viernes, 15 de junio de 2012

Maléfica intención



Me preguntan las noches por mañana
y temo responder
a tanta maléfica intención. 


Presiento que llegará la luz
como destino,
pero mientras tanto
prefiero dormirme sin sentidos
que ofrezcan la respuesta.
Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

10 comentarios:

kynikos dijo...

ay del miedo a las ramas bajas del bosque.
saludos.

Alondra dijo...

¿Cómo lograr que no contagie la tristeza?...
Saludos afectuosos

Lapislazuli dijo...

Evitar la tristeza
Un abrazo

RAMÓN dijo...

Cuando la respuesta no es luz sino incertidumbre... Y la ignorancia un refugio...

Manuel dijo...

O lo que es lo mismo: que cada día traiga su ansiedad.

Aunque, en este caso, me ercuerda más a lo que decía el "Yayo Carlos":

- Que disgusto me voy a dar mañana...!

Y una muy buena manera de contarlo. felicidades, grandullón.

Mila Aumente dijo...

Totalmente de acuerdo. Mañana, ¡Dios dirá!

Muy bueno, Jesús.

Un beso.

Mari Carmen Azkona dijo...

¿Para qué inquietarnos por el mañana, si el mañana llegará con sus propias inquietudes? Difícil de conseguir, pero es una buena filosofía. Hay veces que ponemos la venda antes de que se produzca la herida.

Corto, pero intenso, Jesús, una buena reflexión.

Besos y un fuerte abrazo

Omar de enletrasarte y masletrasarte dijo...

melancolía expresada
saludos

Ricardo Mena dijo...

Me gusta la nocturnidad solitaria y solipsista de este poema.

Algo suena aquí a ese poema de Cernuda donde se realiza el mismo ejercicio de autoconocimiento:

"En soledad. No se siente
el mundo, que un muro sella;
la lámpara abre su huella
sobre el diván indolente.
Acogida está la frente
al regazo del hastío.
¿Qué ausencia, qué desvarío
a la belleza hizo ajena?
Tu juventud nula, en pena
el blanco papel vacío."

LimCo-21 dijo...

Kynikos:
A los árboles completos...
Saludos.

Alondra:
Con una sonrisa.
Saludos.

Lapislazuli:
Sonrisa.
Abrazo

Ramón:
Afortunadamente con puerta de salida.
Abrazo.

Manuel:
Los yayos, casi siempre, tienen razón. He dicho casi siempre.
Abrazotes.

Mila:
UN placer que me digas esto.
Besitos.

M. Carmen:
Tenemos esa "jodía" costumbre...
Besazos.

Omar:
Cierto.
Saludos.

Ricardo:
Un placer conocerte.
Abrazos.