domingo, 9 de septiembre de 2012

Te mecí con la mirada


Entre los gritos feroces de la vida
cuando parecen muerte,

te vi llegar del viaje.
 

Llantos repentinos en manos de un desconocido,
lluvia de sangre, parto en sus manos
y en el sentimiento de la sala
alegría rotunda, 
                                   extraordinaria.
 

Rompí el sendero caminado
para aventurarme a pasos interrogantes
                                                                           y, sin escuela,
caminamos todos al mismo ritmo,
                                                             o eso creí.
 

Te mecí con la mirada,
sonrisa, lágrima y sonrisa,
con manos escondidas en los bolsillos.
Es verdad que te faltó la caricia
por costumbre,
el guiño de la tarde.
 

Me he preguntado en estos meses
qué hice mal
y la respuesta me castiga noche a noche;
                                                                       tal vez todo.


Jesús Arroyo
copyright Jesús Arroyo ©

13 comentarios:

La Solateras dijo...

Yo eso me lo pregunto todos los días y a todas horas, Jesusito. Y la respuesta es demoledora. Llegamos al oficio más difícil sin cursillo previo, sin aprendizaje, sin manual de instrucciones, aprendemos a golpe de intuición, tan sólo pertrechados de cariño y buena voluntad.

Muy buen poema, duro y cierto.

Besos

Jesús Arroyo dijo...

Blasita:
El pasado, ese pasado que escribes tan bien, ese cabrón que señala con el dedo, es... eso, pasado.
Ahora hay que estar en el presente. ESTAR, vivirlo es otra cosa, pero... tendremos (tenemos)que contarlo, es nuestra obligación como escribidores de verso.
Besazos enormes, guapa.

Oriana Lady Strange dijo...

Profundo y doloroso.
El presente siempre nos pasa factura del pasado.
Cariños.....

Esther dijo...

Nada es tan malo ni tan bueno, tan solo está y forma parte de la vida, por eso hay que disfrutar lo positivo mientras nos toca.
Besote sentimentaloide.

María García Zambrano dijo...

Qué duro compañero, estremece, sacude esa pregunta, y esos versos te dejan el poso de los interrogantes. Un poema de la vida más vida. Besos

La Solateras dijo...

Jesusito, tengo muchas ganas de darte un abrazo de oso.

Luis Miguel Rodrigo González dijo...

Seguro que alguna cosa no habrás hecho tan mal. Aunque la pérdida siempre busca la culpa para poder agarrarse a algo.

Un abrazo

Sara dijo...

Preciosaaaaaaaaaaaaaaa, Jesús, siendo extraordinario toda tu obra, este poema d elo mejor que has escrito, de lo mejor.... a los del oficio de padres sin preparación previa ( es decir, todos) nos llega muy adentro, lo entendemos y compartimos al milímetro de cada letra, de cada golpe de corazón, d ecada latido de tu pluma.
Abrazotedecisivo

Amando Carabias María dijo...

El verdadero problema, a mi modo de ver, es que no puede haber cursillo previo, ni carrera, ni siquiera un mal esquema, porque ésta universidad es caprichosa y a cada uno nos sorprende con un nuevo programa, con una nueva asignatura, con una situación rara o distinta. Yo qué sé.
El caso es que el poema me ha encantado, a pesar de esa dureza que se transparenta.
Por si acaso, mejor no miremos mucho por el retrovisor.

Oréadas dijo...

La dificil asignatura en la que pocos creemos aprobar, y sin embargo el amor cuan grande es...
Un besito Jesús

carmen jiménez dijo...

No creo en el todo ni en la nada, sólo en ese vaivén de sonrisa, lágrima, sonrisa...Lágrima.
Un abrazo.

LimCo-21 dijo...

Oriana.
Gracias por comentar.

Esther:
Ya, ya...
Besos.

María:
Así es, buena amiga.
Besitos.

Blasita:
Abrazo que será correspondido.
Besos.

Luismi:
"Culpa"; mira que la palabrita se las trae...

Sara:
Es el oficio más complicado y todos, absolutamente todos, llegamos sin título.
Besazos, presentadora.

Amando:
Tantas asignaturas y tan desconocidas, que en alguna suspendemos.
Abrazos fuertes.

Oreadas:
Eso sí, ves, pero el amor llega con nosotros, aunque hay algunos...
Beso.

Carmencita:
Filosófica estás, coñe.
Besazo. Nos vemos en unos días.

kynikos dijo...

escalofríos...
esa conciencia que muerde y remuerde
hasta lo más sensible.
salud.