domingo, 3 de junio de 2012

Siempre luz




















Existe, porque así se ha creado,
un punto de unión entre ambas almas
y no sólo es cuestión de genes.
Lazos, formas, estados mandan.
Amor que se abre con la mañana
y nunca se cierra,
por mucho que la noche, con su penumbra,
apague las luces del sentimiento.

No es posible, no lo es,
y lo repito con un eco acompasado
para que no se nos olvide;
martillo y clavo trabajando
sin que ninguno de los dos seamos el utensilio
ni la fuerza. 

Parir
o crear para parir,
sembrar en las profundidades vivas,
hacer que germine la semilla
y crezca con el punto inflexible del futuro,
tarea que siempre corresponde.

Pido perdón si con la hoz involuntaria
has sentido partirse el tallo,
pero la raíz  es lo que importa,
la seguimos teniendo tan profunda
que el dolor no se nos olvida. 

Dejemos de regarnos con agua salada
y demos espacio a la luz
para que alimente abrazados ambos crecimientos.

Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

7 comentarios:

Isolda dijo...

Se me ilumina la cara solo con leerlo. Algo tendrá, Jesús.
Precioso. Ya sabes, besos para tus versos.

Manuel dijo...

Lo mejor de cuando escribes con tu sinceridad apabullante, es que dejas tu humanidad desparramada en la pantalla del ordenador.

Y este es uno de los casos.

Juanjo Almeda dijo...

Ahí queda eso, Jesús...
Bonito poema.

Ya queda menos para la Libertad.
Abrazos

Rosa dijo...

Que bien escribes cuando cuando el sentimiento en estado puro, inunda tus manos al teclear cada verso.

La luz, ese elemento que siempre nos lleva a la esperanza, cumple su misión de nuevo este pedazo poema que me encanta.

Un abrazo mi niño

Esther dijo...

El sentimiento de tu poema deja un sincero camino abierto para un paisaje que aun quemado por lenguas de fuego, "respete" al cepellón arraigado.

Regando con agua dulce, la luz hará el resto. Siempre florece.

Besotes para tí y tu semilla.

Marisa dijo...

Que nunca nos falte
la luz que ilumine
nuestro horizonte
y mantenga la esperanza.

Un gran poema Jesús.

Besos

Jesús Arroyo dijo...

Isolda:
Besos por tu visita.

Manuel:
Vengaaaaaaa.

Juanjo:
NO queda nada, pero recuerda que esa semana estaré por tus tierras.

Rosa:
Abracito acompañado de beso.

Esther:
Esperemos.

Marisa:
Que nunca nos falte.