice la Solateras, la primera estrofa es de antología. Me quedo, con tu permiso, con el poema completo. Otra vez no puedo ir a Madrid, hasta el 4 como muy pronto y lo siento de veras. Algún día coincideramos.
Creo que has dejado el mástil muy bien puesto.
Besos desde otro sur.

Esther dijo...

Latidos en tu poema, un mundo de utopía.

Besotes

Escribir es seducir dijo...

TODOS UNIDOS SIN BANDERAS

GENIAL

SALUDOS

Marisa dijo...

El mundo por bandera
sin muros, sin fronteras.

Un abrazo

Fernando dijo...

Querido Jasús: Se te ocurren cosas muy buenas. Yo, modestamente, pondría en tu mástil una bandera blanca, para traer al mundo esa paz que necesitamos y que sirviera de un reclamo de esperanza para los que consideran que ya no pueden solucionare los problemas del mundo. Claro que esto que digo no es poesía, sino una feroz realidad. ¡Änimo poeta! Un fuerte abrazo.

Manuel dijo...

Y a mi que lo que me gusta es eso de la bodega...!

Y, claro, el resto del poema también, mi querido Jesús. Es que cuando te pones, te pones.

Vamos atener que hacer algún libro sobre el tema, que lo está pidiendo a gritos.

Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Ana:
Has dado con la palabra y no quiero decir con esto que mi poema sea bueno, ¡ojo! pero si todos fuésemos del mundo... ¡sería fantástico!
Un besito.

Isolda:
Habrá muchos días y lugares en los que podamos encontrarnos. Este es uno de ellos, pero , sin duda, habrá otros.
Besos.

Esther:
Ya, ya sé que es utopía, pero si todos fuéramos con esa idea...
Un beso.

Escribir:
Genial tu comentario. ¡Todos!
Besos.

Marisa:
Eso es!!!
Besitos.

Fernando:
Esa bandera no sería necesaria si todos estuviéramos "en el mundo". Pero, de momento, voto por ella.
Maestro, un fuerte y cariñoso abrazo.

Doc:
Ya sabes que antes tienes que darme el vino... Si empezamos así... nos llega la mundial.
Con el libro nos ponemos cuando quieras, incluso, fíjate que podría ser un libro de "los siete magníficos".
Abrazos.

Nines Díaz dijo...

Suscribo esa primera estrofa, Jesús.

Un abrazo.

Sara dijo...

Allá donde voy dejo el mástil puesto...y clavo el ancla y aspiro lo mejor de cada puerto jejejeje.
Me alegro que todo vaya bien, despacio...pero bien.
Mi abrazotedecisivo lleno de afecto y de Asturias.

Lucía dijo...

¡Qué bello sería el mundo si no fuera una utopía!

Camina tu poesía, mi querido caminante de versos, cada vez más firme y más segura y me gusta mucho, mucho verlo.

Besazos mil, chico guapo.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

cuando uno se aleja de la orilla, la echa de menos y al volver la valora más... un beso grande

Rosa dijo...

Que buen verso de comienzo corazón para un deseo tan extendido y sin embargo casi imposible...

Buen mensaje y forma.

Un besito

Laura Caro dijo...

Me uno a tu utopía de un mundo sin fronteras, a pesar de lo difícil que es quitar las fronteras entre países si seguimos empeñados en mantener las nuestras individuales y propias...

Coincido con mi compi: En esa bodega que ofreces va toda la generosidad que te caracteriza.

Un abrazo grandote.

SANTIAGO LIBERAL dijo...

Nuevo email

LimCo-21 dijo...

Nines:
Gracias, "VECINA".
Un beso.

Sara:
Vamos por el camino.
Besos.

Lucía:
A mi me gusta que te guste.
Besos mil.

Cantalapiedra:
La vida es así, un cruce constante de orillas.
Un besito.

Rosa:
Tendremos que insistir para que sea realidad.
Besazos.

Laura:
Barramos nuestra casa antes, tienes razón. ¡Culpables!
Besazos.

Santiago:
Visto, gracias.
Abrazos.

enletrasarte(Omar) dijo...

un deseo hecho poesía, muy bueno
saludos

Jesús Arroyo dijo...

Omar, gracias por tu compañía.

Anónimo dijo...

En dos palabras im-presionante. Pero viniendo de tí no me extraña. Es realmente precioso y me quedo corta. Gracias por alegrarnos todos tús sentidos con tus versos.
Pilar Ana