domingo, 20 de mayo de 2012

Brillando en la pregunta



No tuvo tinta suficiente
para firmar la carta derrotada.
La dejó sobre la mesa de los panes
con la esperanza de que una mano joven,
femenina,
sangrara la relación con su existencia.

Un agujero punteó de negro la pared
y brotó el rojo manantial
de una vida ya pasada.

Lo que ayer fue latido,
hoy es lágrima brillando en la pregunta.



Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

10 comentarios:

La Solateras dijo...

Buenos días, Jesusito. Veo que has madrugado, a pesar de todo. Y te has levantado inspirado.

Besos

Laura Caro dijo...

Mientras haya preguntas,con lágrimas o sin ellas, hay vida...
Un abrazo grande, madrugador.

Isolda dijo...

Vaya imáagnes, Jesús! Precioso y tiste.
Besos para tus versos.

Mª Ángeles Cantalapiedra dijo...

debe ser la lluvia que os ha dado a unos cuantos bucear bajo la idea de una lágrima... precioso, Jesús

Esther dijo...

Un buen pálpito, siempre perdura, tiempo al tiempo, seguro, habrá sonrisa.
Besote de esquimal con toque de naríz incorporado.

Mila Aumente dijo...

Querido Jesús, la lágrima se convertirá en sonrisa, estoy segura de ello. Sólo es cuestión de tiempo. Alguien con un corazón como el tuyo, capaz de dictar versos tan bellos, no se merece llorar.

Un besito.

CARMEN dijo...

La última estrofa es un auténtico trallazo...

Bello e impactante, Jesús. Gracias.

Abrazos.

kynikos dijo...

llevo tiempo
pensando en el paisaje del poema,
releyendo.
y cada vez, una pregunta diferente
pero la misma lágrima
que se cae
sobre la que brilla en la pregunta.

un saludo, sincero.

Manuel dijo...

Sigues en racha, grandullón!.

Las derrotas siempre escuecen, aunque tengan forma de carta. Menos mal que hay futuro para quienes, como tú, viven la vida hacia la calle.

Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Ana:
Se hace lo que se puede.
Besitos.

Laura:
Al menos se piensa.
Un besito.

Isolda:
Gracias. Sentimiento.
BEsos.

Cantalapiedra:
Es posible ir en paralelo a los días.
Besitos.

Esther:
LAaaaaaaarrrrrrrrgo se me está haciendo.
Besitos.

Mila:
Gracias por tus letras.
Un besito.

Carmen:
Gracias a ti, siempre.
BEsos.

Kynicos:
Eso demuestra, una vez más, que la poesía siempre vive.
Abrazos

Doc:
Una canción decía... "somos perros callejeros..."
Abrazos, sioux.