martes, 8 de enero de 2008

¡ MUERTA !


Muerta está hoy mi respuesta
¡muerta!
dominada por los días infinitos,
intransigentes puñales excesivos
de un acero por herrumbre carcomido.

Muerta está hoy mi compañía
¡muerta!
naufragada por las olas del olvido,
con un velo de tinieblas enlutadas,
de los puertos sosegados alejada.

Muerta está hoy mi sonrisa
¡muerta!
sin la curva de mi cara superlativa,
cubierta desde lágrima excomulgada
por un clero de insultos acechantes.

Muerta está hoy mi lozanía
¡muerta!
sin la vida de mi vida contundente,
sin hermosas melodías del demente,
rodeadas por barreras fallecidas.
.
= = =
.
Chechu Arroyo
copyright Chechu Arroyo ©

8 comentarios:

Maribel Sánchez dijo...

Aún así, mañana
resurgiré de entre mis cenizas.
No llevaré a vera
ni respuestas, compañía o sonrisa
no acercaré a tus labios
mi lozanía.
Hoy entendí que existe otra vida.


Chechu, me he atrevido a dejarte estas letras ya que tu poema me ha recordado algo que escribí hace tiempo y cuya continuidad sería más o menos lo que te he dejado aquí, tal vez tu has querido decir otra cosa a la que yo he interpretado, pero es la mágia de la posía, ante los ojos de cada uno puede dar diferentes significados.

Besos y perdon por la osadía.

María Narro dijo...

...dormida ¿vale? ;)

un besazo.

Manuela dijo...

a veces, la muerte es necesaria para la vida

Sandra Garrido dijo...

A veces la poesía requiere estas mutilaciones del ser, para darle énfasis, y esta vez tu yo poético se escucga contundente.

Un abraz

Caminarsingluten dijo...

Hablar de la muerte a mucha gente no le gusta, pero en realidad es algo que todos tenemos que asumir.

Lo cierto es que tú la has tratado como siempre haces con un camino de tinta bien trazado y que llega muy a dentro de nosotros.

Por cierto, nosotros si que aprendemos contigo

Chechu Arroyo dijo...

Maribel:
Nada de osadía y nada que perdonar. La poesía es sentimiento y por tanto puede dar las vueltas que nuestra alma indique.
Gracias guapa.

María:
A veces me pregunto si dormir no es morir durante unas horas... aunque no dormir sería morir del todo.

Manuela:
La muerte es el remedio de todos los males; pero no debemos echa mano de éste hasta última hora (Molière).

Sandra:
Cuando hay convencimiento hay contundencia. Despues, posiblemente, te creas lo contrario y vuelvas a tratar con la misma contundencia lo nuevo.

Familia:
Así es ¿qué es lo último en la vida? habrá que tratarla como la realidad que es.
Besos.

-- Gracias a todos --

Miguel Schweiz dijo...

Tanto tu poesía tan desgarradora, mucho... y lo que has dicho por aquí, me han hecho pensar Chechu, como una lamparita que hace ckick, en ese morir-dormir. Si morimos instantes en el dormir y mientras lo hacemos es imprescindible soñar quizás al morir seguimos soñando...
Un fuerte abrazo

Chechu Arroyo dijo...

MIguel:
Solo GRACIAS pero con todo su significado.