miércoles, 2 de enero de 2008

OSCAR


Sentado,
con la mirada perdida
indicando el infinito.
Su codo, delgado,
apoyado junto al fogón.
No sonríe,
solo una pequeña mueca,
forzado gesto,
aparece en momentos alejados
y una lágrima transparente, lenta,
se derrama por su ennegrecido pómulo.
Su mano temblorosa
agarra ese inseparable vaso de vino barato,
sin beber, siente su consuelo.

Olvidadas noches de sereno,
paseos bajo faroles de un Madrid tranquilo.
de su calle Torrijos.
Un grito,
la llamada le hacía despertar su vida
¡sereno!
acompañado de palmadas insolentes.
¡Ya va! contestaba.
Ese fue su grito de presencia
¡ya va!
y el repiqueteo de un manojo de llaves
dando sonido a su noche.
= = =
Chechu Arroyo
copyright Chechu Arroyo ©

7 comentarios:

Miguel Schweiz dijo...

Chechu, con tanta fiesta y cosas por hacer, me había retrasado bastante; al fin pude leerte y estar al tanto de todo lo que has escrito.
Me he quedado muy sorprendido con la fibromialgia, todo lo que queda por delante para investigar y voy a seguirte con sumo interés y en caso de que tenga novedades al respecto te aviso.
Ya el 2008 ha arrancado, ya estamos con ese símbolo de cada año del recomenzar; eso te deseo que cada comienzo supere todo lo anterior, siempre a mejor.
Un fuerte abrazo

Shikilla dijo...

Me has hecho volver a una infancia tranquila y feliz, recordar las palmadas de mi padre llamando al sereno, y el buenas noches con un acento gallego, del sereno que tan bien conocía y reconocía a los vecinos.

Mi deseo de que empieces el año pleno del mayor tesoro que tenemos, la salud, porque lo demás se persigue mejor cuando estamos como manzanas, así que lo dicho y nos seguimos leyendo! (yo aún estoy de vacaciones por los madriles).

Besos

Caminarsingluten dijo...

¡Hola Chechu!, siempre es un placer el visitar tu blog, el leer tus poesías. En este caso, como te ha dicho Shikilla, nos has recordado la infancia, a un vecino asturiano que era sereno, y asas noches con el sonido del chuzo y las llaves... gracias por traernos estos recuerdos.

Ahora que hemos comenzado el nuevo año, te desamos que cada día sea un día feliz para todos vosotros.

Besotes,

Ana, Víctor y Vanesa.

Chechu Arroyo dijo...

Miguel:
Gracias por tu interés. Las cosas se presentan como quieren presentarse pero lo que nunca pueden faltar son los ánimos para salir.
Te deseo felicidad y mucha salud.

Shiki:
Gallegos y asturianos. Creo que es una figura que debería seguir existiendo porque ahora ya puedes dar palmadas o silbar o... claro que está el móvil. La diferencia es que el sereno, al menor ruido, se presentaba, ahora dales ruido a los municipales y espera sentado.
Salud tambien para los tuyos.

Familia:
Ya no sois "pareja", hay que incluir a Vanesa. Asturiano y seguro que de Cangas del Narcea porque la mayoría eran de aquella zona.
Felicidad y salud sobre todo.

Miguel Schweiz dijo...

Así es amigo, hace un rato comentando dije que la salud hay que currársela. Y para ello hay que investigar mucho, hacer todo lo que se requiere; la actitud hacia ella, el coraje y el enfrentarse son elementos importantes, pero creo que dentro de todo eso está el conocer, cuanto más se sabe más armas tienes para combatirla.
Cuenta conmigo para lo que necesites; si somos más, más podemos encontrar.
Un fuerte abrazo.

Maribel Sánchez dijo...

Hola Chechu!! feliz 2008, paso un poco de prisa y corriendo en este comentario ya que quiero sumergirme en todo lo que has ido dejando durante mi ausencia.

Besos

Caminarsingluten dijo...

Si Chechu, seguramente nuestro sereno amigo era de la bonita población de Cangas del Narcea, es más en su vivienda ahora viven unos amigos de esa población.

Recibe un sentido abrazo.