domingo, 27 de mayo de 2012

Ella



Siempre con la mano dentro del fuego
aunque la hoguera no tenga llama
o el rescoldo respire su último aliento.

Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

6 comentarios:

DAISY dijo...

ayy que aún no te he dado la enhorabuena por ese gran segundo libro. Un besoo muy grande con cariñoo

Oréadas dijo...

El que nace llama, chisporrotea en la hojarasca..
Un saludo Jesús :)

Manuel dijo...

Casi se me pasa este poema Jesús. Conciso e intenso, como debe ser

Esther dijo...

Aunque yo le puedo dar dos lecturas, tengo entendido que el que juega con fuego se puede quemar, esperemos no necesitar bomberos.
Escueto y profundo. Besote.

Jesús Arroyo dijo...

Daisy:
Gracias. No tiene importancia.
Besos mil.

Oréadas:
Magnífica cita.
Saludos.

Manuel:
Dosis pequeña.
Abrazote.

Esther:
Abuelita, abuelita, cogeme el dedito que se me quema el culito....
Besitos.

kynikos dijo...

aunque me queme, y precisamente.
aunque no arda... pero siempre.

una imagen bellísima.
saludos, sinceros.